Mikael Ymer quiere la ayuda de Edberg para 2020

El pequeño de los Ymer no ha ocultado su deseo de que la leyenda sueca pueda asistirle durante la pretemporada de cara a 2020. Ya ha habido trabajo previo entre ellos.

El joven de origen etíope durante su participación en las Next Gen ATP Finals.
El joven de origen etíope durante su participación en las Next Gen ATP Finals.

Suecia hace largo, largo tiempo que no está en la primera línea del tenis mundial. Los Soderling, Johannson (Thomas y Joachim), Norman, Enqvist y no decir ya Gustafsson, Edberg, Wilander o Borg son recuerdos del pasado de un tenis muy poderoso y con larga tradición que ahora languidece. Los hermanos Ymer han representado un pequeño atisbo de esperanza, especialmente ahora el pequeño de ambos, Mikael, que está disputando en Milán las Next Gen ATP Finals. El tenista de origen sueco quiere dar un salto de categoría en su carrera y en su tenis y para ello entiende que la ayuda de alguien como Stefan Edberg podría ser capital en este sentido.

Ymer y Edberg ya han tenido alguna pequeña colaboración en el pasado, pero nada continuado en el tiempo. El pequeño de los Ymer ha sido aconsejado por la gran leyenda sueca pero ahora quiere un trabajo más sólido y permanente. Viene progresando sin demasiada rapidez pero con constancia, instalado ya en el top 100 y disputando el Masters de jóvenes de Milán donde se citan las mejores raquetas de 21 años o menos. Un buen escaparate para que Ymer atraiga a ex tenistas de la talla de Edberg, compatriota suyo y que a buen seguro está deseoso de que un chico de este país pueda reverdecer viejos laureles.

"Habíamos hablado de trabajar juntos ya con anterioridad", cuenta Ymer para la ATP en Milán. "Pero nunca hemos la oportunidad de llevarlo a cabo. Él es uno de mis grandes ídolos. Le dije que me encantaría entrenar con él en la pretemporada si tiene tiempo. Y me respondió que sería bien recibido en cualquier momento. Tengo muchas ganas de ello, así que le llamaré pronto", desvela Ymer sobre sus contactos con Edberg, que cuando se retiró en 1996, Ymer ni siquiera aún había nacido.

El etíope de ascendencia es ambicioso y no solo quiere la experiencia que le pueda aportar Edberg si no también ciertos recursos técnicos de los que el Stefan es todo un icono. "No hay nadie que pueda enseñar a volear como lo hace Stefan", reconoce Ymer. El propio Edberb viene siguiendo desde hace mucho los pasos de los Ymer, para éste, la ayuda del genio del saque y volea sería algo fantástico. No contempla la ayuda de ninguna otra figura del pasado del tenis sueco ahora mismo. "No he tenido tampoco la oportunidad de hablar con otros. Aunque me encantaría, de todos los que he conocido Stefan es el que mejor me cae. La manera cómo se comporta, lo humilde que es después de convertirse en una de las grandes leyendas, todo ello es inspirador para mí. Trata a todo el mundo bien, siempre ha sido muy agradable conmigo, y también con mi familia", desvela Mikael.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes