Barty consigue un logro que nadie en la historia del tenis había alcanzado

Ashleigh Barty ha experimentado una progresión meteórica en su carrera que se ha acelerado exponencialmente en 2019. La australiana terminó el 2018 en el puesto 15 del ranking WTA, y en una temporada ha conseguido alcanzar y mantenerse en el número 1 del mundo. Ninguna tenista en toda la Era Open había conseguido pasar en un año de estar fuera del top-10 a culminar en lo más alto de la clasificación mundial, lo que hace que la australiana grabe su nombre con letras de oro en los anales de la historia del tenis.

Comentarios recientes