Rafa Nadal, una vez más salvador de España

Sublime actuación de Rafa Nadal que superó a un correoso Evans para nivelar la serie entre España y Gran Bretaña y fiarlo todo al punto del dobles.

Rafa Nadal ruge durante su duelo ante Dan Evans. Foto: Getty
Rafa Nadal ruge durante su duelo ante Dan Evans. Foto: Getty

Rafa Nadal volvió a ser el salvador de España y mandar la serie al dobles tras imponerse finalmente con contundencia ante Daniel Evans por 6-4 y 6-0 en una hora y 25 minutos. Espléndido Rafa, de menos a más ante un Evans muy duro y peleón pero que fue perdiendo fuelle a medida que Rafa lo desgastaba.

Primer duelo entre Rafa Nadal y Dan Evans con una imperiosa necesidad para el balear de ganar si no quería ver cómo España quedaba fuera de la final de la Copa Davis 2019. Impresionante la intensidad desde la primera pelota. La clásica y sabida del mallorquín pero la no tan vista del británico que lo daba todo desde el arranque, corriendo muchísimo y aferrándose con uñas y dientes al cemento de la Manolo Santana.

Casi todos los juegos eran muy disputados, especialmente en los que servía Evans. El de Birmingham variaba muchísimo el juego con cortados de revés e impetuosas derechas con las que buscaba rápido la cinta y meter así presión a Rafa. La táctica estaba funcionando bastante bien. Rafa no veía opciones claras de quebrar a Evans si bien el británico tampoco atisbaba la opción de marcharse en el marcador. Tuvo que ser decisivo el décimo juego donde Rafa puso sus mejores golpes, especialmente un resto ganador a modo de ‘passing shot’ con el que ponía en pie a la Caja Mágica. Era un 0-40 que tras reducirse a 30-40 acababa resolviéndose en el primer set a favor de Nadal por 6-4.

Nadal no quería vivir otro set apretado y con incertidumbre como el primero. La rebelión británica había que sofocarla de raíz. Segundo juego del segundo set y el de Manacor a por todas buscando profundizar en la herida de Evans. Tras un peleadísimo ‘game’, Rafa quebraba y se embalaba hacia la victoria con el 3-0. Evans iba progresivamente perdiendo gasolina.

El set estaba tremendamente encaminado hacia el tenista local. Rafa tenía muy cansada a su presa, cansada de ser zarandeada y de hacer kilómetros por la pista. Caía una nueva ruptura, el partido estaba visto para sentencia. Evans estaba con la lengua fuera desde hacía tiempo. En 1 hora y 25 minutos sellaba Nadal por 6-4 y 6-0 el peligroso envite y enviaba la semifinal al duelo del dobles en busca de la final del domingo ante Canadá.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes