Murray: "Antes de la operación no sabía cómo era no tener dolor"

El escocés cuenta cómo ha mejorado su calidad de vida tras la operación. "Sólo había roce hueso con hueso, tenía dolor todo el tiempo".

Andy Murray. Foto: Getty
Andy Murray. Foto: Getty

Andy Murray no tiene dolor. Y esa es la principal razón que le está llevando a probarse poco a poco en niveles más exigentes, como su participación en el próximo Masters 1000 de Shanghai. El exnúmero 1 del mundo puede recordar ahora un proceso del que apenas se tuvo información, como le cuenta al diario 'Express'.

“En ese momento me hice escaneos que mostraron que tenía cierta degeneración en mi cadera. En ese momento me dijeron que si no lo arreglaba mediante una operación, probablemente tendría problemas con esa degeneración más adelante. Al final no tenía buena movilidad en mi cadera y todo a su alrededor comenzaría a generar problemas".

"La cadera estaba completamente desgastada. Me dolía todo el tiempo"

“La cadera estaba completamente desgastada. Me dolía todo el tiempo. Solo había roce de hueso contra hueso cada vez que me movía. Si descansaba durante una semana, mi cadera se sentía mejor, pero tan pronto como comenzara a hacer ejercicio nuevamente, la inflamación en la cadera comenzaría nuevamente. Fue un círculo vicioso del que nunca podría deshacerme".

Pasado el tiempo, Andy decidió operarse, poniéndose una prótesis en su cadera con la que va a intentar recuperar parte de lo que fue. “No podía recordar lo que era no tener dolor. Y ahora no tengo nada. Necesito recordar que tengo una cadera de metal y que sea duradera, así que soy un poco más inteligente con mi entrenamiento y calendario."

"Las cosas que no eran divertidas para mí en los últimos años fueron repentinamente mucho más agradables, como jugar al golf o jugar con mis hijos, gatear con ellos. Siempre quise hacer eso y participar en esas cosas con mis hijos, pero cuando lo hacía era como 'esto es realmente incómodo', mientras que ahora puedo hacer todo eso sin pensar. Eso es genial y no lo hacía. No jugué al tenis durante los primeros cuatro meses desde la operación y estaba más feliz de lo que he estado en años".

LA APUESTA del día

Comentarios recientes