La oscura historia detrás del partido de tenis que está dando la vuelta al mundo

Ayer, un tenista dio la vuelta al mundo al no ganar ni un solo punto en un partido ITF con un estilo cómico. Hoy, se conoce la oscura historia detrás de ese partido.

Imagen del partido de la vergüenza.
Imagen del partido de la vergüenza.

En el día de ayer, dio la vuelta al mundo la noticia de un tipo que no ganó ni un solo punto en una previa de un partido ITF. Su nombre es Artem Bahmet y es ucraniano y se hizo viral en horas al publicarse el vídeo de su partido, donde se ve claramente que no sabe ni golpear a la pelota, casi como si le hubieran dado una raqueta por primera vez minutos antes de salir a jugar. Muchos se sorprendieron ante esto y las bromas fueron continuas durante todo el día pero lo cierto es que detrás de este partido hay una oscura historia que ha salido a la luz y que muestra una vez más la fragilidad de este sistema y que no deja la imagen de estos torneos en muy buen lugar.

Todo sale a la luz gracias a los tuits de @AnnaK_4ever. Supuestamente, Bahmet es el manager de un apostador conocido que ha usado un truco para poder entrar a jugar en la previa de estos torneos tan pequeños ITF. El apostador se ríe en un foro, publicando mensajes donde cuenta que su manager participó en el torneo sin ni siquiera saber las reglas del tenis y que era la primera vez en su vida que agarraba una raqueta. En este enlace se puede ver todo el hilo de mensajes en ruso.

El apostante publica varios pantallazos con las apuestas realizadas en contra de su manager, sabiendo que no ganaría ni un solo punto. "Las apuestas en este partido sirvieron para pagar el viaje a Doha de dos personas y la estancia de una semana en un Hotel excelente. Y esta es solo una parte del beneficio potencial del viaje. Durante toda la semana, Mont y Artem estarán en el torneo y darán pronósticos directamente desde las canchas y la semana que viene volverán a jugar en fases previas y apostarán contra ellos mismos", cuentan en un mensaje, con el pantallazo de sus apuestas donde se detallan más de 2200 euros de ganancias.

"En resumen, jodí al sistema", sentencia el apostante, que deja caer que Bahmet volverá a competir la semana que viene para aprovecharse de ello y seguir ganando dinero ante las casas de apuestas. La ITF debería ponerse seria ante esto y cambiar las normas de inclusión en este tipo de fases previas ya que al ser un torneo tan pequeño y casi al no haber tenistas que se apunten a ellas, se permite la entrada a tenistas no profesionales que juegan con eso para aprovecharse. Esto es algo que daña sobremanera la imagen del tenis y vuelva a dejar en evidencia que la base de este deporte necesita más de un cambio.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes