Tsitsipas podría alcanzar en Londres un hito que ya ostentan Corretja y Dimitrov

El griego está a una victoria de convertirse en el tercer jugador que levanta el trofeo en su primera participación en la Copa de Maestros.

Tsitsipas podría alcanzar en Londres un hito que ya ostentan Corretja y Dimitrov. Foto: Getty
Tsitsipas podría alcanzar en Londres un hito que ya ostentan Corretja y Dimitrov. Foto: Getty

La Copa de Maestros, nombre genérico para designar a la actual Nitto ATP Finals, es un torneo especialmente complicado por su formato, por la superficie (en pista rápida todo va muy deprisa, cualquier mínima dispersión te puede costar el encuentro) y porque juegan los mejores. Por eso, resulta sorprendente que un debutante (un jugador que por primera vez termina clasificado entre los ocho mejores tenistas del mundo) sea capaz de obtener el título en esta competición. Sin embargo, Stefanos Tsitsipas está a un paso de conseguir esa proeza si consigue derrotar en la final a Dominic Thiem; el griego sería el tercer jugador en hacerlo, desde 1980, tras Alex Corretja (1998) y Grigor Dimitrov (2017).

Aunque el griego podría ser el tercero en ganar una final en su primera participación, no es el tercero en lograr una final en su debut, sino el noveno.

En 1980, Ivan Lendl aterrizaba en Nueva York para disputar su primer Torneo de Maestros. El checo lograba pasar la Round Robin como segundo de grupo, tras derrotar a Guillermo Vilas y Harold Solomon y perder frente a Connors, que fue primero. En semifinales se deshizo de Gene Mayer, pero en la final no pudo con Björn Borg.

En 1985, un jovencísimo Boris Becker debutaba en la Masters después de una temporada en la que ganó su primer título de Grand Slam en Wimbledon. El alemán dejó en la cuneta a tenistas de la talla de Paul Annacone, Mats Wilander o Anders Jarryd, pero en la final no pudo con el propio Lendl.

En 1991, Jim Courier llegaba a su primera ATP World Tour Championships como número 1 del mundo. En semifinales apeaba a Andre Agassi, campeón de la edición anterior, pero veía como Sampras le remontaba la final, tras haber ganado el primer set.

En 1998, Alex Corretja se convertía en campeón de esta competición en calidad de debutante. Tras dar buena cuenta de Albert Costa y Andre Agassi en la Round Robin, el tenista español batía a Sampras en semifinales y culminaba la gesta derrotando a su compatriota Carlos Moyá en la final.

En 2001, Sebastien Grosjean obtenía grandes victorias ante Patrick Rafter y Agassi en su grupo. En semifinales consiguió una holgada victoria ante Kafelnikov, pero en la final, Hewitt despertó al francés de aquel maravilloso sueño.

En 2006, James Blake llegaba a Shanghai como octavo clasificado y encuadrado en un grupo nada fácil, con Rafael Nadal, Nikolay Davydenko y Tommy Robredo. El americano pasó como primero de grupo, derrotó a Nalbandian en semifinales, pero se vio desbordado por Roger Federer en la final.

Un año más tarde, en 2007, David Ferrer debutaba como un auténtico vendaval en la Copa de Maestros, fulminando a Nadal, Gasquet y Djokovic en la fase de grupos y anulando el cañón de Andy Roddick en semifinales. En la final, Roger Federer se mostraba inaccesible y le impedía al español la consecución del título.

Hace dos años, en 2017, Grigor Dimtrov lograba ser maestro de maestros en su debut. El búlgaro se imponía en la final al belga David Goffin para poner broche de oro a la, hasta ahora, mejor temporada de su carrera deportiva.

Ahora estamos a las puertas de la final de 2019. Si Tsitsipas logra doblegar a Dominic Thiem, con el que tiene un balance negativo de 4-2 en enfrentamientos directos, se convertirá en el tercer campeón debutante en este campeonato desde 1980.

Comentarios recientes