Los países llamados a dominar el tenis en la próxima década

Analizamos cuáles son las naciones que cuentan con tenistas de mayor proyección, tanto en el circuito masculino como femenino.

Aliassime, Shapovalov, dominadores del futuro. Foto:gettyimages
Aliassime, Shapovalov, dominadores del futuro. Foto:gettyimages

El tenis se ha globalizado y cada vez son más los países que se incorporan a la élite del deporte rey de la raqueta con algún jugador. La movilidad imperante en un mundo donde las distancias relativas se han reducido al mínimo permite la exportación de talento a grandes academias de ámbito internacional que aglutinan a lo mejor de lo mejor. Además, las Federaciones de países con poca tradición tenística ven en la renovación de la ITF y la Copa Davis una oportunidad para tener más ingresos y revertirlos en la formación de base. El ATP Challenger Tour se expande a lugares insospechados y las hazañas del Big3 llegan a personas y rincones del planeta en los que el tenis no había tenido la relevancia actual.

A pesar de ello, existen escuelas nacionales que se erigen en auténticas factorías de profesionales de este deporte. República Checa, Ucrania y Rusia han ido puliendo y perfeccionando su tradicional método, España aprovecha el tirón de Nadal para invertir en tenis de base, Italia apuesta por las nuevas tecnologías para forjar nuevos talentos y Canadá invierte en una formación integral y de calidad. Las cuatro grandes Federaciones, organizadoras de Grand Slam, se ven en la obligación de renovarse e invertir para no perder terreno. Analizamos qué países están llamados a dominar el tenis en la próxima década.

Rusia

El Kremlin renace de sus cenizas y ve cómo su poder vuelve a germinar, aunque esos brotes se ven oscurecidos por la sentencia de dopaje de Estado. El tenis no se ha visto afectado y da la sensación de que figuras como Daniil Medvedev, Karen Khachanov, Andrey Rublev, Daria Kasatkina, Anna Blinkova y Anastasia Potapova se erigen en los líderes de una revolución que promete emociones fuertes en los próximos años.

Canadá

Otro país septentrional que eleva sus prestaciones. La importación de talentos de inmigrantes de segunda generación y una formación de gran calidad y estrechamente vinculada a Estados Unidos, han hecho que Milos Raonic y Vasek Pospisil se hayan visto secundados por una oleada de grandes talentos. Filip Peliwo prometía mucho con sus triunfos en categoría junior, pero han sido Denis Shapovalov, Félix Auger-Aliassime y Bianca Andreescu quienes están situando a Canadá en la primera plana. Por detrás, llega Leylah Annie Fernández, tenista de gran potencial a sus 17 años.

Ucrania

El poderío del país europeo se centra en el circuito WTA. El buen hacer de Elina Svitolina se ve secundado por una oleada de jugadores con gran potencial como son Dayana Yastremska, Marta Kostyuk, Daria Snigur y Daria Lopatetskaya. Todas están cortadas por el mismo patrón: la búsqueda inexorable del golpe ganador y una potencia física espectacular.

Dinamarca

Puede sorprender la inclusión del país europeo en esta lista, pero el hecho de que aún no se hayan hecho notar en la élite no debe esconder la pléyade de tenistas con gran talento que atesoran. Clara Tauson y Holger Vitus Rune han asombrado esta temporada en categoría junior, mientras que Mikael Torpegaard se ha fogueado en el tenis universitario estadounidense y está dando señales de tener opciones de hacer cosas importantes.

España

La sombra de Nadal y compañía será alargada, pero el pesimismo reinante en el país ibérico no está justificado. Jaume Munar, Alejandro Davidovich, Nicola Kuhn y Carlos Alcaraz pueden infiltrarse entre los mejores en los próximos años. Pablo Llamas, Carlos Gimeno y Daniel Rincón están consiguiendo grandes cosas en categorías inferiores también. y mantener una dilatada presencia española en la élite, mientras que en el circuito WTA Paula Badosa se postula a ser una tenista que desarrolle una gran carrera. Habrá que estar atentos a Aliona Bolsova y Rebeka Masarova, mientras que Estela Somarriba, flamante campeona de NCAA, presenta condiciones más que de sobra para destacar.

Italia

Cada mes del calendario hay más de uno y de dos torneos del ATP Challenger Tour que se desarrollan en el país mediterráneo. Es solo una de las grandes apuestas que ha hecho una Federación generosa en el esfuerzo económico e innovadora a la hora de apostar por mecanismos de última tecnología y técnicos de prestigio internacional como Craig O´Shannesy. La eclosión de Matteo Berrettini no es una casualidad y Jannik Sinner promete emociones fuertes. El panorama es algo más desalentador en el circuito WTA, donde solo Elisabetta Cocciaretto parece poder rememorar los grandes tiempos pasados recientemente.

El porqué del éxito del tenis masculino en Italia

El porqué del éxito del tenis masculino en Italia

Emisión de tenis en abierto, incremento brutal de torneos Futures y Challengers, mejoras en el sistema formativo... La Federación Italiana apostó por el tenis.

Seguir leyendo

República Checa

Han instaurado un auténtico imperio en el tenis femenino desde hace años y parecen tener capacidad de prolongarlo con nombres como Marketa Vondrousova, Karolina Muchova o Marie Bouzkova. La retirada de Berdych y Stepanek amenazaba con un período de oscuridad en el tenis masculino, pero Jonas Forejtek, campeón junior del US Open este año, ilusiona sobremanera en el pequeño país europeo, repleto de tradición tenística.

Corea del Sur

Asia debe incorporarse tarde o temprano y a pesar del potencial demográfico de China y la capacidad para inspirar que puede tener Nishikori en Japón, la mayor densidad de talentos que ya asoman aparece en el entorno de Seúl. Hyeon Chung es un jugador de enorme talento al que solo las lesiones podrían parar, y se ve secundado por SoonWoo Kwon y Duckhee Lee. Muy atentos a lo que puede venir de este país a corto-medio plazo.

Australia

El poderío que otorga organizar un Grand Slam permite que TennisAustralia revierta los beneficios en la forja de nuevos talentos. A la eclosión de Álex de Miñaur y Ashleigh Barty deberían seguirle una subida de nivel general de jugadores como Alexei Popyrin, Akira Santillan, Destanee Aiava, Priscilla Hon o Kimberly Birrell.

Reino Unido

Ojito a cómo se está trabajando desde la LTA para dar continuidad a los éxitos de Murray y seguir diversificando, con más tenistas del nivel de Evans, Edmund o Konta. En la vertiente femenina la esperanza a largo plazo es Emma Raducanu, que a sus 17 años ha dado señales de tener un gran potencial. Pero es entre los hombres donde se ve más brotes verdes, de la mano de Jack Draper y Paul Jubb, grandes esperanzas de futuro.

Estados Unidos

Infinitos torneos, los mejores entrenadores, instalaciones modernas, acceso a tecnología punta y una cantidad de jugadores impresionante. Son los ingredientes que sazonan el éxito de un país que sigue sacando talentos de la NCAA y en el que la USTA va incorporando nuevos métodos para situar a alguien en la cima. Cori Gauff, Amanda Anisimova, Sofia Kenin, Whitney Osuigwe o Catherine McNally aseguran numerosas alegrías en el circuito WTA, mientras que entre los varones Taylor Fritz, Frances Tiafoe, Reilly Opelka, Michael Mmoh y Tommy Paul tienen margen de mejora y capacidad para afrontarlo. Sebastian Korda y Brandon Nakashima ya asoman la cabeza como talentos emergentes.

¿Quién es la gran superpotencia de los últimos años que tiene un panorama de futuro más desalentador? Sin duda alguna, Francia. La ausencia de campeones en Roland Garros no debe esconder la fantástica generación de tenistas que han ganado Copa Davis y Fed Cup, han hecho que Francia sea el país con más top-100 en el mundo y han favorecido la inclusión de muchos jugadores entre los 20 mejores del mundo. El relevo generacional parece recaer en Ugo Humbert y Corentin Moutet, entre los hombres, y en Diane Parry y Fiona Ferro en el circuito femenino. ¿Y tú? ¿Qué país consideras que tiene mayor potencial de futuro? ¿Echas en falta alguno en la lista?

LA APUESTA del día

Comentarios recientes