Aliassime se queda solo en el top40

El canadiense es el único jugador de los cuarenta primeros del ranking que todavía no ha levantado un título ATP. Esta temporada dejó escapar tres finales.

Aliassime y una tarea pendiente en el circuito. Fuente: Gettu
Aliassime y una tarea pendiente en el circuito. Fuente: Gettu

Estamos disfrutando de una temporada 2019 repleta de primeras celebraciones. Jóvenes como Taylor Fritz y Denis Shapovalov, o veteranos como Juan Ignacio Londero y Radu Albot han dejado hasta el momento 15 nuevos campeones en estos diez meses de competición que todavía podría sumar alguno más. Las consecuencias son que prácticamente el top40 al completo guarda ya algún trofeo en su vitrina. Todos menos uno, el número 18 del mundo, Félix Auger-Aliassime. El canadiense se levantó este lunes sabiendo que, en este instante, es la única raqueta entre las cuarenta mejores del mundo que todavía no conoce la sensación de alzar los brazos al cielo dentro del circuito profesional. Y no será por oportunidades.

Es verdad que Félix tiene tan solo 18 años y apenas acaba de arrancar su andadura en la élite, no hemos venido aquí a meterle ninguna prisa, ya que seguramente acabe adelantando a todos por la izquierda. Pero si destaca como el único jugador sin trofeos en ese top40, pues habrá que decirlo. Profesional desde hace dos temporada, el jugador de Montreal ha ido quemando etapas a velocidades más altas que el resto de su generación, plantándose entre los veinte mejores casi sin pestañear. Sin embargo, la asignatura de competir en las finales todavía la tiene pendiente. Este mismo año le vimos quedar subcampeón en Río de Janeiro (Laslo Djere), en Lyon (Benoit Paire) y en Stuttgart (Matteo Berrettini). Superficies complicadas como la tierra batida y la hierba, en principio las menos favorables para él, pero demostrando que ya tiene armas para pelear. No para ocupar el trono, tal y como demostró en estos tres partidos, donde no fue capaz de ganar ningún set.

A Félix todavía le quedan algunos torneos por disputar (ATP 500 de Vienna, Masters 1000 de Paris-Bercy y las Next Gen ATP Finals), aunque éste último no parece contar oficialmente para la propia empresa que le intenta dar publicidad. Curiosa manera de dispararte en el pie. Con el deseo de colocarse esa primera corona, el canadiense ya ha visto cómo otros compañeros han ido abriendo camino. Quédense con esta lista: Pella, Shapovalov, De Miñaur, Fritz, Lajovic, Hurkacz, Opelka, Garín y Djere. Algunos veteranos, otros más bisoños, ¿qué tienen en común estos nueve jugadores? Todos ellos ganaron en 2019 su primer título profesional y, debido en ello, todos comparten actualmente sitio con Aliassime dentro del top40 mundial.

Si ampliamos el arco hasta el top50, rápidamente encontramos otros socios en la misma situación que el de Montreal. Jan-Lennard Struff (#41), Daniel Evans (#43) y Filip Krajinovic (#46) también andan buscando dar ese primer golpe sobre la mesa. El serbio, sin ir más lejos, perdía este domingo su oportunidad en Estocolmo ante Shapovalov, quien dejaría de formar parte de este sentido grupo. Las cifras se han vuelto tan variables que los plazos para inscribir tu nombre en las copas se han estirado más que nunca. Ahí tenemos ejemplos como Víctor Estrella Burgos (34), Gilles Muller (33), Paolo Lorenzi (34), Mischa Zverev (30) o, esta misma temporada, Adrian Mannarino (30). Todos tuvieron que esperar a pasar de la treintena para hablar el último en una entrega de trofeos oficial. Pero el premio llega si no paras de perseguirlo, aunque no a todos al mismo tiempo.

Por cerrar el círculo de esta curiosidad que nos ha servido para firmar un artículo, trasladamos la plantilla al circuito femenino, donde en principio tendría que haber un reparto de títulos mucho más equitativo y con menos manos vacías. O eso dice la teoría. Si en ATP solo encontramos cuatro jugadores sin trofeos dentro del top50, en el vestuario WTA la cifra solo desciende una unidad: Danielle Collins (#31), Ekaterina Alexandrova (#35), Veronika Kudermetova (#41). Una vez más, se confirma que hombres y mujeres no están en universos paralelos.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes