Clijsters: "Sigo mis instintos, dentro de cuatro años no podré hacer esto"

La belga Kim Clijsters reconoce moverse por un instinto con el que tendrá que comprobar si puede ser lo suficientemente competitiva. 

Kim Clijsters. Foto: NY Post
Kim Clijsters. Foto: NY Post

Muchas son las preguntas que Kim Cijsters se estará haciendo en estos momentos, incluso en los próximos meses. A sus 36 años, casi nueve años después desde que se retiró de manera definitiva, el juego ha cambiado, sobre todo su velocidad, y necesitará estar muy preparada físicamente para afrontar lo que ella llama un auténtico desafío. La belga charló con varios medios en una comparecencia telefónica y expuso sus sensaciones sobre lo que puede esperarle a la vuelta de la esquina.

"Sentí que era el momento adecuado, que tenía el desafío dentro de mí misma, y eso fue principalmente lo que me impulsó a hacer esto", comienza explicando la exnúmero 1 del mundo, quien se retiró con 23 años para volver y ganar otros dos Grand Slams. "Obviamente sé que no voy a jugar ni siquiera cerca de una temporada completa. Sé que este proceso no será posible si estoy fuera de casa durante tres o cuatro semanas sin mi familia. Así que depende de mí programarlo y elegir los torneos correctos".

Aunque ella afirma tener ese gusanillo dentro, ha sido importante ver como otro ejemplos de tenistas que fueron madres están siendo competitivas al máximo nivel, caso de Serena. "No es que Serena en particular haya sido la inspiración, pero me encanta verla, y me encanta ver que hay tantas madres en nuestro deporte que intentan estar al más alto nivel. Fue una emoción, un impulso, un desafío dentro de mí. Tengo 36 años. Sé que en cuatro años no voy a poder hacer esto. Siempre he seguido mis instintos. Era muy joven cuando me retiré para tener mi primer hijo pero volví, y hacerlo ahora creo que es un desafío; me encanta el desafío. No le tengo miedo."

No obstante, Kim reconoce que todo va a ser más difícil que cuando volvió la primera vez, por su edad y por el rumbo que ha tomado el circuito. Y es así como lo analiza Martina Navratilova en 'The New York Times'. "Simplemente se vuelve más difícil, especialmente por no haber jugado durante tanto tiempo. El mayor signo de interrogación es su movilidad, que es una parte muy importante de su juego. Pierdes un paso, tal vez medio paso. Pero los golpes están ahí, y ella ciertamente sabe cómo jugar. ¿Y sabes qué? Estoy con ella totalmente. Si quiere trabajar, quizás tenga cuatro años más antes de que las cosas realmente empiecen a ir cuesta abajo. La medida de su éxito no es si llega al top 100, al top 50 o al top 20. La medida del éxito es si le encanta y si está haciendo lo que quiere hacer".

Por último, Clijsters deja entreabierta una puerta de confirmación, por si no se ve lo suficientemente competitiva o preparada para dar un paso tan importante a esta edad. "Tengo un largo camino por delante. Sé que si quiero poder competir con estas chicas, tengo que estar más en forma que nunca, y poder moverme como lo hice en el pasado, y eso será mucho más difícil de lo que era hace nueve años. Si puedo llegar a un nivel que sea lo suficientemente bueno como para poder pensar, 'Ok, puedo competir al más alto nivel', lo haré. Si siento que en diciembre ni siquiera estoy cerca, entonces cambiaré de idea".

LA APUESTA del día

Comentarios recientes