Galo Blanco: “Les he pedido a los jugadores que sean críticos, queremos mejorar”

El director deportivo de Kosmos Tennis se sienta con Punto de Break para hacer balance de la primera edición de la nueva Copa Davis. “De nota, le pongo un 7'5”.

Galo Blanco en su entrevista con Punto de Break. Fuente: Fernando Murciego
Galo Blanco en su entrevista con Punto de Break. Fuente: Fernando Murciego

La nueva Copa Davis dio sus primeros pasos esta semana de la mano de su nuevo tutor, Kosmos Tennis. La empresa liderada por Gerard Piqué apostó por una revolución completa del formato, una especie de mundial que conquistara la atención de los mejores jugadores del mundo. Sabíamos que no sería fácil, que habría críticas, que hacen falta mejoras, pero esa valentía que tuvieron para reformar la tradición, también la tienen para dar la cara y aceptar que no todo ha salido como pensaban. Galo Blanco (Oviedo, 1976), director deportivo de la entidad, no esconde su preocupación ante las quejas, pero tampoco se olvida de subrayar los aspectos positivos logrados por su empresa. En una charla con Punto de Break, e español examina esta primera experiencia al frente del evento más legendario del mundo del tenis.

Del 1 al 10, ¿cuál es tu grado de satisfacción con el torneo?

Te diría que un 7’5, hay muchas cosas que mejorar. Como siempre que nace un proyecto nuevo, hay cosas que se hacen bien y otras que no. En general, estoy muy contento en lo que a jugadores se refiere. Creo que la mayoría se ha ido con una sensación muy buena del nuevo formato, incluso los más escépticos lo están empezando a abrazar. Han visto que sigue habiendo épica, como se ha reflejado estos últimos días, y que se puede hacer en una semana, aunque lo ideal sería hacerlo en diez días. Eso nos evitaría acabar en los horarios que hemos visto, pero es que en el tenis nuca se puede controlar el tiempo. Sabemos que hay muchas cosas que mejorar todavía, pero aún así estoy satisfecho.

De todas las críticas que has leído, ¿cuál te ha dolido más?

Las críticas están para escucharlas y para estudiarlas. Lo que sí me duele es que solo se escriban críticas, que no se escriban cosas positivas. Por ejemplo, que el primer día España juegue el dobles a la 01:30 de la mañana y haya 9.000 personas en el estadio. Tampoco se cuenta muchos de los comentarios que los jugadores hacen sobre el formato. Siempre están en rueda de prensa pinchándoles para que rajen, pero la mayoría contesta de manera positiva. Muchas veces se busca más el sensacionalismo y el cómo hacer daño que el mirar hacia delante. Estamos aquí para hacer este torneo durante los próximos 25 años, éste solo es el primero. Hay cosas que mejorar, sí, pero también hay cosas que se han hecho muy bien.

Como rectificar los horarios.

Los jugadores te dan palos porque no entienden cómo se puede cambiar algo así a mitad de semana, pero les tienes que hacer ver la necesidad de ser ágil. Ante los problemas hay que ser flexibles, buscar la solución cuanto antes, aunque siempre habrá críticos, gente que esté más a favor que otros. Al final, de lo que se trata es de escuchar, de valorar y poner todo sobre la mesa. Solo así podremos mejorar.

¿Tuvisteis claro el formato desde el principio?

El cómo hacerlo lo tenemos clarísimo, pero sí te digo que lo ideal sería ampliarlo a diez días. Hay que llegar a un acuerdo con la ATP, estamos en ello, al final tendremos que entendernos porque será bueno para el tenis. Esta competición tiene 120 años de historia, guarda una emoción diferente al resto de torneos y lo hemos podido ver. El viernes se vio en la rueda de prensa de Serbia, eso en un Grand Slam no pasa, no hay gente desconsolada de esa manera por haber perdido una eliminatoria. Es la magia que tiene la competición, es un evento por equipos donde representas a tu país, a tu Federación, hay muchos factores que nos llevan a pensar que esta Copa Davis acabará teniendo un éxito rotundo.

Djokovic propuso disputar la fase de grupos en una semana aparte, dejando la fase final a partir de cuartos de final.

No tengo ni idea de qué dijo Novak, ni cómo lo dijo. A final de semana, cuando nos sentemos todos y saquemos los puntos a trabajar, miraremos lo que han dicho los jugadores y entraremos a valorar.

Cada jugador proponiendo su formato ideal, no deja de ser curioso.

Eso es bueno, la conexión que tenemos tanto Albert (Costa) como yo con los jugadores es muy directa. Los dos hemos sido tenistas, hasta hace nada yo he sido entrenador, son gente con la que convivido los últimos 15-20 años de mi vida. Así es más sencillo, no me ven como un foráneo, me tratan como uno más. Es muy importante recibir el feedback que ellos tienen de la competición y de cómo hacemos las cosas. Por eso pongo una nota de 7’5, es una nota alta debido a la respuesta que hemos recibido de los jugadores. Y eso que les he pedido que sean críticos, pero queremos mejorar, no nos lo vamos a tomar mal.

Muchas voces apuntan a la semana de la Laver Cup como la idónea para mover el torneo.

Nosotros tenemos cuatro fechas posibles para organizar la Copa Davis, son conversaciones que tendremos que tener con la ATP y la ITF para llegar a un acuerdo que satisfaga a todas las partes. Tarde o temprano se va a llegar a ese acuerdo y será bueno para el tenis.

¿Cómo lleváis el ‘tema’ Piqué? Siempre es el que más palos se lleva.

Es lo que te he dicho antes, hay prensa sensacionalista que busca eso. Cuando se habla de Piqué, la gente lo lee. Un titular de Piqué lo lee mucha más gente que un titular de Copa Davis. Por eso algunos la llaman la Copa de Piqué, porque saben que se va a leer más. Podemos repetir mil veces que esto es la Copa Davis y ellos la seguirán llamando la Copa de Piqué, simplemente porque vende más. Es absurdo entrar en esa guerra.

¿Qué función tiene Piqué en todo esto?

Piqué es el presidente ejecutivo de la compañía Kosmos y lo que hace es intentar ayudar lo máximo posible. Nada más.

La gente piensa que es Gerard quien toma las decisiones del formato y los horarios.

Hay un equipo muy grande detrás que está haciendo un trabajo muy importante. Él es el actual presidente ejecutivo de la compañía pero el 90% de su tiempo lo ocupa en estar concentrado en el FC Barcelona y sus partidos. Es a lo que se dedica. El otro 10% de su vida lo dedica a sus negocios y a estar encima de sus empresas. Pero como jugador de fútbol, está totalmente concentrado en sus tareas futbolísticas.

Como aficionado, hay un cierto temor a lo que ocurra después de estos dos años en Madrid. Hablando claro, que la Copa Davis nunca vuelva a España.

Eso no lo sabemos, nuestra intención es que rote por todas las partes del mundo en los próximos 25 años, todos los países querrán acoger estas Davis Cup Finals. No sé si estaremos un tercer año aquí y no sé si volveremos a Madrid cuando nos vayamos, o si iremos a Murcia, Valencia o a cualquier otra ciudad. La idea es ir rotando.

¿Qué solución tiene las gradas vacías? Gran aforo si juega España; el desierto si juegan otras.

Es un nuevo formato. Sabemos que las mañana son más complicadas porque la gente trabaja. También sabemos que España va a llenar mucho más que Kazajistán, eso está claro. Tenemos que trabajar más a la hora de informar a la gente sobre cómo es esta competición. Por ejemplo, nosotros anunciamos los jugadores que vendrían 20 días antes del inicio del evento, cuando hay gente que no compra tickets hasta saber quién viene. Organizar un viaje desde Australia o Kazajistán, sin saber quién va a jugar, es muy complicado. A lo mejor tendremos que anunciar los jugadores un poquito antes, no lo sé, algo debemos hacer. Solo es el primer año, es momento de tomar nota de las cosas a mejorar para el curso que viene.

¿Qué hubiera sido de esta edición con la ausencia de Nadal?

La Copa Davis tiene que estar por encima de los jugadores pero, evidentemente, ayuda si vienen los jugadores top. Uno de los cambios del formato viene precisamente por eso, porque últimamente los jugadores top no estaban comprometidos con la Copa Davis. Hemos conseguido que ahora empiecen a estarlo más. El jugador que venga a jugar la Copa Davis no debe hacerlo por dinero, sino porque realmente quiera defender a su país y a su Federación.

¿Y los fans?

Los aficionados tienen que querer ir a ver a su país, pero también tienen que querer ir a ver un espectáculo, independientemente de los jugadores que vengan, da igual que juegue Rafa, Bautista o el que sea. Al final, lo que vienen a ver es a España.

Pero si no viene Nadal, todos sabemos lo que hubiera pasado.

Si en este último Mundial de baloncesto no llegan a ir los Gasol, tú no vas a dejar de verlo. ¿Por qué? Porque tú sigues a tu selección, sigues a España. Te estoy diciendo mi caso, a mí cuando juega España me da igual que juegue Villa o que juegue Raúl, yo sigo a España. Prefiero que gane, como pasó en Sudáfrica 2010, pero en Alemania 2014 cuando perdió en la fase de grupos lo seguí igual. Esa es la idea, lo que tenemos que conseguir.

Imagínate esta Copa Davis en Catar. ¿Crees que habría mucha afición española?

Bueno, igual es que en Catar no hay españoles, pero sí tu eres español y vives en Catar, estoy seguro que vas a ir a verla. Si tú eres un fan increíble, la seguirás de todas formas. Como aficionado, si tienes la disponibilidad y los medios para pagarte un viaje allí, yo no me lo pensaría. Hay que conseguir que los fans españoles que quieran seguir a su país puedan hacerlo, no importa que sea en Australia o en Madrid. Para eso también debe coincidir en unas fechas donde no trabajen, no es fácil, pero con los años lo vamos a conseguir.

De cara a 2020, ¿qué cambio ves más urgente?

Todo urge. Lo que queremos es ser mejores, pulir el mínimo detalle. Que en esa mesa, en vez de cinco sándwiches, haya ocho y de más variedad. En vez de cuatro aguas, siete aguas y dos Gatorade. Que la limpieza sea mejor, también lo tenemos que mejorar. Tenemos que mejorar todo, no una sola cosa. Tenemos que ser autocríticos, sentarnos todos el día 25 y ver qué cosas han sido buenas, cuáles se pueden mejorar y cuáles no pueden volver a pasar. A partir de ahí, estoy seguro que el próximo año será todo un éxito, porque habremos aprendido mucho.

No todo puede salir bien a la primera, falta paciencia.

Cuando llegamos aquí había muchas cosas que no sabíamos cómo iban a ir. Hasta que no pasan, uno no sabe si ha hecho lo correcto. El año que viene ya lo sabremos… y aún seremos novatos, porque pasarán cosas que no han pasado este año. Pero ya serán muchísimas menos, limitaremos los riesgos.

Con lo tranquilo que estabas entrenando a Thiem… ¿lo has llegado a pensar?

No, fue una decisión personal. A mí me gustan mucho los retos, con Dominic estaba encantado de la vida, es uno de los jugadores más respetuosos y sencillos de llevar. Seguimos teniendo una amistad bestial, hablamos cada semana. Yo estaba muy tranquilo, es verdad, pero no me gusta estar mucho tiempo en mi zona de confort, me gustan los retos. Este reto me salió hace dos años, Gerard me convenció tanto que no pude negarme y aquí estoy. No miro hacia atrás, espero estar muchos años en esta compañía y que sigan confiando en mí como lo están haciendo hasta ahora.

¿Se ha terminado tu etapa como entrenador?

Totalmente, yo ya no soy entrenador. Es verdad que tengo una Academia (4Slam Tennis) y cuando quiero desconectar me voy con los chicos y les ayudo, pero mi etapa como entrenador ha terminado. Ahora soy el director deportivo de Kosmos Tennis y es en lo que estoy pensando 24 horas. Entrenar siempre está ahí, si algún día me cansó sé que la opción estará ahí.

Sin querer meterte en un lío, pero un triunfo de España le convendría mucho a esta edición.

Que gane el mejor.

Comentarios recientes