La madre de Djokovic: "Supe que Nole era especial, nada más nacer"

Maravillosa entrevista de Dijana Djokovic, madre de Novak, que revela muchas historias desconocidas de la vida del tenista serbio.

La madre de Djokovic: "Supe que Nole era especial, nada más nacer". Foto: Getty
La madre de Djokovic: "Supe que Nole era especial, nada más nacer". Foto: Getty

No son muy dados a dar entrevistas, por eso, cuando alguno de los padres de Novak Djokovic lo hace, siempre resulta interesante ver lo que dicen. En este caso ha sido ella, Dijana Djokovic, la que ha concedido una entrevista muy interesante a Blic, para hablar sobre varios detalles de la carrera y la vida de su hijo. No se pierdan una entrevista preciosa, con historias magníficas que harán las delicias de más de uno.

Sobre sus hijos. "Soy la madre más orgullosa del mundo. No solo por Novak, sino por Marko y Djordje. No me puedo quedar con uno aunque Nole haya sido el más exitoso. Son mis tres joyas. De Novak estoy orgullosa de todo lo que ha hecho en su carrera pero sobre todo, de que se haya convertido en un buen hombre. Es un buen padre, hijo y esposo. No creo que pueda hacerlo mejor".

Nole, nada más nacer. "Supe que era especial de inmediato, nada más nacer. Cuando nació, gritó tanto que parecía un bebé de tres meses. Tenía los rasgos faciales y el cabello distintos a mí, pero sabía que era especial".

Quién es más severo con sus hijos, su marido o ella. "Los dos. A veces él, a veces yo. Siempre les hemos educado en que sean buenos y que se portasen bien en la calle. No podían mentir. Fuimos muy estrictos en nuestra educación y creo que no nos hemos equivocado. Los niños de hoy no son así. Escucho a padres decir que quieren que sus hijos decidan. ¿Cómo puedes dejar que un niño con cuatro, cinco o quince años decida? Cuando crezca y salga de su casa podrá hacerlo pero mientras esté bajo mi techo, es mi decisión".

La figura de Jelena Gencic, descubridora de Nole. "Fue la primera en decirnos que no había visto tanto talento en alguien desde Monica Seles. Mi esposo, sin embargo, quería escuchar más opiniones y todas eran iguales. Decían que Nole tenía un talento muy grande para el tenis. No pensábamos que iba a ser número 1 pero cuando comenzó a ganar torneos juveniles, pensamos que era posible".

El día en que Novak se tuvo que ir de casa. "Cuando Novak cumplió 12 años, Jelena nos dijo que no podía entrenarle más, que la había superado. A los 13 tuvimos que enviarlo a otra parte. Nos dijeron de llevarlo a Estados Unidos pero pensamos que era muy lejos. Vimos la Academia de Nikola Pilic, en Alemania, pero había un problema. No teníamos dinero, ni visa. Cuando se fue y hacía dos o tres meses que no le veía... (se frena para no llorar) sentí que me habían engañado. Después de eso, te acostumbras a que viaje. Tenía en casa a Marko y Djordje, que luego también se fueron y me quedé sola en casa con mi marido y nuestro perro. Me alegra que a día de hoy, los tres hermanos sigan conectados".

Su relación con Novak a día de hoy. "Hablamos a menudo pero no como antes. Lo llamé el otro día porque quería saber cómo andaba de su lesión y ver cómo se sentía. También hablamos mientras estuvo en Estados Unidos. Lo vi por televisión, lastimado".

Cuando pequeño, Novak quiso dejar el tenis. "Con 11 años, dudó de si seguir jugando al tenis. Hablamos con él y le dimos confianza para que siguiera entrenando. Le dijimos que estaríamos con él y que le daríamos todo lo que teníamos. Y así fue. En el colegio nos dijeron que le arruinaríamos la vida, ya que no iba siempre a clase. Me senté con ellos y les dije que si Novak volvía al pupitre, todo lo que había hecho no habría valido de nada. No lo comprendían y tuvimos que buscarnos otra escuela. Teníamos que pedir dinero prestado y trabajé en Kopaonik durante 17 años".

Los primeros viajes. "Mi esposo viajaba con Nole a los torneos y yo hacían panqueques en Kopaonik. Me bromeaba diciendo que iban a ir a Wimbledon o Roland Garros y yo le decía a mi esposo que nos turnáramos. A partir de 2005 empecé a viajar un poco más con ellos. Creo que primero fui a París y luego a Londres".

Primer Wimbledon. "Nole jugaba la qualy y nos dijo que si pasaba al cuadro, nos llevaría a todos a Londres. Seguíamos los resultados a través del ordenador. Al final, pasó la previa y viajamos todos a Londres. Estábamos muy felices porque fue una experiencia muy bonita para nosotros. Nos reíamos y notamos que la vida es mágica".

La pasada final de Wimbledon. "Nos recordó al del US Open del año 2015, cuando había 23.000 personas en contra de Nole. Cuando Roger tenía aquellos dos puntos de partido, con 40-15, tomé mi cruz entre las manos y pensé: '¡Puedes hacerlo, Nole!'. ¡Y lo hizo! Fue un momento plagado de adrenalina".

Orgullosísima de Nole. "Cuando le veo por la tele, me digo a mí misma que le di a luz para que lo disfrutaran todos y no tanto yo. Me perdí mucho de su crecimiento pero cuando le veo me gustaría pasar tiempo con él".

Sobre la dieta de su hijo. "No sé por qué la gente habla sobre eso. Él elige su dieta y punto. Si come fruta, que la coma. Cuando voy con él, yo siempre le digo que me deje comer lo que yo quiero. Respeto lo que él come, pero que me deje comer un pedazo de carne si quiero. Que me respete como yo le respeto a él".

Sobre la forma de criar a sus hijos. "No le doy consejos porque ellos tienen sus formas, así que prefiero no interferir. Les digo algunas cosas, pero dejo que ellos aprendan. No querían aceptar consejos. Creo que soy más tolerante con mis nietos que con mis hijos. Tara es un rayo de sol. Siempre quise tener una hija, así que es una bendición para mí. Es linda, dulce y siempre sonríe. Stefan es un poco más tímido y le molestan las cámaras".

LA APUESTA del día

Comentarios recientes