Sabalenka apuesta por Tursunov para crecer en 2020

La prometedora bielorrusa ha vuelto a confiar en el ex tenista ruso de cara a 2020 tras una turbulenta relación que les llevo a separar sus caminos.

La carismática dupla parece que extenderá su relación en 2020. Foto: Getty
La carismática dupla parece que extenderá su relación en 2020. Foto: Getty

Pocos dudan de que Aryna Sabalenka está llamada a ser una de las grandes animadoras del circuito WTA en los próximos años. Incluso algo más que animadora. La bielorrusa sin embargo en este 2019 no ha cumplido demasiado con ese papel y se ha quedado escasa de éxitos para las expectativas que habían sido depositadas en ella. Durante gran parte del año había sido guiada por el ex jugador ruso Dmitry Tursunov con el que decidió terminar a finales de agosto. Sorprendentemente, la de Minsk posteriormente reculó y consideró oportuno darle una segunda oportunidad a Tursunov.

Atendiendo a sus resultados en torneos de Grand Slam, la bielorrusa tiene todavía mucho que demostrar, a pesar de que es evidente por su tremendo despliegue de fuerza y carácter en la pista que tarde o temprano eclosionará la tenista de Minsk. Este año no ha podido llegar a la segunda semana en ningún 'major', siendo los octavos del US Open de 2018 su mejor marca histórica. Tres títulos WTA sí que ha cosechado así como el título de dobles en Nueva York junto a Elise Mertens.

La temporada 2019 estaba resultando decepcionante para Sabalenka que venía trabajando con el ruso Dmitry Tursunov desde 2018. Ya había llevado con éxito las riendas de tenistas como Elena Vesnina tras colgar la raqueta definitivamente en 2017. Aryna cortó la relación con el moscovita a finales de agosto, tras una dolorosa derrota en segunda en el US Open. El mensaje fue: "Gracias por todo y todo lo mejor para ti en el futuro". ¿Qué ocurrió después para que la de Minsk decidiera echarse atrás en su decisión?

"Después del US Open, me di cuenta de que había un problema, demasiadas cosas fuera de la pista me estaban distrayendo del juego y esto me ayudó a ganar algunos partidos y encontrar ciertas sensaciones", explicaba a Ubitennis a principios de octubre. Rectificar es de sabios y la joven tenista eslava quiso recuperar a su entrenador y darle una segunda oportunidad. "Me di cuenta de lo estúpida que fui culpando a Dmitry de mis errores, así que encontré la manera de recuperar mi relación con él", contaba Aryna.

"Espero poder continuar con él, hemos trtatado de 'arreglar' ciertas cosas y esto me ha ayudado a mantenerme positiva. La intención es avanzar porque nuestra colaboración es muy buena y trabajamos bien, no quiero perderle como entrenador. Si las cosas van tan bien, ¿por qué buscar a otro?", expone la tenista de 20 años.

La bielorrusa es sin duda una jugadora temperamental, de complicado carácter en ocasiones. Pero entiende que de la mano de Tursunov puede aún sacar su mejor versión y dar el salto definitivo de calidad que le falta para postularse para grandes cosas en 2020. "Espero que todo esto me ayude a empezar la próxima temporada de una manera más inteligente, más madura. Ha sido en cierta manera desalentador lo que ha ocurrido en estos últimos meses pero al final me he dado cuenta de que lo he entendido todo. Todos los jugadores atraviesan momentos como éste de los que normalmente aprenden cosas, espero que a mí me pase igual", confía la enorme pegadora de Minsk.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes