Rafael Nadal: "Ser número uno del mundo no es un objetivo para mí"

El tenista español Rafael Nadal confesó en rueda de prensa que acabar la temporada como número uno del mundo no es su gran objetivo.

Rafael Nadal en París. Foto: Getty Images
Rafael Nadal en París. Foto: Getty Images

El tenista español Rafael Nadal compareció ante los medios de comunicación en rueda de prensa para analizar cuáles son sus sensaciones de cara a este Rolex Paris Masters 2019, donde no defiende ningún solo punto y espera poder ampliar su palmarés esta temporada. El balear confesó que no le obsesiona acabar el año como número uno del mundo y no forzará por el simple hecho de poder conseguirlo.

Actual momento de forma: "Estoy muchísimo mejor y ya no tengo dolores de ningún tipo. Si estoy aquí es porque me veo con opciones de poder jugar sin ningún tipo de problemas. Ahora solo queda esperar si puedo dar el 100% de mí en cada partido. Está siendo una temporada muy buena con buenos resultados y tras la Laver Cup tuve que decidir parar un tiempo para poder estar recuperado para este tramo final de temporada, donde tengo grandes objetivos".

El no haber tenido luna de miel tras su boda: "He estado alejado de las pistas el tiempo necesario para poder recuperarme. Aproveché para viajar con mi pareja antes de la boda y estar concentrado en el tramo final de la temporada. En mi hoja de ruta está París, la Nitto ATP Finals de Londres y la Copa Davis que se jugará este año en Madrid. Todo esto también dependerá de mi estado físico, pero si todo sale bien jugaré estos torneos".

Acabar el año como número uno del mundo: "Ser número uno del mundo no es un objetivo para mí. No haré nada que vaya más allá de mi calendario por la finalidad de acabar el año en la cima del tenis mundial. Mi objetivo no es otro que el jugar el mayor tiempo posible. Si por un casual soy número uno del mundo pues estaré muy feliz, pero si no lo soy tampoco me va a generar ningún problema. Hace tiempo que mis objetivos fueron otros".

Felicidad por su magnífica temporada: "La felicidad que te da ganar un Grand Slam o ser número uno del mundo en estos momentos no es el mismo que cuando lo haces por primera vez. Claro que son cosas muy buenas para un tenista, pero con el paso de los años la cosa cambia. Estoy muy contento por mi temporada, ya que he sido competitivo en la gran mayoría de torneos y he conseguido resultados excelentes. Espero poder acabarlo también muy bien".

Su evolución esta temporada: "Si en Montecarlo me llegan a decir que conseguiría todo lo que he conseguido no me lo hubiese creído. He ido de menos a más con el paso de los meses y todo se debe al tremendo trabajo que hay en cada entrenamiento. Ahora tenemos que concentrarnos en París donde espero desempeñar un buen papel", concluyó el jugador balear que debutará en segunda ronda ante el ganador del duelo entre el francés Adrian Mannarino y un tenista procedente de la fase previa.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes