"Estoy muy contento de volver a un lugar que abandoné por un tiempo: la felicidad"

El australiano Alex de Miñaur comparte las dificultades por las que pasó desde su lesión y su posterior vuelta: "Lo mejor que me ha pasado fue ver a un psicólogo".

Alex de Miñaur. Foto: Getty
Alex de Miñaur. Foto: Getty

Alex de Miñaur ha pasado por un periodo muy complicado. Uno que es mucho más frustrante que una serie de derrotas: las lesiones. El australiano tuvo que parar y no fue fácil el camino de regreso, uno que le ha generado un gran malestar y que le ha permitido valorar todo de una manera diferente. En palabras publicadas por 'Behind the Racquet', De Miñaur da rienda suelta a sus emociones y comparte momentos duros de los últimos meses.

"Lo pasé muy mal durante mi lesión. Esperaba volver al mismo nivel, pero terminé sin poder ganar un partido durante demasiado tiempo", comienza explicando Alex. "Empiezas a dudar de todo y te preguntas, ¿qué estoy haciendo aquí? ¿Por qué estoy viajando? Parece como si no hubiera aspectos positivos. Estás viajando, lejos de casa y comienzas a mirar solo los aspectos negativos. Se necesita mucho esfuerzo para volver a una mentalidad positiva para el próximo torneo, hasta que vuelvas a perder la primera ronda y la herida sea aún mayor."

"Empiezas a dudar de todo y te preguntas, ¿qué estoy haciendo aquí? ¿Por qué estoy viajando?"

De Miñaur va más allá, poniendo ejemplos del periodo tan difícil que experimentó. "En Queens este año, después de perder, no quería salir de mi habitación en todo el día. Terminé como a las 16h, fui al Tesco y compré cinco paquetes de caramelos, chocolate y una Coca-Cola. No hablé con nadie hasta el mediodía del día siguiente. Ahí es cuando sabes que estás en un mal momento y siendo negativo en tu cabeza. Lo que me di cuenta es que todo lo que sucede, dentro y fuera de la cancha, te afecta mucho cada vez que juegas. Me di cuenta de que primero tenía que lidiar con mis problemas fuera de la cancha para poder concentrarme exclusivamente en el tenis.

Fue en ese proceso cuando vio que necesitaba ayuda, y un psicólogo fue quien comenzó a trabajar día a día con el australiano. "El tenis es una batalla en sí mismo. La cantidad de cosas que tienes que hacer para prepararte para los partidos es increíble. Mi psicólogo tuvo que sentarme para hacerme saber que lo que yo creía que era increíble iba a generar nuevas tensiones. Me dijo que el trabajo que estábamos haciendo no era suficiente. De hecho, teníamos que hacer mucho más porque lo que estaba por venir era más difícil de lo que podía imaginar, porque las expectativas derivadas de mejorar un gran año llevarían a muchas dificultades. Ahora hablo con él casi todos los días por teléfono. Tengo tendencia a tener altas expectativas sobre mí mismo y si no lo logro, es cuando me enfado conmigo mismo. Mi psicólogo Intenta extraer calma, que disfrute, que es cuando juego mi mejor tenis. He tratado de reprimir muchas emociones diferentes pero no pude soportarlo más. Lo mejor que me ha pasado fue ver a un psicólogo. Estoy muy contento de volver a un lugar que abandoné por un tiempo: la felicidad."

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter