Zverev se consagra como el héroe de la Laver Cup 2019

Impresionante broche de oro al torneo que se salda con un nuevo triunfo de Europa de la mano del alemán, imperial en momentos cumbre.

Alexander Zverev gana Laver Cup 2019. Foto: gettyimages
Alexander Zverev gana Laver Cup 2019. Foto: gettyimages

Es una competición diseñada para el disfrute, la emoción y el espectáculo. La Laver Cup 2019 sigue cosechando un éxito sin precedentes en una competición de este estilo y se postula como un evento que puede generar un antes y un después en la historia del tenis. No solo hay lugar en los momentos críticos para las leyendas, sino también para aquellos que optan a serlo en un futuro. Milos Raonic y Alexander Zverev tuvieron la oportunidad de jugar un partido a cara o cruz ante un público entregado y secundados por unos compañeros de equipo al borde de un ataque de nervios. Un final soñado por todos en el que solo podía haber un ganador y ése fue el Team Europe. Sascha dio un paso de gigante en su progresión, superó el vértigo de las grandes citas que ha mermado su progresión y encontró un triunfo que puede ser un punto de inflexión en su carrera. 6-4 3-6 10-4 fue el resultado final en favor de Alexander Zverev. Que no se engañe nadie. Esto no es una exhibición.

Que tres días de competición con alternativas constantes desemboquen en un partido a vida o muerte deportiva es algo simplemente mágico. Los rostros de los protagonistas eran un poema y el espectáculo tenístico estuvo a la altura. Ni Milos ni Alexander han llegado en un buen momento de forma y necesitaban una oportunidad como esta. El partido en el primer set siguió los cauces normales entre dos grandes tenistas que desplegaron todas sus armas. Zverev salió dispuesto a redimirse de su derrota del sábado frente a Isner y pareció entrar con un plus de energía. Consiguió encontrar rendijas en el mínimo despiste que tuvo Milos al servicio, imperial en esta lid durante todo el fin de semana.

Sufrió para cerrar el set, con un décimo juego agónico en el que los consejos de Rafa, Roger y el resto del Team Europe parecieron aupar en confianza al germano. En el segundo set la bajada de adrenalina habitual después de un esfuerzo mental muy notable le pesó a Sascha. No generó nada al resto en los primeros juegos y en su tercer turno al servicio, cuando parecía cómodo con un 40-15, llegó el apagón habitual este año en él. Incapaz de acelerar la pelota y dubitativo al saque, una doble falta fue el inicio del fin de una racha de cuatro puntos atroces que le condenaron a perder su servicio. Remó con orgullo intentando equilibrar y tuvo varias bolas de break en el noveno juego, pero no pudo evitar el ansiado y temido, a partes iguales, supertiebreak.

Se jugó con el corazón, con la casta, con el aura ganadora que se tiene y que se pretende ampliar de cara al futuro. Milos Raonic parecía endeble en todo lo que no fuera dominar con su saque mientras que Zverev se sentía más cómodo manteniéndose a la expectativa que asumiendo riesgos. Pero el alemán era consciente de que debía dar un paso adelante y lo hizo. Adquirió ventaja desde el tramo inicial y pudo cerrar el partido en un maremágnum de emociones difícilmente descriptible. Europa vuelve a ganar y la Laver Cup 2019 tiene un ídolo tan inesperado como merecido. Alexander Zverev nunca olvidará este partido, que podría marcar un antes y un después en su trayectoria profesional.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter