Wozniacki: “Ha sido un viaje asombroso”

La ex número uno mundial, actualmente fuera de las 35 mejores del ranking, sigue sin dejar claro si competirá o no en la temporada 2020.

Caroline Wozniacki. Fuente: Niels Christian Vilmann / Ritzau Scanpix
Caroline Wozniacki. Fuente: Niels Christian Vilmann / Ritzau Scanpix

Después de un año muy complicado en lo deportivo por la falta de resultados, el perfil de Caroline Wozniacki estuvo cerca de quedarse fuera del top40 de la clasificación mundial. A sus 29 años, con su vida amorosa resuelta y la vertiente económica más resuelta todavía, muchos pensamos que ésta podría haber sido una de las últimas temporadas en activo de la danesa, si no la última. En un reportaje para el medio local Sport TV2, la que fuera líder del ranking durante 71 semanas recuerda algunos de sus mejores momentos en el circuito, aunque sin resolver la duda sobre su posible retirada.

Fue su hermano el que hace unos semanas dejó entrever que Caroline sí jugaría en 2020, aunque lo último que sabemos de su propia voz fue en octubre, cuando resaltó que el objetivo ahora era recuperarse e ir volviendo lentamente. Casi dos meses después, Wozniacki ni siquiera se atreve a responder a la pregunta. “Todavía no lo sé, es algo que tengo que pensar detenidamente. De momento quiero pasar un tiempo agradable en familia. Decida lo que decida, ha sido un viaje asombroso”, confiesa una mujer que siempre dejó claro en su carrera que no se veía jugando más allá de los 30.

Declaraciones envueltas en una gran incógnita, aunque no es el tema más relevante en la entrevista. Wozniacki se ve obligada a responder continuamente sobre sus raíces para reafirmar cuáles son sus orígenes y sus sentimientos. “Siempre me he sentido danesa. Nací y crecí en Dinamarca, fui a la escuela en Dinamarca, así que siempre me he sentido de aquí. Por supuesto, mis padres son polacos, hablé polaco en mi casa y todavía mantengo vivo ese idioma, pero cada vez que juego un torneo lo estoy jugando por Dinamarca. Siempre hay una bandera danesa al lado de mi nombre”, asegura la campeona de 30 títulos individuales.

Pero la gran sorpresa llega cuando le preguntan por el momento más especial de su carrera. “Está claro que ganar un Grand Slam o ser la número uno del mundo son logros enormes para un tenista pero, personalmente, no creo que existe algo más grande que ser la figura principal de Dinamarca, en este caso, siendo abanderada en unos Juegos Olímpicos. Es algo realmente grandioso, algo que siempre recordaré con una sonrisa y mucho orgullo. Algo que algún día espero enseñarle a mis hijos”, rememora sobre su papel en las Olimpiadas de Río 2016.

Wozniacki será siempre una de las figuras más importante del tenis femenino en estos últimos quince años, aunque fue ella misma la que marcó su camino en 2001, expresando en una entrevista con tan solo 11 años que algún día se convertiría en la mejor tenista del mundo. “En aquel momento no sabía para qué me estaba preparando. Tampoco sabía lo difícil que sería todo ni la cantidad de baches que encontraría en el camino. Hubo muchas personas que pensaron que estaba un poco loca al decir aquello, decir que algún día sería la número uno del mundo, desde luego no era algo a lo que estábamos acostumbrados en Dinamarca. Siempre hubo personas que me dijeron que era algo imposible, que no lo lograría, pero yo siempre tuve mucha fe en mí misma”, asegura la de Odense.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes