"Si Serena juega su mejor tenis, sigue siendo la mejor de todas"

Martina Navratilova realza la figura de Andreescu y ve a Serena capaz de levantar un 24º título que, no obstante, cada vez le costará más a la menor de las Williams.

Serena Williams. Foto: WTA
Serena Williams. Foto: WTA

Pocas voces más autorizadas que Martina Navratilova para analizar lo que ocurrió el pasado sábado, con la final que ganó Bianca Andreescu a la norteamericana Serena Williams. La exjugadora apuntó varias reflexiones enormemente interesantes en su columna para WTA.com, donde expresa sus esperanzas con Andreescu y su mentalidad y las dudas que pueden aparecer en el horizonte de Serena Williams.

La leyenda radiografió una final que, bien es cierto, se quedó algo descafeinada. "Creo que Serena estaba un poco sorprendida por lo bien que Andreescu, jugando en su primera gran final, manejó todo. Habiendo tenido un punto de partido con 5-1, Andreescu perdió cuatro juegos seguidos, hasta el 5-5, y si la canadiense hubiera perdido su servicio nuevamente, Serena probablemente habría seguido en el partido. Pero, incluso en esa atmósfera, y bajo una presión enorme, Andreescu pudo cerrar todo y concentrarse en lo que tenía que hacer. Andreescu solo se centró en jugar a la pelota. Todo lo demás no importaba."

"Ese tipo de presión solo le sucede a las leyendas y es imposible de cuantificar. Es un sentimiento único, que se vive en soledad"

"Andreescu, a pesar de que nunca antes había estado en esa situación, ya sea jugando en una final importante o si la multitud sólo apoyaba a una jugadora, simplemente siguió adelante. Si Bianca hubiera abrochado su primer punto de partido, habría ganado 6-3, 6-1, y habría sido una final sencilla. Serena realmente no había aparecido hasta ese momento. Pero entonces, de repente, Serena apareció. Si bien Andreescu tiene una gran variedad en su juego, no lo usó tanto en la final. Pero no usó esa variedad porque no necesitó hacerlo. Ella no necesitaba interrumpir el ritmo de Serena porque Serena no tenía de por sí ese ritmo. Si Serena hubiera jugado su mejor tenis, sigue siendo mejor que todas las demás. Desafortunadamente para Serena, ella no jugó bien. El mayor problema para Serena fue su servicio, que casi siempre es su arma más importante. Cuando Serena enfrenta puntos de quiebre, está acostumbrada a que su servicio la ayude con un 'ace' o un servicio fantástico. Las primeras tres veces que perdió su servicio fue por una doble falta: nunca la había visto hacer eso antes."

Martina nalizó también qué puede pasar por la cabeza de Williams tras cuatro finales perdidas de manera consecutiva. "Si tienes una debilidad en tu juego, de alguna manera la aceptas y lidias con ella. Pero cuando se rompe tu mejor tiro, te quedas pensando: '¿Qué hago ahora?' Eso hace que sea difícil encontrar tu ritmo. Además, cuando su servicio fue hacia abajo, llegó a ser angustiante emocionalmente. El servicio ha sido un arma tan grande para Serena, que el hecho de que se quedara sin él en la final fue realmente significativo, no se recuperó del todo. Y sí, Serena estaba nerviosa, era su cuarto intento en una final para igualar el récord histórico de 24 títulos de Grand Slam de Margaret Court. Ese tipo de presión solo le sucede a las leyendas y es imposible de cuantificar. Es un sentimiento único, que se vive en soledad. Todavía creo que puede llegar a 24 Slams, especialmente porque la superficie del Abierto de Australia le favorece, ya que es más rápida que el US Open. Pero, después de perder cuatro seguidas, cada final importante ahora será más difícil para Serena. Por un lado, habrá más jugadoras que piensen que pueden vencerla. Y también, la presión crecerá. Una buena Serena no será suficiente, necesita jugar el mejor nivel".

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter