Murray, confiado frente al Big 3: "Siento que podría ganarles"

El británico reconoce que sigue dando pasos hacia adelante en su progreso y de cara a 2020 tiene esperanzas de plantarle cara a los mejores del mundo.

Andy Murray, confiado frente al Big 3: "Siento que podría ganarles". Foto: Getty
Andy Murray, confiado frente al Big 3: "Siento que podría ganarles". Foto: Getty

A pesar de lo que le dijo un médico especialista de la cadera de que si seguía jugando podría tener consecuencias catastróficas para su salud, Andy Murray tiene planeado seguir compitiendo en 2020 y tras la mejora evidente en sus últimos torneos, donde llegó a ganar el título en Antwerp, el británico sueña incluso con volver a disputar los grandes títulos y poder vencer a Djokovic, Nadal o Federer. Así lo cuenta en una entrevista para la BBC.

"Sé que si jugara mañana contra los mejores del mundo, tendría solo una pequeñísima oportunidad de ganar, pero siento que podría ganarles", asegura el de Dunblane. "Ese es uno de los objetivos que tengo, el de salir a pista contra todos los jugadores y sentir que tengo oportunidad de ganarles. Hace siete u ocho semanas no habría sentido eso. Antes de Antwerp, las conversaciones que tenía con mi equipo era que no sabía seguro a dónde podía llegar ya que si seguía por el camino que llevaba, no hubiera podido seguir jugando", añade.

"En los últimos años he tenido muchas subidas y bajadas pero siento que estoy por el buen camino ahora y estoy emocionado de ver lo que puedo hacer en los dos próximos años", continúa diciendo Andy, que en 2020 intentará volver a disputar de forma regular los mejores torneos del circuito aunque sabe que ya no será lo mismo que antes, cuando jugaba cada semana y llegando siempre a rondas finales. "Es difícil decir dónde estoy ahora miso. No es como cuando tenía 25 años pero no espero ni necesito ser competitivo al más alto nivel y por eso estoy emocionado. No me quiero fijar objetivos de ser Top 10 o hacer semis de Grand Slam porque eso es algo que ya he hecho en el pasado y no lo necesito. Solo estoy feliz sin dolor y disfrutando de lo que hago", señala.

Andy reconoce que vio sus propios partidos en el Challenger de Mallorca, en la academia de Rafa Nadal, y no le gustó nada lo que vio. "Me vi un poco lento y no me gustó lo que veía al verme jugar. Cuando llegué a Asia, en el primer día de entrenamiento, le dije a mi equipo: 'No estoy sintiendo esto'. Pero una vez empecé a jugar, me moví mejor y dejé de pensar en mi cadera durante los partidos. Eso fue un gran paso adelante para mí", confiesa.

El triple ganador de Grand Slam cuenta que estuvo cerca de no ir a Bélgica, torneo que terminó ganando. "Tenía un problema en el codo, que ya venía arrastrando en Shanghái y cuando iba en el tren, el domingo, no sabía ni si iba a jugar. Doy gracias a que sí lo hice y pude ganar el título. Fue algo totalmente inesperado".

Se dará la casualidad que Murray regresará en 2020 al Open de Australia, donde le hicieron un vídeo de despedida cuando perdió en primera ronda ya que todos pensaban que sería su última vez allí. "La verdad es que sentí que esa era mi última participación allí. Espero poder seguir en forma en los próximos meses y tener la oportunidad de jugar allí en enero", comenta Murray, que hace poco volvió a ser padre, esta vez de un niño. "Es un poco lo co todo a veces, pero la mayoría del tiempo, bien. Yo quería tener un niño pero tuvimos dos niñas. Hubiera estado feliz también de haber tenido otra niña pero es bueno que ellas tengan ahora un hermanito", sentencia.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes