Nadal impone su ley ante Tsonga en Paris-Bercy

El tenista español desarrolló un tenis ultraofensivo para superar a un digno rival que jugó un primer set realmente sólido.

Nadal impone su ley ante Tsonga en Paris-Bercy. Foto: Getty
Nadal impone su ley ante Tsonga en Paris-Bercy. Foto: Getty

No era un enfrentamiento sencillo el que hoy le esperaba a Rafael Nadal en cuartos de final del Masters 1000 de Paris-Bercy; Jo-Wilfried Tsonga venía recuperando esas buenas sensaciones que durante la mayor parte de este 2019 no había experimentado. No obstante, el balear ha logrado aguantar el envite del francés y ha terminado imponiéndose por 7-6(4) y 6-1.

El primer set comenzaba con el tenista de Le Mans muy sólido con su saque, dando pocas opciones a Rafa desde el resto. El balear inauguraba su primer juego de servicio con un ace y cerraba de la misma manera para ganar el game en blanco y empatar el marcador. Ambos tenistas buscaban constantemente tiros muy agresivos, porque cualquier bola corta o sin demasiada intención era sinónimo de pasar a un incómodo papel defensivo, francamente complicado en este tipo de superficies. Nadal comentaba días atrás en rueda de prensa que estaba muy contento con la solvencia de su servicio en este torneo, y Tsonga lo estaba comprobando de primera mano. La manga inicial alcanzaba su ecuador a ritmo de servicio, sin opciones de break por ninguna de las dos partes y con el predominio de intercambios fugaces, esquema que se repitió hasta alcanzar la muerte súbita. Tsonga comenzaba encajando un inoportuno minibreak que conseguía devolver en el cuarto punto. El balear volvía a recuperar la ventaja a continuación, tras un error no forzado de su rival con la derecha, pero una inoportuna doble falta ponía el 3-3 en el marcador. En el cambio de pista, el público animaba a su jugador, gritando incesantemente "¡Tsonga, Tsonga!". En ese toma y daca de minibreaks, Nadal consiguió sacar una pequeña ventaja que le sirvió para adjudicarse el primer set por 7-6(4).

El español no perdía fuelle y comenzaba el segundo parcial amarrando su saque sin demasiados sobresaltos. La primera bola de break del partido hacía acto de presencia tras una hora de encuentro; Tsonga jugaba con segundo servicio y malograba una derecha arriesgada que se marchaba fuera y ponía a Nadal con 2-0 arriba. El balear no titubeaba y continuaba a lo suyo, impertérrito con su saque. El público francés se quedaba helado ante la exhibición del manacorí, que se permitía incluso improvisar un golpe entre las piernas en el cuarto juego del segundo set. La grada recuperaba la voz, momentáneamente, tras un esperanzador 15-30 para Tsonga, aunque con 3-1 en contra, pero Rafa apretaba los dientes y convertía el buen hacer del francés en agua de borrajas. En el sexto juego, Tsonga volvía a enfrentar una opción de break, tras un gran golpe suyo que aterrizó sobre la línea pero cantaron fuera, sin reclamación por su parte. Rafa aprovechaba la coyuntura y se colocaba 5-1 y en disposición de cerrar el encuentro con su servicio. No hubo lugar para la sorpresa y Rafael Nadal se terminó imponiendo a Jo-Wilfried Tsonga por 7-6(4) y 6-1.

En semifinales aguarda ya el canadiense Denis Shapovalov, rival con el que el español tiene un cara a cara igualado, 1-1.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes