Las claves de la victoria de Nadal ante Medvedev en la final del US Open 2019

Así fue cómo el español pudo superar a Daniil. El partido fue uno durante los dos primeros sets y medio. A partir de ahí, se convirtió en otro distinto. Lo analizamos.

Las claves de la victoria de Nadal ante Medvedev en la final del US Open 2019. Foto: Getty
Las claves de la victoria de Nadal ante Medvedev en la final del US Open 2019. Foto: Getty

Resaca. Es la palabra que definiría a la perfección cómo nos sentimos todos tras lo ocurrido anoche en Flushing Meadows entre Rafael Nadal y Daniil Medvedev en una final épica que parecía sentenciada en el tercer set en favor del español, cuando lideraba dos sets arriba y break a favor, pero el ruso empezó una remontada increíble que nos dejó una de las mejores finales de Grand Slam de los últimos años. Analizamos cuáles fueron las claves.

1 - Nadal impone su estrategia en los dos primeros sets - Desde el minuto 1, Rafa mostró sus cartas. No paraba de variar alturas, sobre todo al lado del revés, buscando bolas altas y sin fuerza, para que Daniil fuera quien generara la potencia y no pudiera atacar aprovechando la potencia de la bola de Nadal. Esto nos lleva a un control casi impoluto del juego por parte de Rafa, que siempre estuvo un puntito por encima que su rival. Medvedev no atacaba todo lo que debía y quería jugarle de tú a tú al balear desde el fondo. Lo único que intentó diferente el ruso fue tirar más el paralelo para sorprender a Rafa, así como intentar muchas dejadas aprovechando lo lejos que siempre golpeaba el español, pero era Nadal quien impuso su tenis en estos dos primeros sets.

2 - Break del tercer set, punto de inflexión - Es aquí donde se produce el cambio. El antes y el después. Medvedev se ve derrotado y se suelta. Se libera. Da dos pasos hacia adelante, empieza a recuperar pista y a soltar -al fin- su derecha y su revés. Presiona a Nadal, que al ver al ruso atacar con todo lo que le queda, se echa un poco hacia atrás, pierde pista y eso le hace dudar. A Daniil le empiezan a entrar sus zambombazos y al recuperar el break se crece. Gana confianza y siente que le entra todo. Su remontada empieza en el momento en el que empezó a ser agresivo de verdad.

3 - El aspecto físico - Aunque Nadal estaba por delante y realmente no pasó por muchos apuros en el marcador hasta ese momento, el partido estaba siendo muy físico, con intercambios muy largos y duros. No se les veía muy frescos, sobre todo al ruso, que casi parecía que iba a fundirse en cualquier momento pero no se sabe cómo, sacó fuerzas para un cuarto y quinto set. En la quinta manga, los dos estaban destrozados tras más de cuatro horas de partido. Daniil abría la boca, buscando aire, mientras que Rafa no dejaba de sudar pero pudo aguantar a nivel físico, mejor que un jugador 10 años menor que él. Meritazo.

4 - La red - Llegados a este punto, en el cuarto set, el partido cambia por completo. La exigencia física y el afán de Medvedev por ir hacia arriba le hace subir a la red y empezamos a ver un encuentro más propio de pistas rápidas que no de cancha lenta, como en los dos sets y medio anteriores. Hasta llegar a la final, en los seis partidos anteriores, Daniil solo subió ¡5! veces a la red con saque y volea. Anoche, ante Nadal, subió en ¡50! ocasiones, siendo 22 de ellas saque-volea. El ruso no es un experto en la volea pero ayer supo sacarse golpes verdaderamente asombrosos y ganó el 68% de los puntos en los que subió a la red, lo que habla de lo bien que también sabe desenvolverse ahí.

Nadal no se quedó atrás. Él subió a la red en 51 ocasiones y sacó-voleó en 20 de ellas. En total, Nadal se llevó el 77% de esos puntos en la red, la mayoría de ellos en los dos últimos sets. El partido comenzó jugándose desde el fondo y terminó decidiéndose en la red. Al ver a Medvedev irse más hacia arriba, eso empujó también a Rafa para cubrir la red, intentando acortar puntos y meter presión. El mayor rédito de Nadal en la red respecto a Daniil fue lo que declinó la balanza hacia su lado.

5 - Saber aprovechar los break points - La batalla mental se hace de vital importancia en los puntos importantes. En un quinto set, cuando Daniil viene tan lanzado, Nadal tiene que encarar dos break points nada más empezar la manga. El balear los salvó y es que todo podría haber sido muy diferente para él si el ruso se hubiera puesto 2-0 arriba. Luego, Medvedev tuvo un pequeño bajón mental y cedió dos de sus juegos al saque. Aunque recuperó uno, esos minutos "fuera" le sirvieron a Nadal cerrar la final a su favor. El balear no se fue nunca en esta quinta manga y ahí marcó la diferencia.

6 - El resto de Nadal - Quizá no seamos conscientes de que estamos ante uno de los mejores restadores de la historia. Medvedev se había plantado en la final haciendo que sus rivales no devolvieran más del 30% de sus primeros saques. Anoche, Rafa dejó ese número en solo el 14%. Es decir, puso en juego 86 de cada 100 primeros servicios del ruso. Se colocó muy atrás en la pista, ganando terreno y posibilidad de colocar un resto profundo ya que Daniil suele sacar más por potencia que por variedad de bola.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter