Así es la trayectoria profesional que nos deja Andrés Gimeno

Hacemos un repaso completo a los logros obtenidos por uno de los jugadores más importantes de la historia del tenis español.

Así es la trayectoria profesional que nos deja Andrés Gimeno. Foto: Getty
Así es la trayectoria profesional que nos deja Andrés Gimeno. Foto: Getty

Andrés Gimeno (Barcelona, 1937) nos ha dejado hoy, a los 82 años. Aunque ya no esté con nosotros, su figura será recordada siempre por ser uno de los jugadores que marcó la senda de las exitosas generaciones que hemos tenido en el tenis español.

Merece la pena hacer un repaso a los acontecimientos más destacados de su carrera deportiva. Gimeno vivió la transición del tenis hacia la actual Era Abierta, en la que cosechó 7 títulos, entre los que destaca Roland Garros.

En 1972, el barcelonés llegaba al Abierto de Francia como sexto favorito. Su periplo hasta la consecución de la Copa de los Mosqueteros no fue tarea sencilla; en cuartos de final tuvo un cruce muy exigente con Stan Smith, cinco veces campeón de Grand Slam y nueve años más joven que Gimeno, que por aquel entonces ya tenía 34 años. El español logró imponerse en aquel duelo que se dirimió en cuatro sets, dejando al americano a cero en la tercera manga. En la final, el joven francés Patrick Proisy se adjudicaba el primer parcial, pero Gimeno terminaría remontando y llevándose el encuentro por 4-6 6-3 6-1 6-1.

Aunque ese título en Roland Garros fue el más importante de su carrera y su mejor porcentaje de victorias-derrotas fue sobre tierra batida (71,4%), Gimeno también consiguió importantes triunfos en moqueta (Nueva York 1969 y Dallas WCT 1970), dura (Los Angeles Indoor 1972) y hierba (Eastbourne 1972), amén de los torneos sobre arcilla de Gstaad 1972 y Hamburgo 1971.

No podemos pasar por alto aquella final del Abierto de Australia en el año 1969 frente a una leyenda de este deporte como Rod Laver, en la que Gimeno terminó cediendo en tres mangas.

En dobles, saboreó la gloria junto a John Newcombe en St. Louis WCT 1970, con John Alexander en Hamburgo 1971 y formando dupla con su compatriota Manuel Orantes en la moqueta de Salisbury en 1972.

Aunque Gimeno gozaba de un holgado balance positivo de victorias-derrotas en arcilla (70-28), en el resto de superficies también sumaba más verdes que rojos; en hierba 45-19 (70,3%), en dura 62-41 (60,2%) y en moqueta 20-15 (57,1%).

Las mayores rivalidades de Gimeno fueron frente a tenistas australianos; con Ken Rosewall disputó 14 encuentros y ganó 3; a Newcombe se midió en 10 ocasiones y venció en 4; enfrentó a Roy Emerson en 9 partidos y se llevó 5 y a Laver se midió 7 veces, venciendo en una ocasión.

Números asombrosos en una época en la que dedicarse al tenis era una labor mucho más complicada que en la actualidad y en la que Andrés Gimeno supo trabajar duro para hacerse un nombre en los anales de este deporte. Hoy le recordamos como el campeón que fue. Descanse en paz.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter