Aliassime: “Gane más o menos dinero, seguiré siendo la misma persona”

Después de la mejor temporada de su carrera, el canadiense de 19 años explica sus ambiciones y el motivo de poner su domicilio en Montecarlo.

Aliassime en el Country Club de Montecarlo. Fuente: Alain Bergeron
Aliassime en el Country Club de Montecarlo. Fuente: Alain Bergeron

La ciudad de Montecarlo acoge, en estos momentos, a ocho top20 del circuito mundial. Tenistas que han puesto allí su base de operaciones por los motivos que sean y que, si nada se tuerce, pronto serán uno más, ya que Felix Auger Aliassime –número 21 en este fin de temporada– no tardará en instalarse en ese selecto grupo. Me refiero al ranking, ya que el canadiense se mudó al Principado hace justo doce meses, en noviembre de 2018. En una entrevista con el Journal de Montreal, el joven de 19 años explica cómo ha gestionado su éxito más reciente y los principios que quiere mantener de aquí a que termine su carrera.

Un tema muy importante a tratar en la entrevista es el factor económico, algo muy relacionado a Montecarlo históricamente. “Estar aquí no me generó deseos de querer comprarme un coche de lujo o hacer gastos inapropiados que normalmente no haría. Mis hábitos no han cambiado. Ver los números de mis ganancias creo que es algo bueno, pero es mi agente quien maneja todo lo relacionado con el dinero y los pagos. Yo, sinceramente, solo quiero vivir bien y concentrarme en mi carrera, eso es lo que tengo que hacer. Todo el mundo desea ganar grandes cantidades de dinero, así serán felices porque tendrán más comodidad y libertad, pero esto no es mi prioridad”, subraya el de de Québec.

Esos números a los que Félix no presta mucha atención dicen que el canadiense ganó este año cerca de un millón y medio de euros, reflejo del salto del ranking que obtuvo. “De vez en cuando igual me compro alguna buena prenda de vestir, pero para mí el dinero no es sinónimo de libertad y comodidad. El dinero que uno gasta debe ser acorde a lo que uno quiere, debe estar relacionado con tus valores. Siempre debe haber alguna razón, no entiendo el hecho de gastar dinero solo para decir que lo has gastado. Tener más o menos dinero no me va a cambiar, aunque me de la libertad para permitirme más cosas, yo seguiré siendo la misma persona. Una carrera puede terminar tarde o temprano, por eso me mantengo tranquilo. Nunca sabes dónde te llevará la vida, espero que a mí me lleve a vivir cosas hermosas”, añade el reciente subcampeón de Copa Davis.

Entonces, ¿cuál fue el motivo para irse a vivir a Europa? “Hay varias ventajas de estar aquí, comenzando por la estructura de entrenamiento. Las canchas de tierra batidas están impecables, siempre es agradable jugar en ellas, además de que las condiciones para jugar son buenas. Incluso a finales de noviembre estamos jugando sin problemas. Además, también tiene algunos lugares naturales cerca que me permiten escaparme un poco de la ciudad”, confiesa Félix, quien apenas pasó tres semanas en Canadá este temporada, un lugar demasiado alejado del foco central donde se mueven los torneos ATP.

Aliassime, el único menor de 20 años entre los setenta mejores del mundo, una persona sencilla que no esconde su normalidad ante la fama. “Conocí a una persona en una entrega de premios en Montreal que me dijo algo que no he podido olvidar: ‘Me gusta lo que haces porque respetas cada etapa. Tienes semanas más difíciles, otras donde las cosas te van mejor, pero progresas en todas ellas. Tengo la impresión de que tendrás una carrera sólida’. La verdad que me alegró mucho oír eso, ver que la gente me percibe así. Pasar en un año del 108º al 21º es una grandísima recompensa, pero nunca me sorprendí por las cosas que era capaz de hacer. No hubo una sola vez que me mareara pensando que no estaba en mi lugar”, concluye Félix.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes