Sumit Nagal: "Siempre me gustó más Nadal, pero Federer es increíble".

El jugador hindú, campeón en Buenos Aires, revela en una extensa entrevista detalles de la historia de su vida que no dejan indiferente a nadie.

Entrevista a Sumit Nagal en el Challenger de Buenos Aires. Foto: Getty
Entrevista a Sumit Nagal en el Challenger de Buenos Aires. Foto: Getty

Sumit Nagal (Jhajjar, India; 16 de agosto de 1997) es el flamante campeón del Challenger de Buenos Aires tras haberse impuesto en la final a Facundo Bagnis por 6-4 6-2. Pero el asunto que nos ocupa no es su triunfo en tierras argentinas, sino la interesante historia que hay detrás de este joven jugador hindú. Actualmente, es el número 135 del ranking ATP y número dos de la India.

En una entrevista que concede Nagal al diario La Nación, el joven tenista revela detalles de su vida que resultan realmente asombrosos. En su niñez, no comenzó practicando tenis, sino que entrenaba cricket intensivamente. "De seis a ocho horas diarias. Volvía a mi casa del colegio, comía y me iba rápido a jugar al cricket".

Sin embargo, el padre fue el que introdujo a Nagal en el mundo del tenis. "A mi padre no le gustaba el cricket. No quería que practicara un deporte de equipo y, con ocho años, me llevó a un club de tenis a jugar. El primer día pasé una pelota al otro lado de la red después de cuarenta minutos y me hizo mucha ilusión. Eso me gustó y así comencé a jugar al tenis".

La figura del que fuera número uno de dobles, Mahesh Bhupathi, fue crucial en el desarrollo de la carrera deportiva de Nagal. En una prueba de admisión para su academia en Nueva Delhi, reconoció al doblista y le pidió un poco de atención. "Señor Bupathi, ¿puede mirarme jugar?". El valor y el coraje del pequeño Sumit le sirvió para ser seleccionado por Bhupathi para comenzar un programa de entrenamiento en su club. Ese proyecto se extendió a lo largo de dos años y Nagal no supo adaptarse del todo bien a esa nueva forma de vida y volvió a casa, dejando el tenis de lado durante varios meses. A pesar de ello, Bhupathi volvió a tenderle su mano y le garantizó que él se responsabilizaría de su carrera deportiva.

Sin embargo, la falta de patrocinio y de apoyo económico por parte de las instituciones hindúes volvió a poner en jaque su trayectoria profesional. Por suerte, en 2017, la Fundación Virat Kohli le concedió una beca y la compañía Indian Oil Corporation comenzó a respaldarle.

El tenis es un deporte que requiere de una importante cantidad de dinero para poder dedicarte profesionalmente a él."A principios de año tenía seis dólares en mi cartera. No exagero. Imaginad que habría pasado si no hubiera tenido nada de apoyo". Nagal comenta la impaciencia por obtener resultados inmediatos que impera en su país. "El tenis no es un deporte en el que se aprecian resultados inmediatos y en la India la gente quiere precisamente eso". El tenista hindú explica que ese es el motivo por el que no van a tener una buena cantera de tenistas a corto plazo. "Si esa mentalidad no cambia, las cosas seguirán igual; habrá tenistas de la India en Grand Slam de una forma muy esporádica y excepcional".

En la primera ronda del pasado US Open, Nagal obtuvo 58.000 dólares por entrar en el cuadro principal tras superar la previa. Sin embargo, el auténtico premio fue enfrentarse a Roger Federer. "Siempre fui más de ver a Nadal y a Ferrer por la pasión y el coraje que siempre muestran en la pista. Pero Federer es increíble. Hace años lo veía en televisión en las sesiones nocturnas del US Open, vestido de negro, y me resultaba impactante". Lo que no se imaginaría nunca Nagal es que él iba a estar ahí algún día. "Ahora me tocó a mí estar ahí. Me hizo muy feliz. La verdad que lo había pensado tantas veces que al final terminó ocurriendo".

LA APUESTA del día

Comentarios recientes