Murray: "Significa mucho para mí lo que estoy consiguiendo esta semana"

El británico desveló sus sensaciones físicas y emocionales después de encadenar dos trabajados triunfos en el torneo chino.

Andy Murray en ATP 500 Pekín 2019. Foto: gettyimages
Andy Murray en ATP 500 Pekín 2019. Foto: gettyimages

Suele decirse que algo no se valora hasta que se pierde y así puede explicarse la percepción del tenis mundial respecto a Andy Murray. El británico, principal alternativa durante muchos años al Big3, nunca fue percibido globalmente como un jugador demasiado carismático y no recibía especiales parabienes a lo largo y ancho del planeta. Reconocido como un gran tenista, la pasión por este deporte y capacidad de trabajo y sacrificio que ha demostrado para gestionar su lesión de cadera le están granjeando una relación especial con el público. De repende, todo amante del tenis se declara seguidor del británico y nadie queda indiferente a sus progresos. No es para menos. Con una prótesis de cadera y después de meses parado, el escocés se bate el cobre con ilusión y está en proceso de recuperar un nivel que le permita ser muy competitivo, tal y como está demostrando en el ATP 500 Pekín 2019, donde ya está en cuartos de final tras vencer a Cameron Norrie.

Desgaste físico. "Obviamente estoy cansado, casi no podía ni moverme ahora en el vestuario. Este tipo de partidos me vienen bien porque necesito acostumbrarme a un nivel de desgaste muy alto y acostumbrar de nuevo a mi cuerpo a estos esfuerzos. Haber ganado hoy es un gran paso para mí, significa mucho ser capaz de jugar dos días consecutivos a buen nivel. Ahora estoy feliz de tener un día libre para intentar recuperarme" señaló el británico.

Planteamiento táctico del partido. "Era consciente de que la única fórmula para poder ganar era intentar acortar los puntos. Empecé a hacerlo al final del segundo set subiendo mucho a la red y en el tercero fue mejor porque me sentía muy entero físicamente. Sé que mis partidos no pueden ser batallas físicas porque ahí tengo las de perder. Por suerte, el partido de ayer ante Berrettini no fue tan duro a nivel físico porque hubo muchos puntos cortos. Verme las caras con rivales distintos y salir de situaciones complicadas es justo lo que necesito en este momento", arguyó.

Posición en el resto. Cuestionado por la tendencia existente a restar desde muy atrás que él no sigue, al meterse mucho en pista, Andy hizo gala de su capacidad analítica."Siempre me meto mucho en pista cuando resto segundos saques, lo considero una seña de identidad en mi juego. El tener un swing corto me permite hacerlo con consistencia y ser agresivo desde el inicio. Los que retroceden buscan tiros profundos que les permitan entrar en pista, pero yo prefiero mi estilo. Como sacador, también me benefician aquellos que restan desde muy atrás", declaró.

Calendario de aquí a final de año. "Después del torneo de Amberes me sentaré con mi equipo y valoraré todo. Aunque he jugado pocos partidos esta temporada, el desgaste ha sido mucho porque el proceso de recuperación fue muy exigente. Necesito asegurarme de tener días de descanso para estar con la familia antes de afrontar el 2020, pero me gustaría mucho disputar la Copa Davis", sentenció un hombre que parece descartar ser de la partido en el torneo de París.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes