Italia quiere dominar el futuro del tenis

El país transalpino se postula como una de las fuerzas dominantes con tenistas 'top', estructura de torneos y poderes fácticos en la ATP.

Fabio Fognini, uno de los artífices del éxito italiano en 2019. Foto: Getty
Fabio Fognini, uno de los artífices del éxito italiano en 2019. Foto: Getty

La preeminencia y dominio férreo de Estados Unidos y en general, del mundo anglosajón en el tenis masculino empieza claramente a perder fuelle. Es una tendencia más que evidente y palpable el hecho de que un país europeo y latino como es Italia, está comenzando a tomar las riendas del circuito ATP. Varios factores apuntan a ello. Lo que ya es una realidad acabará paulatinamente por tornarse en un dominio indiscutible. Analizamos cómo se está materializando este cambio de poder y esta tremenda presencia transalpina la vertiente masculina del deporte de la raqueta.

Factor institucional

Arrancamos el análisis por el aspecto más gris, más frío y menos vistoso de esta realidad, pero no por ello menos importante. De hecho, podría incluso el más importante. Empezando por la desginación del ex tenista Andrea Gaudenzi como nuevo presidente de la ATP, sustituyendo de esta manera al británico Chris Kermode. Se rompe una larga recua de dirigentes anglosajones, británicos y estadounidenses, que habían manejado bajo ese prisma precisamente anglosajón la Asociación de Tenistas Profesionales. Al nombramiento ahora de Gaudenzi, se le suma el de Massimo Calvelli, quien ostentará el cargo de director general de la ATP. Calvelli tiene en su currículum el haber formado parte de las altas esferas de la multinacional Nike que como bien se sabe posee contratos con algunas de las mejores raquetas de mundo del tenis.

Factor torneos

La siguiente gran pieza de este nuevo engranaje que está cimentando Italia es la relacionada con la estructura de torneos que posee. Es cierto que no consta de un Grand Slam en su calendario y solo un torneo Masters 1000, como el de Roma. Ningún 500 y ningún 250 desde hace bastante tiempo. Hace mucho que perdieron las plazas de Palermo en tierra y la de Milán en dura bajo techo (allí donde Federer ganó su primer título profesional).

Sin embargo, Italia ha ido ganando mucha presencia en el calendario a través de la que podríamos llamar segunda división del tenis masculino, los torneos Challenger. A día de hoy, solo Estados Unidos presenta más eventos en este nivel con 24. Italia le sigue de cerca con, ni más ni menos, que 18 Challengers. Algo que desde hace tiempo llama la atención dada la diferencia respecto a los torneos ATP que presenta. Bérgamo, Ortisei, Vicenza, Milán, Biella, Francavilla, San Remo o San Bennedetto son solo algunas de las paradas en suelo transalpino del calendario.

Pero la guinda de este pastel nos espera a final de año. Italia ya consiguió que el torneo de nuevo cuño de las NextGen ATP Finals se disputará en la ciudad lombarda de Milán. Tres ediciones ya las disputadas allí y un evento consolidado en el calendario. El remate final no será otro que el Masters de 'adultos', las Nitto ATP Finals. En 2021 dejarán Londres tras muchos años y será la capital del Piamonte, la ciudad de Turín, la que acoja la competición hasta por lo menos 2024. Todo un impacto para el país de la bota.

Factor jugadores

El último de los engranajes, el más ligado con el tenis en sí, el más mediático, es el factor jugadores. Y es que tantos torneos a nivel Challenger está acabando por dar sus frutos. Italia ha cerrado 2019 con un total de 8 tenistas entre los 100 primeros del mundo, solo por detrás de España y Francia. Sumémosle la presencia este año de un campeón de Masters 1000 por fin como Fabio Fognini en Montecarlo. Y por encima de todo, agreguémosle el extraordinario papel realizado por Matteo Berrettini, semifinalista del US Open, nuevo 'top ten' y presente en las ATP Finals. ¿Qué más se puede pedir? Porque hay más. Jannik Sinner. Un chico de 18 añitos que se va a llevar el futuro por delante a este paso. Ya ha sido semifinalista de un torneo ATP en Amberes y culminó la temporada en casa ganando el Másters de jóvenes en Milán. No nos dejemos tampoco en el tintero a raquetas de la calidad de Cecchinato o de dos Lorenzos, Sonego y Musetti, este último campeón en la competencia júnior del Australian Open el año pasado. Presente y futuro muy poderoso el de Italia para reverdecer viejas glorias protagonizadas por Adriano Pannata o Nicola Pietrangeli.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes