Andy Murray se queda sin Open de Australia

El británico anuncia que no llegará a tiempo al primer Grand Slam de la temporada debido a la lesión de pelvis que arrastra desde hace un mes.

Andy Murray, desolado tras anunciar su lesión. Fuente: Getty
Andy Murray, desolado tras anunciar su lesión. Fuente: Getty

Una noticia de impacto que nos vuelve a situar en la dura realidad por la que está pasando Andy Murray en estos últimos años. Parecía que lo peor ya lo había dejado atrás, incluso le vimos ganar el título en Amberes hace unos meses como muestra de ello, pero las lesiones a veces aguardan en el momento que más dolor causan. Justo ahora, a las puertas del inicio de la temporada 2020, una lesión en la pelvis apartará al escocés de la ATP Cup y del Open de Australia. “He trabajado muy duro para alcanzar una situación en la que pueda volver a jugar al más alto nivel, ahora mismo estoy destrozado por anunciar que no podré disputar el Open de Australia del próximo mes de enero”, anunció el ex número 1 del mundo hace unas horas.

Los contratiempos venían ya desde la pasada Copa Davis, donde un problema en la ingle le impidió salir a pista en las dos últimas eliminatorias que disputó Gran Bretaña. Semanas después, la misma lesión le obligó a cancelar su pretemporada en Miami, un aviso de lo que sucedería días después. Hoy, ya con la garantía de que no llegará a tiempo a ningún torneo del mes de enero, Murray vuelve a quedar atrapado entre el querer y el no poder. Quizá duele más tratándose de Australia, lugar donde el británico anunció su retirada hace justo un año y donde esta vez le tenían preparado un gran recibimiento tras haber superado esa barrera.

“Después de competir el Open de Australia del año pasado, un momento donde no sabía si sería capaz de volver a jugar a este deporte, me sentí realmente emocionado por volver a Melbourne y dar de nuevo lo mejor de mí. Eso hace que esta noticia sea todavía más decepcionante”, apunta el campeón de tres Grand Slams. “Desgraciadamente, tuve un revés reciente con la lesión, así que ahora como medida de precaución necesito resolverlo con garantías antes de dar el paso y volver a meterme en la pista”, añade el de Dunblane, afectado sensiblemente por no haber cumplido los plazos de su vuelta.

Tras esta ausencia, el menor de los hermanos Murray se perderá por segunda vez en su carrera el major australiano (2018, 2020), un evento en el que llegó a disputar cinco finales y, sin embargo, nunca consiguió levantar el trofeo de campeón. Si damos otro pasito hacia atrás y vemos la noticia con perspectiva, los datos nos dicen que Andy ha disputado solamente dos de los últimos diez Grand Slams (US Open 2018 y Open de Australia 2019), causando baja por lesión en los otros ocho. En los dos que sí disputó, por cierto, firmó una segunda ronda en Nueva York y una primera ronda en Melbourne. Números que no hacen justicia con una leyenda de su nivel.

Craig Tiley, director del Open de Australia, expresó también su dolor al no poder contar con Murray en el torneo que se llevará a cabo del 20 de enero al 3 de febrero de 2020.“Sé lo emocionado que estaba Andy por volver a competir en Australia este mes de enero, ahora también sé lo decepcionado que está por ver que no llegará a tiempo a este 2020. Su último partido aquí fue una montaña rusa a cinco sets que ninguno de los presentes olvidaremos. Su determinación y su voluntad quedaron patentes en aquella exhibición para que todo el mundo lo viera, el espíritu de lucha que le ha llevado a regresar de una lesión que podría haber terminado con su carrera. Le vamos a extrañar mucho en enero, así que le deseamos lo mejor para su recuperación y esperemos verle nuevamente en la cancha muy pronto”, concluyó.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes