Halep habla de su relación especial con Cahill y desvela el gran objetivo de su carrera

Sorprendente confesión de la jugadora rumana, que parece haber recuperado hambre de gloria tras unirse de nuevo al entrenador australiano.

Simona Halep habla de Darren Cahill y objetivo de Grand Slam. Foto: gettyimages
Simona Halep habla de Darren Cahill y objetivo de Grand Slam. Foto: gettyimages

Hay personas que se entienden con solo una mirada y que establecen una conexión especial e inexplicable para todos aquellos ajenos a ella. Simona Halep y Darren Cahill son un claro ejemplo de ello. La figura del australiano ha sido vital en el crecimiento personal y profesional de Simona. Fue él quien sostuvo su maltrecha mente cuando encadenaba derrotas en triunfos de Grand Slams tan dolorosas como la de Roland Garros 2017 ante Ostapenko, y quien hizo ver a la rumana que tiene todo lo necesario para hacer historia en este deporte. Simona es tan talentosa como poco consistente en lo que a juego y ambición se refiere y tras quitarse el peso de encima de ganar en París, experimentó un bajón total en ambos aspectos que le hizo retroceder. La necesidad de Cahill de tomar distancia para ocuparse de asuntos familiares dejó a una tenista sin rumbo, que no lo encontró hasta que el australiano volvió a su vida, aunque fuera como consejero puntual. Wimbledon 2019 es la clara prueba de que son dos personas destinadas a unir sus caminos profesionales.

"Estaba tan emocionada cuando Darren Cahill me confirmó que este año volvería a trabajar conmigo a tiempo completo que me sentí en la necesidad de anunciarlo en forma de vídeo. Significa tanto para mí su regreso a mi equipo que creía que hacer algo más personal y especial era clave", dice la rumana cuestionada por su curioso vídeo anunciando la noticia. "Darren nunca se fue de mi vida por completo. Se mantuvo en un segundo plano, ayudándome sobre todo en Wimbledon, y eso fue determinante en mi éxito allí. Hasta después del US Open no me dijo con contundencia que volvería a ser mi entrenador oficial. Desde que me lo dijo no puedo estar más feliz, creo que podemos hacer cosas muy positivas", declaró la ganadora ya de dos títulos de Grand Slam.

Durante varios tramos de este temporada se vio a una Simona falta de chispa y ambición, que sacaba adelante los partidos con más miedo a la derrota que convencimiento en la victoria. Su versión cambió radicalmente en Londres y todo indica que la sutil compañía del mítico entrenador australiano tuvo mucho que ver en ello. "Ahora solo me centro en el día a día. Quiero dar lo mejor de mí misma, que cada vez que me vaya de la pista esté orgullosa de mi esfuerzo, sea cual sea el resultado. El tenis que desplegué en Londres fue el mejor de toda mi vida y solo podré alcanzarlo de nuevo si estoy repleta de confianza. Para ello debo trabajar mucho y ser positiva", declaró una mujer que no defiende puntos en lo que resta de temporada por lo que podría meterse en la batalla por el número 1 del mundo si está inspirada en las próximas semanas.

"Tengo que mejorar mi rendimiento en pistas duras, debo tratar de adaptar mi tenis a estas pistas porque mi prioridad para el 2020 será ganar el Open de Australia. Creo que sería una especie de premio para Darren, le haría mucha ilusión", comentó antes de desvelar el objetivo supremo en su carrera profesional. "Debo admitir que tengo en mente la posibilidad de terminar mi carrera habiendo ganado los cuatro Grand Slams. Después de triunfar en Wimbledon creo que puedo hacerlo y por muy difícil que sea, es un sueño para mí", sentenció una mujer que fue finalista en el Melbourne en 2018, mientras que en el US Open su mejor resultado data de 2015, cuando alcanzó las semifinales. Simona Halep tiene metas ilusionantes y vuelve a sentirse capaz de todo con Darren Cahill a su lado.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes