El 2018 y 2019, los años de un número 1 del mundo con menos puntos de la década

Desde que se introdujeron los Masters 1000, los dos últimos años han sido los que menos puntos se necesitaron para ser número 1 del mundo.

Rafael Nadal y Novak Djokovic, números 1 pocos puntos. Foto: gettyimages
Rafael Nadal y Novak Djokovic, números 1 pocos puntos. Foto: gettyimages

El tenis se ha democratizado y cada vez hay más alternativas y de mayor calidad al poder establecido. El Big3 se mantiene en la cima dominando con puño de hierro en los Grand Slams, pero ve cómo otras generaciones van ganando terreno y el pastel de puntos que reparte el circuito ATP se reparte de manera algo más equitativa. Es lo que se desprende de un hecho estadístico que llama la atención: en 2018 y 2019 se han necesitado menos de 10.000 puntos para terminar como número 1 del mundo, algo que no había ocurrido desde que se reestructurara todo el circuito con el sistema de puntuación propios de los Masters 1000. Desde 2009, los que eran conocidos como Masters Series pasaron a denominarse como en la actualidad, repartiéndose muchos más puntos. Es palpable ya que antes de dicha temporada, los números 1 podían acabar en torno a los 6.000 y 7.000 puntos. Tal fue el caso de Rafael Nadal en 2008, su primera temporada finalizada en la cúspide, cuando obtuvo 6.675 puntos.

Nadie duda que el 2019 firmado por el balear ha sido sobresaliente, una de las mejores temporadas de su carrera. Estar por encima de la treintena y ganar dos torneos de Grand Slam supone un éxito mayúsculo cuya repercusión cuantitativa en la clasificación no es comparable a los tiempos en que Rafael Nadal, Novak Djokovic y Roger Federer no contemporizaban esfuerzos y se repartían casi todos los títulos de nivel entre ellos, con la salvedad de Andy Murray y las escaramuzas en Grand Slam de Stan Wawrinka. El tiempo pasa y los mejores ven cómo en Masters 1000 comienzan a atisbarse señales evidentes de un reparto de la gloria entre otros jugadores. Es fácilmente perceptible el fenómeno cuando se visualizan las cifras que se han necesitado para ser número 1 del mundo en cada año del último decenio:

  • 2009 - Roger Federer con 10.550 puntos
  • 2010 - Rafael Nadal con 12.450 puntos
  • 2011 - Novak Djokovic con 13.630 puntos
  • 2012 - Novak Djokovic con 12.920 puntos
  • 2013 - Rafael Nadal con 13.030 puntos
  • 2014 - Novak Djokovic con 11.630 puntos
  • 2015 - Novak Djokovic con 16.585 puntos
  • 2016 - Andy Murray con 12.410 puntos
  • 2017 - Rafael Nadal con 10.645 puntos
  • 2018 - Novak Djokovic con 9.045 puntos
  • 2019 - Rafael Nadal con 9.985 puntos

Son muchas las ideas que asaltarán la mente de los aficionados al ver estas cifras desgranadas. Una de ellas puede ser la de rememorar la histórica campaña realizada por Djokovic en 2015, que podría ser considerada la mejor de la historia en la Era Open al menos a nivel cuantitativo, y en general, junto al Grand Slam conseguido por Rod Laver en 1969 y algunas de las firmadas por Roger Federer entre 2004 y 2007, donde monopolizó el número 1 del mundo y bordó el tenis. Otra conclusión podría ser la de reafirmar la predominancia de Nadal y Djokovic sobre el suizo desde hace mucho tiempo, uniéndose este vacío de temporadas en la cima de Roger al hecho de tener perdido el head to head con ambos.

Y la tercera, más evidente y que nos ocupa en este artículo, es la de comprobar cómo llevamos años con una rebaja de los puntos necesarios para ser número 1 del mundo, que tuvo su pico en 2018 y que Nadal ha conseguido mejorar algo esta temporada, pero lejos de los registros de años anteriores, en que el mejor del planeta terminaba con una cantidad de puntos sensiblemente mayor a la actual. ¿Puede interpretarse como el preludio del relevo generacional y caída del trono del Big3? ¿Qué crees que ocurrirá en 2020?

LA APUESTA del día

Comentarios recientes