Stephens: "A mitad de 2019 ya estaba deseando que terminara la temporada"

Sloane Stephens se declara abiertamente optimista con respecto a la temporada 2020: "No tengo nada que perder, estoy en una buena posición".

Sloane Stephens no tuvo un buen 2019. De hecho es difícil, salvo debacle, que 2020 sea más complicado. No solo por los resultados, que fueron muy escasos, cayendo hasta el top-25, sino por las sensaciones y la desmotivación continua que ha declarado experimentar la norteamericana en los últimos días. La que fuera ex número 3 del mundo y finalista del US Open 2017, busca ahora mirar hacia delante con muchas más ganas que las que tuvo en una campaña que quiso terminar con mucha antelación.

"Estoy muy emocionada de comenzar otra temporada porque a mediados de 2019 estaba deseando que terminara", palabras de una Stephens que no jugó ninguna final en toda la temporada y que se alejó demasiado de esa jugadora sólida, mentalmente enfocada y calibrada, que tantos quebraderos de cabeza supuso para buena parte de las pegadoras del circuito, templando la pelota y moviéndola con maestría, al contragolpe.

"Literalmente, no tengo nada que perder, tengo mucho por lo que ganar"

La estadounidense reconoce que ve el vaso medio lleno por la oportunidad que se le aparece al no haber tenido un buen 2019. "Estoy deseando que llegue 2020 y comenzar una nueva temporada. Literalmente, no tengo nada que perder, tengo mucho por lo que ganar. Estoy en una buena posición".

Sin embargo, tendrá que tener en cuenta una nueva fecha, relevante, en el calendario de 2020: los Juegos Olímpicos. "Manejar un calendario tan exigente no es sencillo, de hecho es un reto. Se trata de estar sana y feliz, disfrutar jugando al tenis y no quemarme demasiado a principios de temporada, sabiendo que será una temporada muy larga. Mi mente está de nuevo despejada y me siento mucho mejor tanto dentro como fuera de la cancha. Creo que lograré mucho mejores resultados".

Comentarios recientes