Djokovic finiquita la temporada de Dimitrov

El búlgaro jugó un gran primer set pero luego no aguantó el ritmo. Sexta final del serbio en París-Bercy, que intentará levantar mañana lo que no pudo en 2018.

Novak Djokovic, despidiendo a Dimitrov en París. Fuente: Getty
Novak Djokovic, despidiendo a Dimitrov en París. Fuente: Getty

Novak Djokovic perderá pasado mañana el número 1 del mundo a manos de Rafa Nadal, pero eso no le quita ni un amperio de energía para seguir peleando por los títulos más importantes del circuito. Como el de esta semana, el Masters 1000 de París-Bercy que ya levantó en cuatro ocasiones. El de Belgrado quiere más y para ello tuvo que rendir cuentas este sábado a un Grigor Dimitrov que solamente le aguantó un asalto (7-6, 6-4). Gran semana del búlgaro que dice adiós a la temporada sin saber si ha sido buena o mala. Por su parte, el balcánico avanza a su sexta final del año, donde podría cruzarse mañana con el hombre que le apartará este lunes de lo más alto del ranking.

Todo el mundo comentaba en redes la buena semana de Grigor Dimitrov en la capital francesa. No mentían, solo jugando muy bien al tenis puedo uno plantarse en semifinales de un Masters 1000 tras haber superado a gente como Goffin, Thiem o Garín. “Es otro jugador desde el US Open”, insistían algunos. Lo cierto es que donde realmente dio un paso al frente fue un en Nueva York, pero poco más. Aquí en París la bombillita se encendió de nuevo y claro, cuando este tipo empieza a jugar como sabe lo normal es que el talento se imponga. Hoy la prueba de fuego era ante Djokovic, a quien ya derrotó en la arcilla del Mutua Madrid Open hace seis años. ¿Se acordaría después de tanto tiempo de cómo lo hizo?

Seis años después, muchas han cambiado, aunque podemos afirmar que ambos son mucho mejor de lo que eran. El primer set es un regalo de parte de dos fueras de serie, dos hombres completamente concentrados y entregados a la causa, con varios intercambios de más de 20 golpes que hicieron babear a más de un espectador. Con la máxima igualdad se llegó al tiebreak, sin rupturas de por medio, ni una sola de break en contra por parte de los dos. El búlgaro estaba dando la nota ante su examen más caliente, pero todavía faltaba por responder la última pregunta, la de verdad. Con 5-4 a su favor en la muerte súbita, una puerta de par en par se abre a su favor, era el momento de traspasarla o quedarse en tierra.

Y ahí, cuando parece que no está brillando, cuando nadie piensa que a Djokovic le quede aire para esos últimos diez metros de carrera, es donde el serbio saca la espada y sentencia. Del 4-5 al 7-5, no sin antes llevarse un punto de 32 golpes que terminó por destruir las esperanzas del jugador de Haskovo. El golpe, donde más dolía, en el momento perfecto. Set para Novak, la historia de siempre a falta de un milagro.

Ahora le empresa era distinta. Dimitrov, con pies de plomo, jugaba un pasito más atrás, cuando la respuesta debería de haber sido jugar todavía más adelante. Pero claro, el que había dado un paso de gigante era Novak, quien sabe perfectamente qué hacer en este tipo de secuencias cuando el rival está bañado en dudas. Antes de que se active de nuevo, un segundo golpe de remo. Así lo hizo, con la calma de los campeones, colocándose 4-2 y caminando de manera firma hasta la meta. La ansiedad y la desesperación fueron demasiado peso para Grigor, que puso punto y final a una temporada extrañísima que, sin embargo, le verá terminando en el top20. Respecto al número 1 del mundo, mañana tiene una última cita antes de verle caer al segundo escalón de la clasificación.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes