¿Por qué tener que elegir entre Federer y Nadal?

Los dos volvieron a dar una lección a muchos de sus aficionados que malgastan el tiempo faltando al respeto en lugar de disfrutar la rivalidad más grande de la historia.

Roger Federer y Rafa Nadal, anoche en la Laver. Foto: Getty
Roger Federer y Rafa Nadal, anoche en la Laver. Foto: Getty

Recuerdo cuando a finales de 2016, los aficionados de Rafael Nadal y Roger Federer convivían en paz, incluso con buenas sintonías. Las lesiones de ambos jugadores y que se vieran juntos en algún acto público calmó las aguas que durante tantos años vinieron más que revueltas, y el repartirse los Grand Slams de la temporada 2017 y verles afianzando su amistad en la primera Laver Cup hizo que imperara el buen rollo entre la grandísima mayoría de aficionados. Por desgracia, todo eso ha vuelto a venirse abajo en los últimos tiempos.

Da auténtica pereza entrar a veces a Twitter o a ciertos foros de comentarios para comprobar el odio y la falta de respeto que tienen tantos aficionados de estos dos tenistas. Parece que o eres de uno o de otro, y que si te gusta Roger, ya debes odiar por defecto a Rafa o que si te gusta Rafa, debes odiar a Roger. Es común recibir insultos a la más mínima por parte de radicales si hablas bien de uno de ellos. Como si por decir algo bueno de uno, eso significara que estás despreciando al otro.

Es lamentable que estemos viviendo la que es la época más dorada de la historia del tenis, con los que posiblemente queden arriba como los tres mejores jugadores de todos los tiempos, y que exista esta guerra inútil de querer quedar por encima del otro. Ellos, una vez más, han dado una auténtica lección este pasado fin de semana en Ginebra. Se han mostrado muy cercanos y ha imperado el bueno rollo y la complicidad entre los dos en todo momento. Se les ha visto charlar, ayudarse y formar equipo y durante la jornada de ayer, domingo, incluso se vio lo bien que se llevan teniendo mucho contacto físico, algo propio de los amigos. Son dos de los mejores deportistas de la historia y posiblemente, los mayores rivales que ha tenido el tenis y ellos se muestran así de cercanos.

Ojalá que muchos de sus aficionados aprendieran de ellos y se llevaran tan bien y se respetaran de la forma en la que lo hacen Federer y Nadal. ¿Por qué tener que elegir uno u otro cuando se puede disfrutar de los dos? Que uno te guste más que otro no significa que debas odiar al rival. Entiendo que habrá gente que no simpatice demasiado con el rival del otro, pero eso no significa que deba faltar al respeto e insultar a los demás. El deporte tiene unos valores que Roger y Rafa no dejan de mostrar al mundo, pero a veces el mundo está demasiado ocupado en debates estériles.

Porque nadie va a convencer a nadie de que uno es mejor que otro. Cada uno tiene sus criterios y sus propios gustos y si esa persona considera que o Roger o Rafa es mejor, nada podrá hacerle cambiar de opinión. Es como si alguien dijera que su helado favorito es el de fresa y otro juzgara ese gusto y le insultara por afirmar que el mejor no es el de chocolate, el que él piensa que es el número 1. No tiene sentido.

Estas fotos que nos han dejado Federer y Nadal este pasado fin de semana es el DEPORTE, con mayúsculas. Y ojalá que este tipo de fotos se viera en muchas más disciplinas. Que los dos grandes rivales de cada deporte se mostrasen así, despreocupados ante lo que muchos de sus aficionados malgastan el tiempo peleándose entre ellos. Porque no hay mejor forma de definir lo que muchos hacen: malgastar el tiempo. Y mientras, se estarán perdiendo el disfrutar una rivalidad preciosa que el día que ya no esté uno u otro (o los dos), terminarán por echar muchísimo de menos. Al tiempo.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter