Orantes: "Quizá nunca más tengamos a otro como Nadal"

Manolo Orantes repasa en una entrevista la necesidad de modificar la Davis, el valor de Rafa y recuerda con tremendos elogios la figura de la leyenda sueca Bjorn Borg.

Manuel orantes. Foto: Conde de Godó
Manuel orantes. Foto: Conde de Godó

Manuel Orantes, uno de los mejores jugadores de la historia de España, cree que el cambio de formato en la Copa Davis era necesario para que la competición no siguiera languideciendo. El extenista, en una entrevista con el diario 'El País', ha valorado también el valor de Bjorn Borg en el tenis moderno y cómo ve el futuro del tenis más allá del 'Big3'.

Sobre el cambio de formato en la Davis. Una necesidad. “Sí, era necesario, porque era una lástima. La Copa Davis es un torneo con historia y no ya solo en el tenis, sino en todo el deporte. Es una de las más antiguas y desde hace tiempo los tenistas no tenían ese apego que había antes, están menos comprometidos. No se sentían involucrados y la competición estaba perdiendo valor. No la sentían como algo suyo y la percibían como una molestia en sus calendarios. Con el formato anterior se hacía muy larga, había muchos cruces y a veces se pisaban con certámenes importantes, por lo que había muchos jugadores que no estaban en condiciones de jugarla. Todos quieren jugar un Grand Slam, y con la Davis no ocurría lo mismo. Yo creo que merecen la misma consideración, así que hacía falta algo nuevo y rompedor. Ahora bien, hay que tener calma, porque están naciendo otros proyectos paralelos y eso puede ser peligroso al haber muchas competiciones que dificulten el compromiso."

Encaminarse a un juego más dinámico y con otros formatos. “Estoy completamente de acuerdo con esto. Aunque estés viendo el mejor espectáculo del mundo, si dura tres horas… Pues acabas fatigado. No es fácil estar cuatro o cinco horas delante de la televisión viendo un partido, y en el caso de la Davis, tenías que estar casi todo el día delante de la televisión. Eso terminaba haciéndose duro. Se trata, al fin y al cabo, de que los jugadores no se canse y que el aficionado disfrute."

Bjorn Borg, una referencia que el vivió en sus carnes. “Para mí, Borg fue el tenista que cambió el tenis. Empezó a jugar de una manera diferente, más actual: era muy técnico y tenía mucha clase, y física y mentalmente era tremendo. Lo tenía todo. Fue el primero que lo reunió todo. Era duro, aguantaba como nadie la presión que existe en el deporte individual. Cuando jugaba a cinco sets contra él, al tercero ya llevabas tres horas y tú ya empezabas a sentirte muy cansado, pero le veías y respiraba con tranquilidad y sin suda. Te venías abajo. Él fue el que comenzó a jugar de la forma que se hace ahora, todo el tiempo desde el fondo de la pista, sin ir a la red."

El futuro del tenis español y mundial. “Creo que hay que cambiar la mentalidad de la gente. No podemos creer que después de Nadal venga otro, porque eso es imposible. ¿Cuántos Federer ha tenido Suiza o cuántos Borg han tenido Suecia? Estos países siempre tuvieron buenos jugadores, pero es imposible que salgan otros de su categoría. Quizá en 25 0 30 años haya otro Nadal, pero quizá nunca más tengamos a otro como él. El tenis no se va a acabar cuando él se vaya, porque el deporte no se acaba nunca, pero es muy difícil que vivamos otra época como esta última. Han coincidido Rafa, Roger y Djokovic, y eso es prácticamente imposible; están saliendo buenos jugadores, pero lo de los últimos 15 años es algo fuera de lo normal."

Comentarios recientes