Gauff: “Nunca entré a pista pensando que fuera a perder”

La estadounidense de 15 años hace balance de una temporada inolvidable que empezó fuera del top600 y terminó dentro de las setenta mejores.

Cori Gauff, una nueva estrella. Fuente: Getty
Cori Gauff, una nueva estrella. Fuente: Getty

Pasarán los años y nuestra mente todavía seguirá sin comprender cómo una niña de 15 fue capaz de atraer los principales focos del circuito femenino durante tanto tiempo. Cori Gauff, la niña maravilla, la estadounidense que superó la fase previa de Wimbledon hasta pisar los octavos de final, la misma que meses después haría tercera ronda en el US Open, también la que ganaría su primer título en Linz en su penúltimo evento del curso. Un 2019 de ensueño que la actual número 68 del mundo repasa en la página web de WTA a modo de cierre en estos días tan faltos de tenis.

Esta temporada ha sido como una montaña rusa que no paró en ningún momento. Ahora está empezando a bajar al ser ya final de curso y comenzar la pretemporada. Sin duda fue un gran año para mí, mirando hacia atrás es sorprendente todo lo que viví, pero en ningún momento recuerdo entrar a pista a disputar un partido pensando que fuera a perder, no es la mentalidad correcta para estas ocasiones. Cada día esperaba y deseaba la victoria”, subraya la nacida en Delray Beach en marzo de 2004.

Llama la atención esa frase tan madura teniendo en cuenta que Gauff tuvo que chocar este verano con una tal Venus Williams, 24 años mayor, en primera ronda de Wimbledon. “Siendo sincera, no esperaba ganar ese día, pero creía que tendría opciones de ganar. Ese fue el único partido que tuve un reto diferente, simplemente quería demostrarme lo que podía hacer, pero en el resto de partidos mi objetivo marcado era salir a ganar. Cuando juegas con Venus todo es un poco distinto, superarla aquel día me dio mucha confianza”, asegura Gauff, quien luego vencería también a Rybarikova y Hercog antes de ceder con Halep en cuarta ronda.

Aquel éxito le cambió la vida a una Coco que pasó a formar parte del circo mediático. “Recuerdo el consejo que me dio Michelle Obama el día que la conocí. Me dijo que también estaba bien decirle ‘no’ a las cosas, ya que todo el mundo me pediría hacer algo desde entonces. Me aseguró que está bien decir que no y simplemente concentrarte en tu camino y tu proceso. Luego también conocí a Kevin Hart en un partido de la NBA, a Kawhi Leonard, a Kyrie Irving. Son cosas que una no puede procesar, es una locura pensar que tuve la oportunidad de conocerles e intercambiar palabras con ellos. No esperaba que cosas así me sucedieran este año, de hecho, no esperaba que sucedieran nunca en mi vida. Mi sueño desde siempre fue jugar a tenis, jamás pensé en las cámaras y todo lo que vendría luego”, añade la norteamericana.

Una vez superada esta primera montaña rusa y terminar el curso en el top70, Gauff por fin encontró tiempo para descansar y sacar un aprendizaje de todo esto. “De cara a esta pretemporada, en lo que respecta a mi estado físico, lo que buscamos es mantener y mejorar lo que ya tengo. No hay demasiados aspectos a corregir. En cuanto al tenis, debo jugar más dentro de pista, arriesgar más, golpear con mi derecha y mejorar un poco todo mi juego en general. En cuanto a números, este año establecí muchas metas, lo cual me presionó bastante. En 2020 me marcaré las metas de manera más inteligente, sin estar tan pendiente del ranking o de la ronda de un torneo. Simplemente quiero mejorar”, titula la jovencísima jugadora.

De momento, lo que sabemos es que la veremos competir en Auckland y en el Open de Australia, faltándole solo una bala más a gastar antes de cumplir los 16 años en marzo. “Seguramente sea Indian Wells, aunque todo depende de cómo vayan los resultados”, confiesa Cori en la entrevista. Solo por historias como ésta dan ganas de que mañana mismo empiece enero.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes