Nadal: "Sabemos que la lesión no es un problema grave, confío en llegar al 100%

El español dio detallada información acerca de sus sensaciones respecto a las molestias en el abdominal y se centró en la necesidad de poder sacar.

Rafael Nadal en Londres. Foto: gettyimages
Rafael Nadal en Londres. Foto: gettyimages

La expectación por conocer el alcance de la lesión de Rafael Nadal es evidente. Todos los aficionados y medios de comunicación intentan discernir la gravedad de la misma y saber si el español podrá estar en condiciones de competir con garantías en las Nitto ATP Finals 2019. Los alicientes son enormes; este es el torneo maldito en la trayectoria de un Rafa que se presenta con la motivación de defender el número 1 del ranking ATP que actualmente ocupa. Su comparecencia ante los medios de comunicación vino marcada por las constantes preguntas acerca de sus sensaciones y estado de forma, así como del proceso de recuperación en que está inmerso para tratar de ponerse a punto a contrarreloj de cara a su debut en el torneo, el lunes.

-Balance de la temporada. "No fueron nada sencillos los tres o cuatro primeros meses del año así que estoy muy contento de estar aquí y de cómo cambiaron las cosas a partir del Conde de Godó", señala un Nadal que reafirmó el hecho de que tocó fondo a nivel anímico esa semana en la ciudad condal, y apenas un mes después se encontraba levantando el título en Roland Garros. Después de lo que ocurrió el sábado dudaba mucho si podría estar aquí, así que estoy contento aunque hay que analizar cómo va todo en los próximos días. Lo más importante en mi carrera a estas alturas es estar sano, porque sigo teniendo la capacidad de jugar a un alto nivel", aseveró el de Manacor.

-Sensaciones respecto a las molestias abdominales. "Con una lesión muscular hay que ser muy prudente, no me siento del todo incómodo pero todavía no he sacado con potencia", señaló Rafa, que siente especialmente el dolor cuando hace el movimiento del servicio, que fuerza esa zona notablemente. Hasta mañana no voy a probar a sacar al 100% de mis posibilidades. Mis sensaciones son buenas, pero cualquier paso en falso puede ser fatal en un problema como éste. Jugando desde el fondo de pista no tengo ninguna molestia así que tengo ilusión en que todo salga bien. Ayer, cuando saqué despacio, tampoco sentí dolores así las esperanzas de poder competir en lunes están intactas", declaró un hombre que debutará en el torneo londinense frente a Alexander Zverev.

-Diagnóstico de los médicos. "Las imágenes de la ecografía muestran que existe la posibilidad de poder jugar. Hay que ver cómo evolucionan las cosas y debemos ser prudentes, pero los médicos son optimistas ya que sabemos que no es un problema grave", afirmó un hombre que ya tuvo que retirarse del torneo en la edición del 2017, después de perder ante David Goffin. Cuestionado por las similitudes que pueda haber con esa situación, Nadal se mostró contundente. "Es una situación completamente distinta; ese año llegué muy tocado de la rodilla y era una cuestión crónica. Lo de ahora es algo puntual y voy a terminar teniendo una semana para poder recuperarme", sentenció con optimismo el mejor jugador del mundo en estos momentos.

-Edad, relevo generacional y Copa Davis. Cuestionado acerca de si sentía joven todavía, Nadal hizo reír a los presentes con una respuesta simple pero veraz. "Tengo 33 años y medio. Me siento viejo para jugar al tenis y joven como persona. Es un sueño para mí seguir en la élite a estas alturas de carrera, es bonito ver cómo los mejores van mejorando porque lo normal sería que acabaran desplazándonos de aquí. Sigo disfrutando de este deporte y creo que vamos a seguir disfrutando de una bonita competencia durante un tiempo", dijo el español, sin querer entrar a valorar las opciones que tiene de poder jugar Copa Davis. "Son dos grandes eventos los que tengo por delante, pero no puedo decir nada ahora de eso. Hablaremos de la Davis cuando acabe en Londres", señaló.

-Maldición del torneo y número 1. "Llevo quince años clasificándome para este torneo, pero desgraciadamente he podido jugar mucho menos de lo que me habría gustado. No sirve de nada lamentarse, debo continuar trabajando para generarme la oportunidad de poder competir y seguir mejorando, como he hecho durante toda mi carrera", dijo antes de hablar del número 1. "Siempre he dicho que no es un objetivo prioritario para mí y se ha demostrado este año. Si hubiera jugado en China quizá habría podido dar un paso importante para asegurarme terminar como número 1, pero hay momentos en la carrera que debes priorizar cosas y tomar decisiones para poder jugar más tiempo. Si lo consigo será fantástico porque igualaré a Federer y Djokovic en años finalizados en lo más alto, pero estoy centrado en otros objetivos", dijo.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes