Las 10 conclusiones que deja el US Open 2019

Desgranamos en profundidad todo lo que se puede extraer de estas dos semanas de US Open 2019 repletas de emoción y buen tenis.

Rafael Nadal, campeón del US Open 2019 con muchas conclusiones. Foto: gettyimages
Rafael Nadal, campeón del US Open 2019 con muchas conclusiones. Foto: gettyimages

Costará mucho interiorizar todo lo vivido y valorar en su justa medida el tremendo espectáculo que ofrecieron Rafael Nadal y Daniil Medvedev. Fue el colofón inmejorable a un US Open 2019 en el que el espectáculo lució en su máximo esplendor. La buena climatología imperante en las dos semanas favoreció el correcto desarrollo de un torneo que puede erigirse en punto de inflexión, tanto en el tenis masculino como femenino. Bianca Andreescu logró la hazaña de vencer a Serena Williams y alzarse con el primer Grand Slam de los muchos que parece entreverse que pueda alcanzar en su carrera. Pero hay mucho más. Analizamos al detalle cómo puede influir todo lo vivido en Flushing Meadows.

1. Rafael Nadal, lo más parecido a un ser superior

El poder mental y la habilidad tenística que demostró el español cuando un partido que tenía ganado parecía escapársele de las manos fue uno de los ejercicios más impresionantes de la historia del tenis. Aguantó el chaparrón, nunca se recriminó nada y luchó hasta el final buscando soluciones que le dieron el merecido triunfo. 19º título de Grand Slam en su palmarés con un sabor especial y la sensación de frenar un tsunami.

2. Daniil Medvedev es el hombre llamado al relevo generacional

Cualquier otro joven de 23 años se habría relajado con dos sets a cero y break en contra en el tercer ante una leyenda como Rafa. No tenía nada que demostrar, su gira era ya perfecta, pero Medvedev tuvo la capacidad de sacar a relucir ese tenis inabordable que le presenta como un tenis de época que ayer comenzó a fraguarse y debería tener continuidad a corto plazo. Increíble juego, inconcebible concentración y actitud calmada y ganadora, y un potencial infinito.

3. Novak Djokovic y una preocupante lesión que puede cambiarlo todo

Todo parecía ser un cuento de hadas para el serbio en esta temporada. Después de ganar en Wimbledon, afrontaba la última parte del año con mucho margen en el ranking respecto a sus perseguidores y la sensación de que iba a seguir agrandando su palmarés. Sin embargo, una lesión que comenzó en Cincinnati y se agravó en Nueva York le privaron una oportunidad en el último Grand Slam del año y, lo que es más grave, despiertan viejos fantasmas de lesiones y ponen en riesgo el número 1 del mundo a final de temporada.

4. Roger Federer, incapaz de imponer su ley en la Gran Manzana

No hay manera. Ya sea el desgaste físico y emocional de una larga temporada, la humedad, rivales inspirados o simplemente días aciagos con su tenis, el suizo es incapaz de vencer en Nueva York. Lleva once años sin levantar el título y sufrió una gran decepción este año al caer en cuartos de final, justo cuando tenía el camino despejado por la ausencia de Djokovic en rondas finales.

5. Estrellas que nacen y otras que resurgen

Han sido dos de los fenómenos más apasionantes del torneo: la eclosión de Matteo Berrettini y la alegría que supone comprobar que Grigor Dimitrov puede volver a ser un jugador que compita por lo máximo. También hubo jugadores inesperados que elevaron su nivel, como Andrey Rublev, Dominik Koepfer o el mismo Hyeon Chung, cuyo gran torneo llegando a tercera ronda es la primera piedra en su proceso de recuperación tras un largo período de lesiones.

6. Bianca Andreescu honra al tenis

El futuro es ahora. La canadiense mostró una determinación y madurez en pista incompatibles con esos 19 años que tiene. Polivalente en su estilo y con una capacidad mental sublime, Andreescu puso la primera piedra de algo que podría entreverse como un auténtico imperio. Si es capaz de gestionar las emociones que suponen este título puede hacer historia porque da una sensación tremenda de ser inabordable para sus rivales.

7. Serena Williams, la ambición tornó en obsesión y nervios incontrolables

Cuatro finales perdidas es un dato grave para una de las mejores de la historia, pero mucho más lo es la manera de perderlas. Incapaz de desplegar un nivel de juego aceptable, viéndose inferior claramente desde el inicio y con una actitud muy mejorable. A la estadounidense no le llega para imponer su ley ante las mejores del mundo, sigue con mucho margen de mejora en lo que a movilidad se refiere y con un bloqueo mental cuando se ve cerca de la gloria.

8. Bloqueo de la zona noble del ranking

Simona Halep, Naomi Osaka y Karolina Pliskova están siendo incapaces de brillar con cierta continuidad en los grandes torneos. En este torneo ha sido Elina Svitolina quien representó a este póker de jugadoras más sólidas del mundo, pero se topó en semifinales con una gran versión de Serena. Es imposible encontrar un claro referente en cuanto a consistencia y regularidad y el ranking podría dar un vuelco si siguen así.

9. Belinda Bencic vaticina grandes emociones de futuro

Gran noticia ver a la suiza de 22 años volver a un territorio que ya pisó cuando era adolescente pero para el que no estaba preparada. Ahora afronta esta nueva etapa como top-10 con un tenis mucho más completo y, sobre todo, la experiencia y madurez que da haber superado momentos difíciles. Su gran torneo en Flushing Meadows puede ser un aviso a navegantes de que está preparada para el asalto a la gloria.

10. Garbiñe Muguruza sigue sin encontrar soluciones

Una nueva decepción sumó la jugadora española, incapaz de encontrar ni siquiera una versión aproximada de ese nivel de juego que le llevó a ser la mejor. Ni con un cambio de entrenador ha encontrado a corto plazo las soluciones esperadas y tendrá que ser en 2020 cuando busque despertar de un letargo que se prolonga ya dos años.

Todo lo bueno llega a su fin y el US Open 2019 echa el cierre de los Grand Slams en una temporada en la que Roger Federer ha visto cómo su ventaja en títulos de esta categoría sobre los otros miembros del Big3 ha menguado notablemente. Rafael Nadal y Novak Djokovic han vuelto a repartirse los torneos más importantes del calendario y sujetan la rebelión de unos jóvenes mejor representados que nunca por Daniil Medvedev. El futuro es ahora en el tenis femenino, con una Bianca Andreescu que puede dar comienzo a un imperio. El tenis no se detiene y aún hay mucho en juego en lo que resta de año. ¡Que continue el espectáculo!

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter