Copa Davis 2019. Análisis de grupos y formato de competición

Detallamos en profundidad todas las claves que pueden marcar el devenir de una semana en Madrid que se presenta histórica para el tenis.

Finales Copa Davis 2019, análisis. Foto: gettyimages
Finales Copa Davis 2019, análisis. Foto: gettyimages

Han corrido ríos de tinta acerca de todo lo que ha rodeado el lavado de cara revolucionario experimentado por la Copa Davis, pero ha llegado el momento de dejar atrás opiniones, polémicas y nostalgia. Lo que se propone erigirse en la gran Copa del Mundo del tenis está a la vuelta de la esquina y se propone consolidarse en el calendario con un formato atractivo que logra generar interés en público numeroso y diverso. Gerard Piqué y el Grupo Kosmos, junto a la ITF, han hecho una apuesta sobresaliente por erigirse en motores de cambio de una competición centenario y todo su trabajo durante años experimentará un juicio sumarísimo durante una semana. Una semana en la que 18 países buscarán una Ensaladera más especial que nunca y en la que los mejores del mundo se batirán entre sí defendiendo con orgullo a sus países. Procedemos a detallar diversos aspectos del torneo.

Formato de competición y sede

Se han habilitado tres pistas indoor en la que desarrollar la competición, de lunes a domingo. De martes a viernes la jornada se organizará en dos sesiones; una matinal, que comienza a las 11:00, y otra vespertina, arrancando a las 18:00. El lunes se disputarán tres eliminatorias a partir de las 16:00 en lo que supondrá el pistoletazo de salida a una semana frenética en la que habrá actividad simultánea en las tres pistas. La superficie en la que se juega es exactamente igual a la del Masters 1000 París-Bercy, NextGen Finals y Nitto ATP Finals, lo que supone una gran ventaja para los jugadores y una manera de minimizar el riesgo de lesiones, tan habituales en esta fase de temporada.

El torneo se organiza en seis grupos de tres equipos cada uno. El primer clasificado de cada grupo logra una plaza en los cuartos de final, mientras que las dos vacantes se otorgan a los dos mejores segundos de grupo. Esto hace que cada partido, cada set y cada juego gocen de una gran importancia y anula la posibilidad de que haya alguna eliminatoria sin nada en juego. Las eliminatorias consistirán en dos partidos individuales y un tercero de dobles, jugándose éste siempre independientemente de si un conjunto ha ganado los dos singles. Una de las grandes novedades es que todos los partidos se disputan al mejor de tres sets, incluidos los de dobles, sin emplear la fórmula de la ATP de puntos de oro ni supertiebreak en el tercero. Esta es la distribución por grupo de todos los equipos nacionales:

Grupo A. Djokovic liderará la oposición a los galos

La ausencia de Kei Nishikori en el conjunto nipón hace pensar que habrá una clara batalla a dos entre Francia y Serbia. Ambos conjuntos deberían ganar sin dificultad al combinado asiático y jugarse en su duelo particular el pase como primeros. Novak Djokovic afrontará con ilusión un evento que supondrá la despedida de su amigo Janko Tipsarevic. El de Belgrado estará bien secundado por Krajinovic, Lajovic y Troicki. No lo tendrán nada fácil para imponerse a una Francia muy completa, con Monfils, Paire, Tsonga y dos consumados doblistas como Mahut y Herbert, que pueden llegar algo fatigados de Londres.

Grupo B. España y Rusia, final anticipada

De nuevo da la sensación de que habrá un equipo comparsa, como es el croata, y dos potencias que chocarán frontalmente por la clasificación. La ausencia de Cilic y los problemas internos de los croatas hacen difícil pensar que puedan hacer frente a los locales, liderados por Nadal, y los rusos, con una selección joven y tremendamente talentosa, en la que Rublev y Khachanov intentarán hacer olvidar la ausencia de Medvedev.

Grupo C. Igualdad máxima y emoción asegurada

Nada puede darse por hecho en un grupo con tres equipos muy completos. Los alemanes no se han presentado carentes de artillería a pesar de la baja de Zverev, ya que han juntado un equipo con una pareja de dobles consumada (Mies y Krawietz) y dos jugadores muy competitivos, como son Struff y Kohlschreiber. La ilusión de Chile por dar una alegría a su país es un motor notable en un equipo dirigido por Massú en el que Jarry y Garín llevarán las riendas. Por parte de los argentinos, se espera que Zeballos juegue el dobles mientras que Schwartzman y Pella pueden ser muy peligrosos a nivel individual.

Grupo D. Garantía de morbo y espectáculo

No se puede negar. Nos guste o no, la presencia de Nick Kyrgios supone un plus de interés para muchos aficionados. El australiano suele motivarse en eventos de equipo y podría verse su mejor versión en Madrid. Estará secundando un conjunto aussie liderado por De Miñaur, y ambos estarán bien secundados por Thompson, Millman y el doblista Peers. Resulta complejo hacer pronósticos ya que aunque Colombia parece el equipo más débil, su pareja de dobles es difícilmente batible. Cabal y Farah intentarán ser garantía de puntos en un equipo que sufrirá a nivel individual, con Giraldo y Galán como principales bazas. En cuanto a los belgas, Goffin querrá recuperar el espíritu de 2017 y Darcis pondrá todo su corazón.

Grupo E. Murray como punta de lanza

Ilusiona ver al de Dunblane compitiendo en un evento así y habrá que estar atentos al rol que desempeña. Se ha mostrado dispuesto a jugar individual o dobles, pudiendo formar dupla con su hermano Jamie. Edmund y Evans completan un equipo muy completo que parece candidato a todo si Andy es capaz de desplegar el nivel de juego del que ha hecho gala en los últimos torneos. Holanda parece la selección más débil, con Haase y el doblista Rojer como cabezas visibles del humilde proyecto. Atentos a Kazajstán que en estas condiciones suelen crecerse y mediante Kukushkin y Bublik pueden dar un disgusto a cualquiera.

Grupo F. El grupo de la muerte

Las tres candidatas podrían partir claramente en la nómina de máximas favoritas, pero una de ellas, y posiblemente dos, quedará fuera a las primeras de cambio. Italia, con Fognini y Berrettini como puntas de lanza y bien secundados por veteranos como Seppi o Bolelli, tendrán que verse las caras con un equipo canadiense que es de los más atractivos del evento. Aliassime y Shapovalov se aliarán para dar un golpe de efecto. El tercero en discordia será una de las grandes potencias mundiales, como es Estados Unidos, en el que Tiafoe, Opelka, Fritz y Querrey son garantía de éxito, mientras que Sock liderará en el dobles.

Consultar calendario aquí.

Resulta necesario establecer claramente cuál es el modo en que se cruza cada uno de los clasificados en cuartos de final, y qué camino podrían seguir algunos de los equipos favoritos hasta la ansiada final del domingo, que se jugará a partir de las 16:00. La Copa Davis 2019 arranca motores bajo la atenta mirada de todo el planeta. ¿Quién conseguirá la primera Ensaladera de una nueva etapa?

LA APUESTA del día

Comentarios recientes