“Por encima de todo, siempre estará nuestra amistad”

Kristina Mladenovic y Timea Babos hablan sobre su relación profesional y personal antes de disputar el último encuentro de las WTA Finals en Shenzen.

El abrazo entre Babos y Mladenovic en Shenzen. Fuente: Getty
El abrazo entre Babos y Mladenovic en Shenzen. Fuente: Getty

How wonderful life is while you’re in the world”. No lo escribí yo, sino Elton John en su famosa obra maestra ‘Your Song’. Qué bonito es el mundo cuando tú estás en él, una frase que bien podría definir la conexión que existe entre Kristina Mladenovic y Timea Babos, una de las parejas con más éxito de los últimos años en el circuito de dobles femenino. La francesa y la húngara, dispuestas a luchar por el título de las WTA Finals una temporada más, hablaron acerca de cómo su relación personal ha ido construyendo las bases para haber conquistado tantos trofeos y haberse convertido en inseparables. Un ejemplo más de que para funcionar dentro de la cancha, antes hay que conectar fuera de ella.

“Para mí, no importa la temporada que hayamos tenido, lo importante siempre será la amistad entre Timea y yo. Este año quizá no jugamos tanto como quisimos, pero así vinieron las cosas, nuestra prioridad es el circuito individual. A través de eso nos ayudamos y tomamos decisiones juntas”, confiesa Mladenovic en la web de la WTA después de una temporada en la que solamente compitieron en diez torneos juntas, once si contamos el de Shenzen que pondrá su punto y final este domingo.

¿Se puede opositar a maestra jugando solo diez torneos? Sí, si tienes resultados como final en el Open de Australia, título en Roland Garros, semifinales en Wimbledon y cuartos de final en el US Open. “Salir a la cancha con ella en los escenarios más importantes es de las mejores sensaciones que he tenido en mi carrera. Cada vez que estoy en la pista con ella en esos partidos grandes es cuando siento la adrenalina, o también el estrés, el miedo, las emociones, incluso nuestros entrenamientos son divertidos. Los días de mal humor, también, todo cuenta. La vida con ella es mucho más divertida y agradable”, añade la de Saint Pol Sur Mer, nacida solo cuatro días después que la húngara.

Para Babos, está muy claro cuál es el secreto de que la relación con Kristina sea tan buena. “Nos conocemos desde hace mucho tiempo, creo que realmente hemos crecido juntas. En los últimos años ese aspecto nos ayudó mucho a crecer juntas también como personas individuales, a ser fuertes y darnos cuenta de lo importante que es disfrutar del día a día, no todo gira siempre alrededor de las victorias. Por supuesto que siempre queremos ganar, pero en el en tenis siempre hay alguien que tiene que perder”, recuerda Timea, la sexta mejor doblista del mundo actualmente.

Lo más curioso es que rara vez practicamos juntas el dobles. En realidad, nunca lo hacemos. La única ve que practicamos es en este tipo de semanas que estamos aquí y solo nos enfocamos en esta modalidad. Somos grandes competidoras, por lo que ganar Roland Garros fue sencillamente increíble, cada momento lo fue. Personalmente, aprecio cada detalle de este viaje, el año pasado conquistamos el Open de Australia, y éste volvimos a la final. Fue algo muy especial, aprendimos mucho, nos ayudamos hasta el final. El hecho de haber ganado Grand Slams juntas nos ayudó a estar unidas en cada momento”, manifiesta la de 26 años.

Una pareja que lleva ya algunos años al pie del cañón, como esta semana, donde pelearán por convertirse en maestras por segunda temporada consecutiva. Parece fácil, pero no lo es. “Nuestro juego realmente coincide con el juego genérico. Por lo tanto, solo necesitamos un par de días para entrenar y ajustar las tácticas, no hay una gran diferencia con las otras duplas. Nuestro juego individual nos permite hacerlo así, quiero decir, ya sabemos volear”, señala Babos nuevamente. “Algunas jugadoras de singles pueden ser las mejores del mundo, pero no tienen ni idea de cómo jugar al voleibol. Eso es una gran ventaja, que hayamos jugado mucho durante tanto tiempo y que ya hayamos hecho grandes cosas juntas”.

Comentarios recientes