Nadal habla de su calendario y reflexiona sobre sus motivaciones y el paso del tiempo

El español habló con diversos medios de comunicación desde Manacor sobre todo lo que cruza por su mente después de un nuevo éxito.

Rafael Nadal habla de calendario 2019 y sensaciones tras US Open 2019. Foto: gettyimages
Rafael Nadal habla de calendario 2019 y sensaciones tras US Open 2019. Foto: gettyimages

Es el hombre del momento y no puede escapar al fervor por conocer sus impresiones después del triunfo en el US Open 2019. Recluido ya en su entorno de Manacor donde puede descansar y recargar pilas, Rafael Nadal ha dedicado parte de su tiempo a hablar con los medios de prensa escrita sobre muy diversos asuntos. Merece la pena conocer las reflexiones de un hombre llamado a seguir engrandeciendo su leyenda y comprobar las secuelas físicas y mentales tras una batalla tan ardua como la librada en Nueva York. Recopilamos todo lo dicho por el genio balear y salen a la palestra declaraciones muy importantes y a tener en cuenta durante los próximos tiempos.

-Valoración del partido. "Lo tenía más o menos encaminado, pero todo cambió en poco tiempo y se puso cuesta arriba. Terminó siendo uno de esos encuentros que te quitan el aliento. Me costaba respirar en el último juego. Cuando el otro juega a un nivel tan alto como lo hizo Daniil hay que buscar soluciones, resistir como sea y eso es algo que estoy acostumbrado a afrontar en toda mi carrera. Estuve al límite, pero estoy muy feliz por haber ganado", dijo Rafa, que fue cuestionado sobre sobre si había sido uno de los mejores partidos de su carrera. "No lo he visto, así que es difícil valorarlo estando solo desde dentro. A nivel de emociones fue muy especial porque tuvo de todo", aseguró.

-Amonestaciones recibidas durante el encuentro. "No me enfadé, tuve que aceptar las cosas como vinieron. Si me hubiera quejado lo único que habría hecho sería perder energía y desconcentrarme, eso es lo que trataba de evitar. Creo que él podría haber tenido mano izquierda a la hora de dejar que nos recuperásemos entre punto y punto, pero no fue así y no me quedó otra que aceptarlo. Él es quien toma esas decisiones", declaró en un alarde de mesura.

-Motivación para continuar. "Siempre he hecho mi camino, nunca he competido para callar bocas y jamás pienso en lo que se pudiera decir de mí o en demostrar cosas a los que dudan. La ambición siempre debe ser personal, trato de huir del revanchismo y el rencor en todos los aspectos de mi vida", desveló el español que habló de lo que supone sentirse competitivo. "Luchar por las cosas que me motivan, aspirar a dar lo máximo y seguir optando a ganar los grandes torneos. Para eso soy consciente de que debo acortar el calendario. Actualmente llevo 11 torneos jugados y no sé con cuántos acabaré", argumentó antes de hablar de su longevidad. "Mucha gente dudaba de si iba a tener una carrera larga, yo también. Pero aquí estoy. Soy feliz con lo que hago en el día a día, disfruto de la competición y si el cuerpo me lo permite, seguiré jugando porque me encanta el tenis. Cuando uno se hace mayor debe cuidarse más y ser selectivo", declaró el balear.

-Emociones tras el partido y necesidad de descanso. "Hay que entender el momento. Las últimas horas fueron durísimas porque pasé de verme ganador a estar en una situación crítica. Fue mucho tiempo sufriendo física y mentalmente, acabé explotando", señaló un hombre que trata de recuperarse de todo lo vivido. "Estoy tocadillo la verdad, no me he recuperado aún, debo esperar a que el cuerpo vaya reaccionando poco a poco. El bajón físico y mental cuando acabas un torneo así es muy grande así que es preciso ir poco a poco. En mi casa puedo hacer las cosas a mi aire, tengo la posibilidad de descansar y esa sensación de libertad tan necesaria", declaró.

-Ejemplo inspirador para la sociedad. "Eso es alg que no me planteo a la hora de hacer cosas. Mis decisiones siempre van acorde a la educación que he recibido y lo que me parece correcto. He tenido la posibilidad de ver muchas cosas en diversas partes del mundo y es tan fácil como adoptar lo que me gusta y desechar lo que no. Si lo que transmito es positivo, me genera una gran satisfacción personal poder ayudar a la gente que cada mañana se va a trabajar y después de verme jugar lo hacen más contentos".

-Calendario y posibilidad de buscar el número 1 del mundo. "No es mi gran objetivo, ni nunca lo ha sido. A estas alturas de mi carrera no puedo permitirme marcarme esa meta porque tengo que concentrarme en ser competitivo todo el tiempo que pueda. Si con lo que juego me da para ser número 1 será genial, obviamente me pone muy feliz tener la posibilidad de ello a mi edad", señaló, dejando claro que no va a forzar para conseguir este reto. "No he tenido posibilidad de hablar aún con mi equipo. Me vine desde Nueva York todo lo rápido que pude, necesitaba descansar. Ahora me centro en la Laver Cup y lo único que tengo seguro es París y Londres. Queda por decidir Asia. Marcaremos los objetivos prioritarios en unos días, de aquí a final de año y también para la próxima temporada", señaló el español. "El 2020 será especial al ser año olímpico aunque en el tenis complica mucho el calendario eso. Debo tomer las decisiones adecuadas para poder llegar en la mejor forma posible.

-Relevo generacional en el tenis. "Llevamos años hablando de un cambio de guardia, pero todo ha ido a un ritmo mucho más lento del esperado. Es verdad que se han ido ya algunos, como Berdych, Tsonga o Ferrer, pero los que más Grand Slams hemos conseguido en los últimos años seguimos siendo Novak, Roger y yo. La lógica aplastante por evolución es que cada vez haya más jóvenes en el top-10 y llegue un momento en que nos desplacen de la élite. Medvedev, Khachanov, Rublev, Zverev, Aliassime, Shapovalov, Berrettini, son grandes jugadores que tendrán que dar un salto de calidad", argumentó.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes