Barty remonta ante Pliskova y alcanza la final en Shenzhen

La número uno del mundo alcanza la final del torneo de Maestras, tras batir a la jugadora checa, y disputará el título ante Elina Svitolina.

Barty remonta ante Pliskova y alcanza la final en Shenzhen. Foto: Getty
Barty remonta ante Pliskova y alcanza la final en Shenzhen. Foto: Getty

Ashleigh Barty ya está en la final del Shiseido WTA Finals Shenzhen, tras derrotar a Karolina Pliskova en tres sufridos sets, 4-6 6-2 6-3 . La checa había clasificado como segunda de su grupo en la round robin y ello había posibilitado que las dos mejores jugadoras del mundo se vieran las caras antes de la final. Era la sexta vez que se enfrentaban entre ellas, con un balance ligeramente favorable a la jugadora australiana, 3-2.

Barty comenzaba el partido sufriendo con su servicio y eludiendo hasta tres amenazas de rotura. Pliskova estaba restando con mucha profundidad, atosigando a la jugadora aussi, que tenía que hacer encaje de bolillos para defender su servicio nuevamente en el tercer juego. La checa desplegaba un juego más dinámico, alternando con bastante acierto tiros planos, golpes cortados y subidas a la red. La número uno gozaba de su primera opción de rotura en el cuarto juego, pero Pliskova repelía la intentona con puntos muy expeditivos. La presión de la jugadora centroeurpea estaba obligando a Barty a cometer demasiados errores. A la octava fue la vencida; la segunda mejor jugadora del mundo lograba abrir brecha en el marcador tras una pelota a la red de su contrincante que supuso el primer break del partido. Pliskova mantenía esa ventaja mínima y lograba llevarse la primera manga por 6-4, salvando bola de rotura en el último juego.

Parecía que el segundo parcial traería una mayor solidez de Barty con su saque, pero en el tercer juego tenía que afrontar ya un peligroso 0-40; la jugadora oceánica batallaba con todo, sabedora de que un break aquí podría ser un mazazo difícil de encajar, y lograba colocar el 2-2 en el luminoso, dejando en la retina un globazo a la línea que hacía las delicias del público. A continuación, Barty conseguía romper el fortín de Pliskova, aprovechando las dudas que habían aflorado en la raqueta de la checa, tras haber dejado escapar tantísimas opciones de break. La alumna aventajada de Conchita Martínez perdía precisión al resto y eso permitía a la australiana jugar mucho más suelta. Barty aprovechaba su buen momento para adjudicarse la segunda manga por 6-2, quebrando por segunda vez el saque de una dubitativa Pliskova, y empezar sacando en el set definitivo.

Ambas jugadoras comenzaban el tercer parcial con la concentración y la contundencia que la situación requería. Los márgenes se reducían y Pliskova recuperaba la eficacia con su servicio. Barty aceptaba el desafío, mantenía el pulso sin titubeos y asediaba el saque de su rival en el sexto juego para ponerse 4-2. Pliskova lanzaba con fuerza su raqueta y la dejaba inservible, sabiendo que se le iba por el desagüe un partido que tenía bien encaminado. Barty consolidaba en blanco y ponía pie y medio en la final. Pliskova amarraba su saque para permanecer con vida, pero la número uno se aferraba a su servicio con uñas y dientes y terminaba cerrando el encuentro por 4-6 6-2 y 6-3. La clave del partido estuvo en la pésima eficacia de Pliskova convirtiendo bolas de break, 1 de 12, por las 2 de 5 de la vencedora de la contienda.

En la final espera la ucraniana Elina Svitolina, que ha derrotado a Barty en los cinco enfrentamientos previos. Veremos si la australiana es capaz de invertir esa tendencia.

Comentarios recientes