Tsitsipas, los diez momentos clave del año en el paso de alumno a maestro

Desgranamos en profundidad la temporada del griego, señalando esos momentos que han marcado su trayectoria ascendente y eclosión.

Stefanos Tsitsipas, maestro en ATP Finals 2019. Foto: gettyimages
Stefanos Tsitsipas, maestro en ATP Finals 2019. Foto: gettyimages

Tiene algo especial que va más allá del talento. Stefanos Tsitsipas encarna el tipo de jugador que el mundo del tenis lleva años buscando, ése que sea capaz de mitigar la nostalgia cuando el Big3 abandone las pistas, que les desafía constantemente en sus últimos años con el fin de ejecutar un relevo generacional que parecía utópico y que tenga las condiciones necesarias para emocionar al público, tanto en la victoria como en la derrota. Su tenis es impredecible, repleto de golpes genuinos y armonía, lo que se ve acompañado de un carácter distendido que le permite enardecer a las masas. Unas masas que se habían resistido a mostrar su predilección por el griego de manera evidente, pero que se manifestaron en las Nitto ATP Finals 2019, rindiéndose a un jugador que ha tenido una temporada con momentos estelares.

Capaz de ganar a todos los jugadores del top-10 y sumar tres títulos, Stefanos ha pasado por momentos difíciles que han sido los que han reforzado su carácter competitivo. Repasamos los diez momentos que se han dado a lo largo del 2019 y que más importantes han sido en la meteórica progresión de este joven talentoso, cuyo triunfo en Londres debería ser el campo base necesario para asaltar la cima del tenis mundial: los Grand Slams.

1. Open de Australia 2020, victoria ante Federer. Se presentó al primer Grand Slam del año como número 15 del mundo, pero pocos eran los que esperaban que pudiera sorprender al suizo. La hazaña se produjo en los octavos de final, en un partido en el que Roger dispuso de infinidad de bolas de rotura. Ahí es donde se vio la capacidad mental de un Stefanos con una habilidad innata para sacar su mejor versión en momentos complicados. Ganó un segundo set en el que siempre fue a remolque y terminó apisonando al helvético, carente de armas para frenar su caudal de juego. McEnroe calificó ese triunfo como "cambio de guardia" en el tenis mundial, y demostró al griego que estaba listo para ganar a los mejores.

2. Open de Australia 2020, derrota contundente ante Nadal. Apenas unos días después de la euforia por ganar a Roger, el griego fue capaz de sobreponerse a la resaca del éxito venciendo a Bautista en cuartos de final. Se presentó en semifinales con altas expectativas, pero toparse con un Nadal imperial le hizo replantearse las cosas. En declaraciones posteriores a ese encuentro, el griego manifestó que perder tan claramente ante Rafa le hizo entender la importancia de seguir trabajando y le mostró el largo camino que le quedaba por recorrer.

3. Título en el torneo de Marsella. Lo más importante en el tenis es ganar títulos y la confianza se nutre de ellos. Para Stefanos fue determinante comprobar que era capaz de confirmar su favoritismo en un evento ATP 250, que supuso el segundo título de su carrera. Lo hizo sin ceder ni un solo set y haciendo gala de unas sensaciones difícilmente mejorables.

4. ATP 500 Dubái 2019. Épicos partidos y derrota ante Federer. El diseño de su calendario con anterioridad a la eclosión en Melbourne provocó que Tsitsipas disputara muchos partidos en esta fase del año y fue capaz de no resentirse a nivel mental ni físico. Se volvería a encontrar con el suizo, en la final del torneo de Dubái, después de ganar a Monfils en semifinales en uno de los mejores encuentros de la temporada. Cayó ante Federer y se lo tomó como la reacción del maestro al desafío que le había planteado él mismo hacía unos meses. Se dio cuenta de que ganar un partido no implica estar al nivel necesario para hacerlo habitualmente.

5. Mutua Madrid Open 2019, triunfo ante Nadal. Ganar al español en tierra batida supone un punto de inflexión en la carrera de todo jugador y así fue en el caso de Stefanos. Consiguió cuajar un torneo excelente, dejando atrás las malas sensaciones que experimentó en Montecarlo y Barcelona. El título en Estoril le permitió llegar a la capital de España rebosante de confianza y meterse en la final, donde perdió ante Novak acusando el desgaste realizado en semis contra el balear.

6. Roland Garros 2019, derrota en partido memorable ante Wawrinka. Uno de los cinco mejores duelos de toda la temporada fue el protagonizado por suizo y griego en París. Auténtica oda al tenis en la que la experiencia de Stan acabó imponiéndose. Fue un golpe moral durísimo para el griego, que estuvo días cabizbajo y lanzando enigmáticos mensajes en sus redes sociales. Supuso el comienzo de esa versión filosófica de este joven. Posiblemente, su éxito en este último torneo del año no se hubiera producido sin esta derrota, de la que tanto aprendizaje pudo extraer.

7. Wimbledon 2019, varapalo a las primeras de cambio. Tocó fondo. El griego no llegó con la confianza necesaria al Grand Slam británico y se topó con un rival inspirado en primera ronda: Thomas Fabbiano. Perdió en cinco mangas y su crisis existencial fue tan profunda que semanas más tarde habría reconocido quedarse encerrado durante días en su hotel en Londres leyendo la biografía de Federer, con el fin de entender cómo superar ese trance.

8. US Open Series 2019, una gira desastrosa. Parecía ver la luz en Washington, donde llegó a semifinales, pero las cosas volvieron a torcerse sobremanera. Tsitsipas fue incapaz de ganar un solo partido en Montreal, Cincinnati y Nueva York. Muy lejos de su mejor nivel, el heleno mostró su desesperación en Flushing Meadows, estando totalmente bloqueado ante Rublev y perdiendo los nervios en más de una ocasión. Se dio cuenta de lo difícil que es mantener la regularidad, pero tuvo la maestría de transformar su rabia en motivación para los últimos meses del año.

9. Shanghái 2019, victoria frente a Djokovic. Volvió a hacerlo. Tsitsipas se demostró a sí mismo y a todos los demás que estaba capacitado para retornar al mejor nivel y volver a ganar al Big3. Remontar un partido al mejor de tres sets al serbio es tarea casi imposible, y eso es lo que hizo el griego en el torneo chino, donde acabaría cediendo en semifinales ante Medvedev. A pesar de ello, fue un influjo moral y de confianza tremendo.

10. Nitto ATP Finals 2019, primera victoria ante su bestia negra. La rivalidad íntima que mantiene con Daniil Medvedev era tal más en declaraciones cruzadas que en la pista. El griego había perdido los cinco partidos disputados ante el ruso, por lo que ser capaz de comenzar el último torneo de la temporada rompiendo esa maldición, fue la catapulta definitiva en su confianza y el punto de partido a partir del cual cimentar un éxito histórico.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes