Federer: "No fui invitado a la boda de Rafa, pero tampoco lo esperaba"

El tenista helvético da una rueda de prensa bastante reveladora a falta de un día para que dé comienzo el Swiss Indoors Basel.

Roger Federer, durante la rueda de prensa en Basilea. Foto: Markus Peter (empepress.ch)
Roger Federer, durante la rueda de prensa en Basilea. Foto: Markus Peter (empepress.ch)

En vísperas de su debut en el ATP 500 de Basilea, Roger Federer ha concedido una extensa rueda de prensa en la que ha hablado sobre sus posibilidades en el torneo de su ciudad, la boda de Rafa Nadal o el relevo generacional de la Next Gen.

El tenis en pista cubierta. "Las expectativas son algo muy delicado. En indoor todo puede ir muy rápido. Al mismo tiempo, tengo mucha confianza en mí mismo. Hace poco me preguntaron sobre la dificultad de jugar bajo techo y de cómo es el cambio. Para mí, en indoor todo es muy natural, es una superficie lógica en la que no me molestan factores como la luz. Otros tenistas conciben esto como algo negativo y no alcanzan el ritmo deseado. Para mí no es un problema. En Basilea me ayuda por supuesto también jugar con la grada apoyándome. Esto puede poner nervioso a mi rival e inspirarme. Tengo experiencia en cómo gestionar esa situación. Por eso, siempre llego al torneo con mucha confianza, sin importar cómo haya jugado antes. El cuadro de Basilea es bueno, pero primero tengo que ver contra quién juego. Hay mucha incertidumbre. Probablemente juegue contra alguien a quien nunca me he enfrentado. Por eso estoy deseando que llegue el primer partido.

La posibilidad de ganar 10 veces en Basilea. "Ganar un torneo 10 veces es algo en lo que nunca piensas. Estos números son increíbles. Todavía me acuerdo cómo Rafa ganó Montecarlo diez veces. Ahora estoy en la misma situación que él, pero aún estoy lejos de conseguirlo. Cuando Kafelnikov ganó Moscú una vez, todos pensaron que era algo impensable. Cuando juegas a menudo un torneo de manera exitosa, algo especial tiene que tener que hace que vuelvas y que la cosa siga yendo bien. Estas pueden ser las condiciones; el público, la ciudad, las condiciones... Al final es una combinación de todo y ese es también el caso aquí en Basilea".

El contrato con el torneo. "El objetivo era tener un contrato que se ejecutara automáticamente mientras estuviera en activo. Ya lo hemos logrado. Siempre tuve claro que jugaría aquí cada año. Ahora es oficial. Todo el dinero que gano aquí ha estado yendo durante años a la Fundación. También es importante que desde el torneo sepan que voy a seguir yendo a Basilea mientras siga en el circuito. Me enteré del contrato hace unos días".

La boda de Nadal. "No fui invitado, cosa que tampoco esperaba. Nos llevamos muy bien. En una boda invitas a las personas con las que quieres compartir la mayor parte de tu tiempo. Por eso no es un problema para mí. Le felicité por su matrimonio. Sabía que no me contestaría de inmediato porque tendría mejores cosas que hacer, como estar de fiesta. Estoy muy feliz por él y espero que haya pasado un día estupendo".

La planificación del año. "Quería esperar a Wimbledon para ver cómo la temporada de tierra batida repercutía en mi gira sobre hierba. Eso era un gran interrogante. En Wimbledon me di cuenta de que la temporada de tierra no me afectó de manera negativa, sino que fue muy buena. Mi cuerpo ha aguantado bien. Llegué a la final de Wimbledon, lo cual fue genial. Pero luego me pregunté: ¿temporada de tierra? si es así, ¿cuánto debería jugar? ¿Sólo París, o algún torneo más? Luego también están los Juegos Olímpicos. Desde Wimbledon lo llevo discutiendo constantemente con mi equipo. Roland Garros ya lo decidí durante el US Open. Los Juegos Olímpicos, durante Shanghai. El lunes, tras Basilea, tengo otra reunión con el equipo para ver exactamente cómo vamos a planificar el resto del año. Siempre tengo que preguntarme cuánto es demasiado y cuánto demasiado poco. Al menos ya tenemos una idea aproximada".

¿Es ahora la Next Gen la principal amenaza? "Yo diría que sí. Esto incluye a Thiem, que también tendrá posibilidades de ganar Grand Slams en los próximos años. Ha jugado como el principal candidato a suceder a la generación actual, demostrándolo con resultados. Victorias en Indian Wells y Pekín, jugó bien Roland Garros y Madrid. Siempre ha jugado bien, incluso en diferentes superficies. Los jóvenes vienen fuerte. Esto se ha visto con Medvedev y su tenis frente a Rafa en el US Open. La actuación de Medvedev seguramente habrá marcado el camino a seguir por el resto de jóvenes".

¿Te gustaría que los veteranos aguantaran o prefieres que los jóvenes tomen el relevo? "Todo es bueno para el tenis en este momento. Si esto continúa así, seguiríamos haciendo Historia; si los jóvenes empiezan a ganar, se podrían dar nuevas rivalidades. De todos modos, mientras los tres sigamos jugando, todo estará bien en cualquier caso. Todo será diferente cuando ya no estemos en el circuito. No importa quién gane los Grand Slams, porque las historias de los próximos años serán buenas".

LA APUESTA del día

Comentarios recientes