Monfils: "El público me ha hecho superar la presión, es la magia de París"

El francés reflexionó sobre las emociones vividas ante Albot, así como la manera en que afronta el duelo decisivo contra Shapovalov.

Gael Monfils habla de la presión de ganar en París-Bercy 2019. Foto: gettyimages
Gael Monfils habla de la presión de ganar en París-Bercy 2019. Foto: gettyimages

De la ilusión al miedo, de la desesperación al éxtasis, y del júbilo a la esperanza y agradecimiento. En este vaivén de emociones transitó Gael Monfils en la sesión nocturna del jueves en el ATP Masters 1000 París-Bercy 2019. El francés está a tan solo un paso de ejecutar uno de los sorpassos más épicos de los últimos años en el tiempo, consiguiendo cosechar un billete para las Nitto ATP Finals 2019 como premio merecido a su trayectoria. A sus 33 años, el carismático jugador galo sigue teniendo la capacidad de despertar sensaciones en todos los aficionados a este deporte con su juego y actitud, y no parece dispuesto a desaprovechar la oportunidad de darse un baño de masas junto a su público y celebrar un éxito que elevaría su carrera a un estatus superior.

-Sufrimiento ante Radu Albot. Set de ventaja y break arriba para el moldavo. Ese era el escenario que sumió al Palais Omnisports de París-Bercy en un auténtico funeral. Sin embargo, la experiencia y clase de Gael emergió cual lava volcánica y dio la vuelta al partido. "Ha sido peor que una tortura este encuentro. Radu jugó bien aunque yo le dejé hacer lo que quería desde el principio. Era incapaz de encontrar mi ritmo, cometía errores continuamente... La verdad es que me parecía imposible dar la vuelta al marcador", señaló Monfils.

-Ayuda del público local. "Sin ellos no habría podido ganar este partido. Seguramente me habría desconcentrado por completo cuando me hizo break en el segundo set, pero ellos me empujaron a seguir batallando, a sacar lo mejor de mí mismo. Fue una locura el apoyo recibido, comencé a sentirme mucho mejor en la pista gracias a ellos. Amo jugar aquí, sentirme respaldado por mi público y los tenistas competimos para vivir noches como esta. Es la magia de París", sentenció uno de los jugadores más queridos en todo el mundo.

-Gestión de la presión y condición de top-10. El galo se ha asegurado terminar el año entre los 10 mejores jugadores del mundo, algo que valora muy positivamente, aunque no esconde su anhelo de dar un paso más. "Es un objetivo cumplido terminar en el top-10 aunque tengo otro evidente. Sin embargo, creo que ganando este partido me he quitado mucha presión, me he visto totalmente fuera y experimentar esa sensación me va a ayudar a jugar más liberado. Siento la presión, pero creo que la voy a convertir en motivación por hacerlo bien y corresponder a este público fantástico que me ha hecho vencer hoy", declaró un hombre que ya participó en las Nitto ATP Finals en 2016, donde perdió sus dos partidos, ante Thiem y Raonic.

-Opciones de triunfo ante Denis Shapovalov. Será un duelo generacional, un partido de Copa Davis a la antigua prácticamente, con todo un pabellón alentando a un veterano que querrá imponer su ley ante un joven osado y talentoso que no tiene nada que perder. "Denis está jugando muy bien pero siento que yo tengo margen de mejora. Necesito seguir sacando bien, presionarle constantemente e intentar frustrarle siendo sólido de fondo de pista. Aún no hemos visto al Gael del US Open, donde salí victorioso en un partido memorable", asevera el galo, recordando el duelo de tercera ronda del torneo neoyorquino, donde ganó a Shapovalov en cinco mangas en un partido espectacular.

Comentarios recientes