ATP: Las 10 decepciones de la temporada en 2019

Analizamos la trayectoria de aquellos tenistas que no cumplieron con las expectativas marcadas a inicios de temporada y los motivos de ello.

Karen Khachanov, la gran decepción del 2019. Foto: gettyimages
Karen Khachanov, la gran decepción del 2019. Foto: gettyimages

Pocas cosas hay en la vida tan amargas como la sensación de no haber cumplido la misión a la que se estaba predestinado y comprobar cómo los objetivos marcados quedan muy lejos de la realidad final. Es lo que han vivido varios jugadores en esta temporada en el circuito ATP, donde cada triunfo se pelea hasta la extenuación y en el que trayectorias de jóvenes prometedores se ven frenadas en seco mientras que jugadores afincados en la élite durante años se han visto desplazados por el ímpetu de otros jóvenes. Kei Nishikori ha terminado fuera del top-10 mientras que otros clásicos como Richard Gasquet o Philipp Kohlschreiber no tuvieron las sensaciones habituales de los últimos años. Sin embargo, no se considera que puedan ser percibidos como decepciones ya que han experimentado lesiones y sus carreras deberían ir entrando en un cierto ocaso. Y es que no todo son resultados; hay otros tenistas que a pesar de terminar con buen ranking, éste se debe a alguna escaramuza triunfal a la que no pudieron dar ninguna continuidad, considerando que su potencial así lo exigiría. Cierta subjetividad impera en una selección donde hay lugar para el debate. Estos son los 10 jugadores cuya actuación en 2019 es considerada como decepcionante.

1. Alexander Zverev, crisis existencial maquillada al final

Un año más afincado en la élite a una corta edad, pero también un año más incapaz de asaltar la cima y recortar distancias respecto a los mejores. El alemán volvió a verse incapaz de brillar en los Grand Slams y atravesó una travesía en el desierto con desengaño amoroso, ruptura con su agente y problemas de salud de su padre incluidos. No termina de pulir los aspectos técnicos que frenan su evolución, como el segundo saque y la derecha paralela, y aunque ha terminado como el 7 del mundo, su potencial apunta desde hace años a algo más.

2. Karen Khachanov, un paso atrás evidente

Terminó a lo grande el 2018 y se esperaba su eclosión definitiva esta temporada, pero su mejor tenis se vio solo a cuentagotas. El hecho de no poder defender su corona en París-Bercy cayendo en primera ronda, se antoja un resumen ideal del año de Karen, que solo se encontró cómodo en Montreal y Roland Garros. Ser 17 del mundo para un jugador que parecía estar en franca evolución supone una frenada en seco difícil de asumir.

3. Grigor Dimitrov, supervivencia al borde del abismo

El desastre parecía cernirse una vez más sobre el búlgaro, que llegó a verse abocado a disputar fases previas de torneos ATP 250 cuando su ranking cayó más allá del puesto 70. Tocó fondo y emergió al final con una actuación destacable en el US Open, pero eso no basta para un "maestro" en plena madurez. Grigor debe optar a ser un perenne top-10, haciendo valer todo lo aprendido de los sinsabores del pasado y aprovechando esa experiencia para pelear de tú a tú por la gloria. Necesitará más que un buen torneo para salir de este grupo.

4. Lucas Pouille, sin progresos tras un amago

Puede resultar engañoso consultar la clasificación mundial y ver cómo el galo ocupa el puesto 22. Es así debido a que la mayoría de sus puntos proceden del Open de Australia 2019, donde recuperó ese excelso nivel de años anteriores y pisó las semifinales. Ya degustó las mieles del top-10 la pasada temporada, pero su crisis fue tal que se vio abocado a recurrir al ATP Challenger Tour para recuperar algo de la confianza perdida. Y es que llegó a encadenar una racha perdedora de cinco partidos consecutivos. Tiene mucho que defender en Melbourne en 2020 y si no sube el nivel, el ranking hará visible su fracaso.

5. Milos Raonic, lejos de su mejor nivel

Muy lejos queda la versión del canadiense merced a la que cual era capaz de meterse de manera recurrente en las rondas finales de los grandes torneos. Milos sobrevive gracias a su servicio, pero ha perdido muchos enteros en lo que a confianza y movilidad se refiere. Sus escaramuzas de buen nivel en Melbourne e Indian Wells le sirvieron para mantenerse entre los 32 mejores del mundo, pero no para eludir la sensación de no cumplir con los objetivos marcados a inicios de temporada.

6. Marin Cilic, sin luz en un túnel interminable

El croata no partirá como cabeza de serie en el Open de Australia 2020, algo difícilmente imaginable a tenor de lo visto en los últimos lustros. Marin se ha perpetuado entre los mejores del mundo, pero esta temporada sufrió un fallo multiorgánico en su juego y confianza que le ha llevado a terminar como el 39 del mundo. No pisó las semifinales ni en un solo torneo y terminó con la sensación de que necesita mucho para asaltar la cima y muy poco para ver cómo todo se desmorona.

7. Frances Tiafoe, estancamiento notable

Este jugador no termina de arrancar y aunque sus condiciones para el éxito son indiscutibles, también lo son las carencias técnicas y tácticas que no es capaz de corregir. Desordenado con su derecha, falto de velocidad en sus piernas y paciencia en su mente, Frances cuajó un gran inicio de año pero terminó muy lejos de lo esperable en un joven prometedor. Perdió 27 partidos y ganó tan solo 23, pudiendo afincarse de milagro en el top-50.

8. Marco Cecchinato, su recuerdo se difumina

Desastroso. No hay otro término que pueda definir lo que le ocurre al italiano desde que saltara a la palestra en Roland Garros 2018 con esas semifinales que asombraron al mundo. Ha ganado tan solo 12 partidos ATP este año, encadenando preocupantes rachas negativas que llegaron a ser de nueve partidos perdidos. Volvió a verse en la obligación de jugar torneos del ATP Challenger Tour en los que tampoco fue capaz de brillar, y su permanencia en un ranking asumible, como es el de 71 del mundo, se explica por el buen inicio que tuvo en Doha, con unas semifinales que parecían esperanzadoras.

9. Steve Johnson, un bloqueo preocupante

El pasado año terminó como 33 del mundo y ahora figura en una posición 85 de dudosa honorabilidad para un jugador de su entidad. El estadounidense ofreció su versión más endeble durante toda la temporada y solo ganó más de dos partidos consecutivos en dos eventos, siendo uno de ellos del ATP Challenger Tour. Precipitado con el drive, bloqueado absolutamente con un revés cuyo efecto cortado no hizo daño a nadie y habiendo perdido esa garra competitiva que siempre le caracterizó, Steve decepcionó a propios y extraños.

10. Jack Sock, hundimiento histórico y sin precedentes

Lo nunca visto. Del top-10 a quedarse con un 0 en el casillero en tan solo dos años. Imagínense lo que ha tenido que ocurrir en la trayectoria de un Jack que tan solo ganó un partido individual en todo el 2019: fue en la Laver Cup ante Fognini, que estaba entre los 10 mejores en esos momentos. La historia es de película y muestra a las claras que nada puede darse por hecho en el mundo del deporte. Las lesiones terminaron de sentenciar a un Sock absolutamente perdido.

Jack Sock se queda sin ranking ATP

Jack Sock se queda sin ranking ATP

Seguir leyendo

Comentarios recientes