Osaka: “Logré lo que me propuse hacer”

La japonesa encadena dos títulos consecutivos (Osaka y Beijing) para confirmar que su mejor versión está de vuelta. “Éste era el objetivo”, confesó.

Naomi Osaka besa el título de campeona en Beijing. Fuente: Getty
Naomi Osaka besa el título de campeona en Beijing. Fuente: Getty

Naomi Osaka volverá mañana a formar parte del top3 del ranking mundial, aunque para lograr este objetivo antes tuvo que lidiar con otros pequeños retos. Lo primero, recuperar su mejor versión sobre la pista, olvidándose de las presiones y las expectativas que la persiguen desde hace más de un año. Y lo segundo, recuperar la senda de la victoria, desafío cumplido después de conquistar Osaka y Beijing de manera consecutiva. La gira asiática le sonríe y su nombre vuelve a sonar con fuerza en esta gira asiática que pone el broche final a la temporada. Antes de poner rumbo a un nuevo examen, la ex número 1 mundial dejó varias ideas sobre la mesa acerca de su nuevo estado tenístico y mental.

Valoración de la final. “Durante el primer set, lo único en lo que podía pensar era en las muchas ganas que tenía de ganar. Eso me hizo sentir mucha emoción, creo que fue bastante obvio. Me gusta que estas cosas a veces se vean desde fuera. Luego en el segundo set intenté racionalizar todo. Por último, en el tercero simplemente continué con lo que estaba haciendo en el segundo”.

Dos títulos consecutivos. “Es una sensación muy buena, para mí este era el objetivo. Me gusta que haya pasado después de haber perdido en el US Open. No quiero decir que lo planeara, pero realmente he estado meditando sobre ello. Parece que logré lo que me propuse hacer”.

Papel de su padre como entrenador. “Se enfadó tanto conmigo que eso me hizo cabrearme, luego utilicé esa rabia como energía para ganar. La relación que tengo con mi papá es muy simple, él conoce mi personalidad como nadie, para eso es mi papá. La mayoría de las veces ni siquiera dice nada, él simplemente espera a que yo sola lo resuelva, después ya hablaremos. No tiene una presencia muy dominante, de hecho esta es la primera vez en los últimos años que está viendo mis partidos desde mi box”.

Futura labor de su padre. “Él siempre estará ahí, pero no creo que pueda manejarlo por mucho tiempo. Me gusta, pero sé que no está cómodo viendo mis partidos, le estresa mucho, tiembla cada vez que golpeo la pelota. Después del US Open sentí que le necesitaba y le pregunté si podría acompañarme a la gira asiática. Me respondió que se tomaría ese papel muy en serio, pero no creo que esto sea un plan a largo plazo”.

¿Vuelve la presión? “Ya no me importa demasiado esto, sinceramente. Esta es la postura que he tomado mentalmente. Después de la gira europea ya sentí esa presión, pero luego comencé a perfeccionarlo poco a poco durante mi temporada en pistas duras. Honestamente, no creo que vuelva a sentirme de la manera en la que me sentí esos días, justo después del Open de Australia. No hay manera de que vuelva a pasar, es imposible”.

Explosión de su valor comercial. “No pienso mucho en estas cosas, la verdad. Dejo que mi agentes se encargue de esos asuntos y tome las decisiones, luego él me filtras las novedades. Lo único que me preocupa es lo que mismo que he estado haciendo estos últimos 21 años, que es jugar al tenis. Eso es lo principal para mí, eso es lo que he hecho durante todos los días de mi vida hasta llegar aquí, lo que más alegría me da. Ya pensaré más adelante en mi valor comercial”.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes