Nadal amplía distancias para el Team Europe

Rafael Nadal consiguió derrotar a un combativo Milos Raonic en dos sets, ampliando diferencias entre el Team Europe y el Team World (7-3).

Rafael Nadal. Foto: Getty Images
Rafael Nadal. Foto: Getty Images

Pocas veces se ha visto una superioridad como la que demuestra Rafael Nadal en estos últimos tiempos. Sin alardes, sin artificios y haciéndolo fácil, El jugador balear parecer estar imponiendo un autoritarismo absolutista en el tenis mundial. Tras el tremendo partidazo que enfrentaron horas antes Roger Federer y Nick Kyrgios, la expectación para estos últimos partidos de la jornada bajó considerablemente. Milos Raonic no es un jugador especialmente carismático, y dejó claro que no hay previsión de volver a verle peleando por los títulos más importantes del panorama tenístico (6-3 y 7-6).

Nadal por su parte, ha pasado dificultades de cansancio físico y mental, e incluso pensó en dejarlo durante un tiempo en el comienzo de la gira de tierra batida, pero su pasión por este deporte pesó demasiado. A pesar de todo esto, todo cambió a partir de ahí, ya que el balance en estos últimos meses ha sido espectacular, ganando en diversos Masters 1000 y volviendo a ganar dos Grand Slams en una misma temporada. Registros de auténtico campeón.

El hecho de representar al Team Europe y sabiendo que su victoria era vital para abrir brecha en la eliminatoria de esta Laver Cup 2019, no fueron obstáculo para que Rafa mostrara un tenis más regular y maduro de lo habitual. Bajando un poco la velocidad en sus golpes sin que ello suponga rebajar su juego agresivo; esto es lo que hizo Nadal ante Raonic, y quizá sea la clave para dotar a su juego de la consistencia necesaria para alcanzar grandes cotas en este último tramo de la temporada, donde estadísticamente es la que peor se le da.

Rafael Nadal sorteó a la perfección situaciones complicadas especialmente en el primer set, cuando Raonic tuvo a su favor numerosas bolas de break que a punto estuvo de ponerle por arriba en el partido. Ahí sacó garra el español y demostró lo que verdaderamente es, y sobre todo, lo que ha demostrado en su ya experimentada trayectoria deportiva, un gladiador que lo da todo en cada bola. El primer set se decantó a favor de él por un parcial de 6-3.

En el segundo parcial Raonic se desordenó notablemente. El canadiense hizo poco más que sacar con brillantez en determinadas ocasiones. Errores infantiles con su derecha e imposibilidad de mantener el ritmo de bola de Nadal, condenaron a Raonic a sufrir mucho en la pista. A pesar de romper el servicio del español en una ocasión, inmediatamente fue Nadal quien devolvía el break y poner nuevamente la igualada en el marcador. Todo se iba a decidir en el tiebreak y allí Nadal se mostró imperial, consiguiendo vencer por un parcial de 7-6 (7-1). Con este triunfo, el mallorquín afrontará con gran confianza su encuentro de dobles que dará lugar en los próximos minutos, cuando hará pareja con el griego Stefanos Tsitsipas para enfrentar al dúo formado por el estadounidense Jack Sock y el australiano Nick Kyrgios.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes