CiCi Bellis, el regreso

La norteamericana CiCi Bellis charla largo y tendido con la WTA tras volver en el Challenger de Houston con victorias y buenas sensaciones.

CiCi Bellis. Foto: Getty
CiCi Bellis. Foto: Getty

Lidiar con las lesiones a tan temprana edad no es plato de buen gusto, más si tienes que parar durante mucho tiempo cuando estás a punto de despegar hacia la élite de un deporte profesional. La estadounidense CiCi Bellis ha visto la luz al final de un túnel angosto y profundo, redebutando en el Challenger de Houston y compartiendo sus sensaciones y reflexiones a la página web de la WTA. La norteamericana, a quien dijeron que nunca volvería a jugar al tenis profesional, mira el futuro con mucha más esperanza, después de ganar tres partidos en su vuelta a las pistas.

"Me hicieron una resonancia magnética y luego otros tres médicos independientes dijeron que iba a estar bien", señala la tenista norteamericana cuando recuerda los inicios de la lesión. "Así que me agarré a esas opiniones y seguí adelante. Estoy bien ahora y me siento realmente bien. No tengo ningún dolor en ningún lado. Mi equipo y yo decidimos que íbamos a intentar jugar un torneo este año; era el objetivo principal, también intentar pasar un partido. Hace aproximadamente un mes fue cuando decidimos que jugaríamos en Houston".

Sus sensaciones al regresar con victorias. "Ha sido increíble regresar esta semana y estar jugando en un torneo de nuevo. Poder competir de nuevo ha sido definitivamente uno de los mejores momentos del año para mí. Estoy muy emocionada de jugar cada partido, incluso el calentamiento antes de cada partido. He estado intentando, especialmente en las últimas semanas, jugar muchos sets para intentar reproducir las particularidades de un torneo, pero nunca es lo mismo que un torneo. Cuando llegué aquí estaba muy dolorida después de mi primer partido... las emociones y los nervios de los torneos no los puedes replicar en el entrenamiento. Pero traté de hacerlo lo mejor posible. Creo que me llevará algunos torneos poderme desquitarme toda la inactividad".

El largo camino de regreso de Bellis tras una delicada lesión en el brazo derecho ha sido difícil y ha detenido repentinamente una carrera joven que constantemente estaba progresando y creciendo. Bellis tenía solo 15 años cuando jugó el US Open 2014. Tras tres años afiánzadose, CiCi obtendría el mejor resultado de su carrera, unos cuartos de final en Dubai 2017 donde derrotó a Agnieszka Radwanska por el camino. Ahí comenzaría el calvario.

Una semana después Bellis comenzó a tener dolor en el brazo derecho, que empeoró poco después. Bellis descansó durante un mes, voló a Roma con la intención de jugar, pero se retiró cuando el dolor era insoportable en los entrenamientos. En julio, el dolor no desapareció y el diagnóstico dictó un desgarro en los tendones a causa de tener el cúbito demasiado largo. Se sometió a una cirugía para reparar los tendones ese mes y luego otra en septiembre para eliminar las espuelas óseas de su codo. Y en noviembre se sometió a una segunda cirugía de muñeca para acortar la longitud de su cúbito e insertar una placa de metal, más una tercera operación a principios de este año 2019, en marzo, para retirar la placa después de que los médicos descubrieran que estaba irritando el brazo de Bellis, causando dolor e hinchazón.

"He estado haciendo mucho ejercicio cuando no podía jugar al tenis. Después de cada cirugía que tuve, pensé que iba a estar bien. Así que me rehabilité, volví al tenis, hice progresos y luego terminé tuve un revés. Así que fue todo complicado". Ahora, y después de una semana ilusionante en Houston, Bellis espera comenzar la temporada 2020 en Australia.

"No sé exactamente qué torneos voy a jugar todavía, pero sí, comenzaré en Melbourne. Realmente no hemos decidido después de eso. Creo que se basará mucho en cómo estoy, cómo me siento, y simplemente iremos, día a día, semana a semana. Creo que ahora soy mucho más madura en la cancha y siento que mi juego ha cambiado de alguna maneras para mejor. Soy mucho más paciente en algunas situaciones, no me estreso tanto como antes. Estoy extremadamente feliz, me siento por fin bien por poder jugar al tenis de nuevo. Estoy disfrutando cada segundo. No es que no lo hiciera antes, pero aún más ahora."

Comentarios recientes