Medvedev: “Si viajara sin nadie a mi lado, no estaría donde estoy ahora”

Palabras de reconocimiento del ruso hacia su equipo antes de afrontar el penúltimo Masters 1000 del año. Dauzet, su psicóloga deportiva, clave.

Medvedev ya prepara el torneo de Shanghái. Fuente: Getty
Medvedev ya prepara el torneo de Shanghái. Fuente: Getty

Es de bien nacido, ser agradecido. Esta frase que nos la repitió nuestras madres durante toda la vida, luego no siempre la poníamos en práctica. Hoy la rescatamos tras escuchar las palabras sinceras y honestas que Daniil Medvedev tuvo hacia su equipo de trabajo en la rueda de prensa de bienvenida en el Masters 1000 de Shanghái. Instalado entre los cuatro mejores del ranking, el ruso se ha ganado convivir en la élite y recibir un trato distintivo, pero eso no le ha hecho olvidar sus orígenes, ni mucho menos a las personas que le han llevado hasta aquí. Esto fue lo que dijo para ATP acerca de esa ayuda indispensable en el día a día.

Mi equipo es una gran parte de mi éxito. Por supuesto que yo soy el que está en pista sosteniendo la raqueta y jugando en la cancha de tenis. Sin embargo, si viajara sin nadie a mi lado, no estaría donde estoy ahora”, manifestó el Nº4 del mundo acerca de Gilles Cervara y el resto de personas que le han acompañado en el día a día hasta llegar donde merece. Dentro de ese grupo, una de las figuras clave ha sido Francisca Dauzet, psicóloga deportiva que se unió al grupo desde hace pocos meses.

“Dauzet me ha ayudado mucho a centrarme más en la cancha de tenis, me ayuda en el objetivo de ganar esos partidos con riesgos de distracciones. Incluso cuando hay otras distracciones, todavía trato de concentrarme en la victoria y es por eso que ahora gano tanto”, resume el hombre que acumula esta temporada 54 victorias y tres títulos (Sofía, Cincinnati y San Petesburgo). Toda esta dinámica fue tomando cuerpo a lo largo de un verano que desembocó en Nueva York, donde el tenista se quedó a unos juegos de hacer historia.

“Con los resultados que logré, mi pensamiento cambió mucho dentro de mí, siempre dije que las experiencias eran clave. Antes del US Open, nunca había estado en cuartos de final de un Grand Slam, así que estar allí, ganando partidos, llegar a mi primera final y jugar ese partido a cinco sets contra Rafa… son cosas que te quedan dentro del cuerpo, dentro de tu mente. Con suerte, podré utilizar este experiencia para otros torneos, así podré ganar en confianza e ir sumando nuevas experiencias. Debo estar preparado en cada partido, saber por lo que juego”, subraya el de Moscú.

Ahora el horizonte pinta muy distinto al de inicio de temporada, con otros retos y otras expectativas a su alrededor. “En realidad no lo tomo como algo positivo o algo negativo, lo tomo como algo normal. Mi deber es hacer todo lo posible para cumplir con mis obligaciones y luego saltar a la cancha de tenis e intentar ganar el partido. No importa si caes mucho en el ranking o si subes más, habrá diferentes situaciones en tu vida con las que tendrás que lidiar y, aún así, ser capaz de jugar bien en la cancha de tenis. Ojalá que con el tiempo pueda ir haciéndolo cada vez mejor y mejor en la pista”, auguró.

Comentarios recientes