Los nuevos inquilinos del top-100 y potenciales irrupciones en 2020

De los 24 jugadores que han pisado este grupo en 2019 por primera vez en su carrera, 10 son menores de 22 años y prometen emociones fuertes.

Mikael Ymer, nuevo jugador del top-100. Foto: gettyimages
Mikael Ymer, nuevo jugador del top-100. Foto: gettyimages

Romper una barrera psicológica, dar un salto de calidad, asegurarse la participación en torneos importantes y ganar confianza. Son los efectos prioritarios que acarrean entrar a este selecto grupo a partir del cual estructurar una carrera sólida y a largo plazo. Todo jugador en los primeros compases de su carrera busca con ahínco meterse en el top-100 del ranking ATP con el fin de poder emprender con garantías el mayor salto cualitativo que todo jugador debe afrontar: el pase del ATP Challenger al circuito ATP y el acceso directo a los cuadros finales de Grand Slam. En un año marcado por brotes verdes en el relevo generacional que ya se consideraba utópico, resulta interesante analizar cómo más de una decena de jóvenes jugadores ha irrumpido en la élite.

Félix Auger-Aliassime y Jannik Sinner lo han hecho con inusitada fuerza y precocidad, postulándose como jugadores que pueden marcar una era, al tener tan solo 18 años. Canadiense e italiano ostenta un gigante potencial que no se atisba con tanta claridad en el tercer y cuarto tenista más jovenes en pisar este grupo: Alexei Popyrin y Miomir Kecmanovic. Además de ellos, el español Alejandro Davidovich consiguió en un sprint final memorable terminar la temporada en el top-100 y firmar unas prestaciones esperanzadoras para el tenis español. Corentin Moutet, Lloyd Harris, SoonWo Kwon, Mikael Ymer, Tommy Paul completan la nómina de jóvenes tenistas que han degustado las mieles de explorar sus límites.

Todos ellos parecen llamados a seguir elevando su nivel, al igual que Antoine Hoang o Kamil Majchrzak, cuya entrada ha sido intermitente. Mención especial destaca Juan Ignacio Londero, que con 25 años pasó del anonimato general a convertirse en un tenista muy competitivo y con capacidad de perpetuarse en este club. El más veterano en pisar por primera vez en su carrera el top-100 en este pasado 2019 fue Pedro Sousa, consiguiéndolo a los 30 años, en un caso similar al del indio Prajnesh Gunneswaran, que lo ha conseguido a los 29. Ambos demuestran que la experiencia es un grado y que a esas edades se pueden alcanzar las mejores cotas de juego.

Analizando la situación actual del ranking ATP, si hubiera que establecer qué potenciales jugadores darán un nuevo color al top-100 debería apostarse por el estadounidense Marcos Giron, actual 102 del mundo a sus 25 años. Destacable es el caso del australiano Christopher O´Connell, que ha llegado al puesto 120 sin haber ganado ni solo partido ATP y labrando su ascenso en torneos Challenger. Entre los jóvenes a seguir destaca el finlandés Emil Ruusuvuori, gran sensación en la segunda mitad de temporada, al igual que el joven chino Zhizhen Zhang, tenista con un potencial notable. Rudolf Molleker también parece tener las condiciones necesarias para, a sus 19 años, asaltar el top-100, mientras que Nicola Kuhn sigue ilusionando a la parroquia nacional, deseosa de comprobar si los grandes resultados en categorías juveniles del español tienen su reflejo a nivel profesional, después de dos años con intermitencias. ¿A quién te gustaría ver dando un salto cualitativo la próxima temporada?

LA APUESTA del día

Comentarios recientes