Tsitsipas rompe su maldición con Medvedev

El griego cuajó un partido excepcional y muy ordenado a nivel táctico que le sirvió para derrotar en dos mangas a un Medvedev algo falto de chispa.

Stefanos Tsitsipas gana a Daniil Medvedev en ATP Finals 2019. Foto: gettyimages
Stefanos Tsitsipas gana a Daniil Medvedev en ATP Finals 2019. Foto: gettyimages

Era cuestión de tiempo. Stefanos Tsitsipas acumulaba ya cinco derrotas frente a su gran enemigo deportivo e incluso personal, dentro del tenis. Griego y ruso mantienen una guerra fría que se ha calentado en más de una ocasión, pero la batalla en la pista siempre caía del lado del ruso. Cinco enfrentamientos y cinco triunfos para un hombre cuya solidez había comido la moral del artista griego. Para revertir una situación así se requiere una gran fortaleza mental, un notable acierto y, sobre todo, la capacidad para buscar soluciones que permitan cambiar el panorama. Es lo que hizo con maestría el griego en su primer envite de las Nitto ATP Finals 2019, donde se impuso a Daniil Medvedev por 7-6 (5) 6-4, poniendo al rojo vivo el grupo Agassi, donde cada partido e incluso cada set valdrá oro.

Desde el primer punto del partido se pudo apreciar un cambio en la actitud y la estrategia del heleno. Más sosegado en la búsqueda del golpe ganador, pero igual de determinado para desbordar con su tenis a un rival que estaba decidido mantenerse firme de fondo de pista. Daniil parece haber sido despojado de ese aura de imbatibilidad que le ha rodeado durante meses. Llega un segundo más tarde a cada bola, pierde algo de capacidad en el contraataque y su tenis es algo más previsible. Tsitsipas encontró en su primer servicio el mejor aliado para ir entrando al partido, y combinó su juego dominante de drive con interesante subidas a la red y la ejecución de golpes cortados de revés con mayor recurrencia de la habitual. Medvedev aguantaba el tirón, pero en el tiebreak de la primera manga la balanza se decantó del lado de quien más estaba proponiendo.

Fue un influjo de moral para un Tsitsipas que necesitaba algo positivo en su travesía por el desierto cuando se enfrenta al ruso. No bajó el pistón en el segundo set y siguió jugando con gran intensidad, haciendo magistrales cambios de velocidad y focalizando sus ataques en el flanco del drive de Medvedev. Más errores de lo habitual por parte del ruso fueron minando su moral y dejando ver fisuras en sus juegos al saque. Tsitsipas, lejos de desesperarse por no poder abrir brecha en el marcador, incrementó la intensidad en cada nueva tentativa y logró dar el zarpazo definitivo en el noveno juego, cuando hizo el break que a la postre supondría el cierre del partido después de consolidar el mismo sin dejarse atenazar por los nervios.

Victoria de mucho prestigio para el griego, que puede ser un punto de inflexión en su carrera. Stefanos Tsitsipas sigue cosechando éxitos y quemando etapas en una progresión más que ilusionante. Por su parte, da la sensación de que Daniil Medvedev ha llegado con la reserva en el depósito y que lo que se vio en París-Bercy no es fácilmente modificable en apenas una semana. Nadie duda de que luchará y será un jugador competitivo en este torneo, pero le falta ese puntito de magia del que hizo gala en un verano dorado que se prolongó hasta el torneo de Shanghái. Las Nitto ATP Finals 2019 pueden ver una auténtica revolución de la mano del griego, que toma ventaja en este Grupo Agassi.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes