María Camila Osorio, el diamante colombiano

A sus 17 años, la tenista de Cúcuta alcanzó el Nº1 del mundo junior tras coronarse campeona del US Open cediendo tan solo un juego en la final.

Felicidad máxima de la última campeona del US Open. Fuente: Getty
Felicidad máxima de la última campeona del US Open. Fuente: Getty

No siempre debemos apoyarnos en un marcador, aunque esta vez da que pensar. María Camila Osorio, campeona este domingo del US Open Junior, fulminó en la gran final a su rival por 6-1 y 6-0. Su oponente, Alexandra Yepifanova, vivió en primera persona un vendaval del que ya se lleva tiempo hablando, un talento que desde hoy ocupa el lugar más alto del ranking junior. Sudamérica ya se frota las manos con esta jugadora nacida en 2001 que comienza a dar pasos de gigante hacia el profesionalismo. Así respondía la colombiana ya con el título bajo el brazo.

Final casi perfecta. “Es algo irreal, una gran semana para mí. Estoy muy feliz y agradecida por todo esto, todavía no puedo creer que gané. Cuando acabé el otro día mi partido de semifinales no estaba bien, no me encontraba bien, pero hoy ya estaba centrada en mi encuentro final. Cada vez que voy a jugar una final solo quiero ganar, solo me enfoco en ganar, solo en ganar. En cada punto intento dar lo mejor de mí, eso fue lo que hice”

Un objetivo claro. “He estado trabajando muy duro con mi servicio, creo que es uno de los golpes en los que más necesito trabajar para convertirme en profesional, porque eso es lo que quiero, ser profesional. Estoy completamente enfocada en eso. Hoy cuando cerré el partido con ese gran primer saque no me lo podía creer. De verdad, todavía no me creo que haya ganado este torneo, no sabía ni cómo celebrarlo, gracias a Dios por darme todo esto”.

Preparada para el salto. “Acabo de ganar un torneo de Grand Slam Junior, un Grand Slam al fin y al cabo, quizá pronto pueda hacer lo mismo entre los profesionales (risas). Siento que me estoy acercando al lugar donde quiero estar, mi objetivo es ser la Nº1 del mundo en el circuito profesional, así que esto solo es el comienzo. Tengo muchas cosas en las que trabajar y enfocarme”.

Colombia en las gradas. “Sí, había mucha gente de Colombia en las gradas animándome. También ayer, después de las semifinales, hubo mucho gente que me envió mensajes de texto y mensajes por Instagram de apoyo. Me decían que creían mucho en mí y que estaba haciendo un gran trabajo. Ahí fue donde empecé a pensar en lo que pasaría si acababa ganando el torneo. Estoy realmente agradecida por esto, quiero darle las gracias por toda esta semana”.

Futuro inmediato. “Ahora jugaré unos 60K aquí en Estados Unidos y luego algún que otro 25K, pero antes volveré a Colombia durante un par de semanas para entrenar y así preparar esos torneos. No jugaré la Orange Bowl, este ha sido mi último torneo junior. Tras esta semana creo que estaré como 230 del ranking o así, quiero enfocarme en ser profesional y obtener unna mejor clasificación WTA. Mi objetivo es entrar en la fase previa del Open de Australia, así que jugaré muchos torneos profesionales para ver si gano partidos y consigo entrar”.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter